Skip to content

CARLOS MARTIEL: HERIDA OSCURA

Steve Turner presenta Herida Oscura, exposición online de Carlos Martiel (La Habana, 1989) en la que se reúne una serie de fotografías que documentan varios de sus performances de los últimos trece años. El artista cubano usa su cuerpo como eje de conflicto para desenterrar asuntos de raza, migración, aislamiento e injusticia.  

Desde 2007, Carlos Martiel ha presentado 90 performances, muchos de los cuales se nutren de la experiencia de minorías estructuralmente oprimidas y marginadas cultural e históricamente. El artista investiga esta herencia colectiva de dolor, resistencia y supervivencia para transformarla en rituales corporales de violencia y sacrificio autoinfligidos, canalizando a través de un lenguaje visceral su visión radical y sincera de la larga lucha de la humanidad con la alteridad. Las contundentes y poéticas imágenes creadas y encarnadas por el artista ofrecen un testimonio de aquellas verdades incómodas que siguen sacudiendo nuestras sociedades hasta la médula.

Carlos Martiel, Stampede, 2017, impresión en aluminio, 50 x 70 cm. Edición 3/3 + 2 AP. Foto: Michael Duke

“Mi trabajo nació en Cuba como una necesidad de expresión y respuesta a determinadas problemáticas que me afectaban. Ya fuese el racismo, la migración, o el abuso de poder por parte de las autoridades. Mi trabajo posee una naturaleza crítica y no va ser diferente fuera de Cuba; para mí no tiene sentido el ir por el mundo criticando los males de Cuba. No por una cuestión de falso orgullo patrio, pero me parece más interesante utilizar lo que los diferentes contextos me ofrecen. Es como ir a La Habana y hacer una obra sobre la inmigración africana en Europa, ¿qué sentido tiene? En mi obra el contexto lo es todo, lo único que he hecho dentro y fuera de Cuba es ser consecuente con lo que pienso. En cuanto a nombrar la soga en casa del ahorcado, lo más que puedo decir es que los males de mi pueblo son los males del mundo. Mi compromiso es con la dignidad humana”

Carlos Martiel en entrevista con el escritor y curador ecuatoriano Cristóbal Zapata.  

Carlos Martiel, Cauce, 2017, impresión en aluminio, 50 x 70 cm. Edición 1/3 + 2 AP. Foto: Martin Cohen

En la muestra que presenta Steve Turner (Los Ángeles, Estados Unidos) se incluyen trabajos como Intruder [America] (2018), en el que Martiel se queda de pie, descalzo, sobre una plataforma con el mapa de EEUU hecho con púas de valla de seguridad anti-escalada. Este performance está pensado desde el contexto de la crisis migratoria en EEUU, que se ha intensificado y exacerbado tras la elección de Donald Trump.  

En esta misma línea, Cauce (2017) reflexiona sobre los principales desafíos que enfrentan determinados grupos de inmigrantes en California, y en EEUU en general, por no contar con estatus migratorio. Esto, sumado a los bajos niveles de educación y un limitado manejo del inglés, reduce sus posibilidades de acceso a mejores oportunidades, manteniéndolos con una baja calidad de vida. Aquí, vemos a Martiel incrustado en un bloque de barro durante dos horas, mientras gotas de agua caen del techo a su boca.

Carlos Martiel, Agonía Romaní, 2019, impresión en aluminio, 100 x 70 cm. Edición 1/3 + 2 AP. Foto: Giorgio Sacher. Galleria Gilda Lavia, Roma, Italia.

El pueblo Romaní, o comúnmente conocidos como “gitanos”, es una minoría étnica en Europa. Aunque no se tiene exactitud de su origen histórico, algunas teorías apuntan que llegaron a territorio europeo a través de dos grandes migraciones. En su largo peregrinar de siglos y hasta el día de hoy, los romà han sufrido incontables violaciones a sus derechos humanos, tales como esclavitud, represión o persecución política. En la actualidad, algunos de los principales retos que enfrenta esta comunidad es la estigmatización social que los hace víctimas de la xenofobia, el racismo la pobreza, y la exclusión del mercado laboral.

Agonía Romaní (2019) fue concebida a partir de los elementos y colores que conforman la bandera Romaní. En este performance, Carlos Martiel permanece de pie sobre una escultura cuyo diseño remite a una rueda. Tres europeos de diferentes nacionalidades se turnan una mandarria con la cual golpean la escultura hasta volverla añicos.

Carlos Martiel, Ascendencia Charrúa, 2018, impresión en aluminio, 50 x 70 cm. Edición 1/3 + 2 AP

Los Charrúas son un pueblo amerindio que, a la llegada de los españoles al Río de la Plata, en el siglo XVI, ocupaban el área norte y sur del Río Negro, y se acercaban a la costa del océano Atlántico en el departamento de Rocha dentro del actual territorio uruguayo. En el 1831, los Charrúas fueron drásticamente reducidos a causa de un ataque liderado por Fructuoso Rivera que organizó un ejército para expropiar las tierras en las que se movían libremente. Este hecho histórico es conocido como la matanza de Salsipuedes, donde asesinaron a más de 40 Charrúas y otros 300 fueron capturados y enviados a la capital del país en una marcha forzada.

La mayor parte de los prisioneros, fundamentalmente mujeres y niños, quedaron a cargo de familias en Montevideo donde fueron esclavizados y cristianizados. Cuatro adultos fueron enviados a Francia donde fueron exhibidos al público como ejemplares exóticos, y donde muy pronto murieron.

Ascendencia Charrúa (2018) es una colaboración de Martiel con Mary Correa (Marithué), una artista uruguaya de origen Charrúa que accedió a que la silueta de su cuerpo fuese esculpida en una de las paredes del Espacio de Arte Contemporáneo de Montevideo a golpe de cincel y martillo. Con los escombros retirados se cubrió parte del cuerpo de Carlos Martiel. Esta obra reflexiona en torno el vacío histórico de la propia memoria ancestral que se vive en Uruguay, así como al etnocidio y la violencia perpetrada por el gobierno para invisibilizar, discriminar y restarle a esta población originaria sus derechos fundamentales por los cuales continúan luchando a pesar de la opresión sistemática que han vivido.

También te puede interesar

Vista de la exposición Diamante en bruto, en Arte Continua, La Habana. Foto: Nestor Kim. Cortesía: Galleria Continua, San Gimignano / Beijing / Les Moulins / Habana

Diamante en Bruto.artistas Cubanos en la Habana

Arte Continua, en La Habana, presenta "Diamante en bruto", exposición colectiva de los artistas cubanos Iván Capote, Yoan Capote, Arlés del Río, Osvaldo González, Luis López-Chávez, José Mesías, Reynier Leyva Novo y Susana Pilar...

Vista de la exposición "Aquí no pasa nada", de Miguel Aguirre, en Galería del Paseo, Lima, 2019. Foto: Juan Pablo Murrugarra

MIGUEL AGUIRRE: AQUÍ NO PASA NADA

"Aquí no pasa nada", de Miguel Aguirre, no solo nos acerca al contexto político y los símbolos de poder que representan a la nación en los años previos a cumplirse el Bicentenario de la...