Skip to content

MARCO GODOY: REFLEJAR LA VOZ DE LA PROTESTA

Hace casi una década, el artista español Marco Godoy (1986) comenzó a captar la voz de las protestas. Interesado en la relación entre arte y activismo, el madrileño ha desarrollado proyectos como el Archivo de Protesta o Reclamar el Eco, donde frases como “No tenemos miedo” o “Estas son nuestras armas” se transforman en cantos e integran históricos archivos digitales. 

Godoy aterrizó en Chile días antes del comienzo del estallido social. En las marchas y en la denominada “primera línea”, reunió parte de las obras que son expuestas en la Galería Patricia Ready, en una muestra –la primera en Santiago- que permaneció abierta solo por un par de días. Aludiendo a una forma de organización donde cada unidad puede gobernar, Heterarquía: ven, seremos propone un espacio de diálogo; un lugar de encuentro que trate, desde una dimensión simbólica, lo que ocurría en las calles del país hasta decretada la cuarentena. 

Al servicio de la visión, de Marco Godoy, escudos espejados usados en enero de 2020 por la "Primera Línea" de las protestas en Santiago de Chile. Foto cortesía del artista
Al servicio de la visión, de Marco Godoy, escudos espejados usados en enero de 2020 por la «Primera Línea» de las protestas en Santiago de Chile. Foto cortesía del artista

El lenguaje de las protestas ha sido fundamental en tu trabajo. ¿Cómo has visto el desarrollo de la movilización en Chile?  

El lenguaje de protesta mide muy bien la situación social y el grado de enfado. Me interesa cómo el lenguaje va cambiando y cómo se van incluyendo nuevas frases a las protestas, desde un lenguaje de izquierda tradicional -perteneciente más a la generación de mi padre- a uno actual, donde hablan de una lucha más afectiva, de la unión… En Chile he visto una protesta donde es importante una visión no binaria, queer, muy consciente de entender la sociedad como una red de apoyo, más allá del individualismo; con la necesidad de vincularnos, de cuidarnos los unos a los otros. Es una movilización que da importancia a la dimensión política de los afectos.

El uso de los escudos espejados en la “primera línea” ha llamado mucho la atención. Antes de exponerse en la galería fueron utilizados por los mismos manifestantes para enfrentarse a las fuerzas policiales. ¿Qué tan importante es para ti el situar la obra en el espacio público? 

Me interesa que la obra viva en el espacio público, que tenga vida propia, que sea un movimiento pendular; que lo quepase en una manifestación también pueda servir para que la protesta entre en una sala de exposición. Cuando llegué a Chile tuve que replantear mi muestra con todo lo que ocurrió desde el 18 de octubre. Me impactó muchísimo el encontrarme con un país tan distinto al que conocía desde los últimos dos años. Por esa razón, le comenté a Patricia Ready que era importante escuchar lo que estaba pasando en las movilizaciones. Además, los escudos en la galería son una forma de financiar la producción de otros para la “primera línea”, como parte de ese mismo movimiento pendular que me interesa lograr en los trabajos.

A propósito de estas obras, decidiste vincularlas con el mito de Medusa y Perseo. En este, Medusa convertía a la gente en piedra con la mirada, y Perseo, a su vez, logra acabar con ella a través de un escudo de espejos. ¿Cuán fuerte se vuelve esta relación en medio de una protesta marcada por la mutilación visual?

La violencia policial ha dejado muchísimos mutilados oculares; hasta la fecha más de 400, convirtiendo al ojo en un símbolo en la protesta. Dañar los ojos de manifestantes usando perdigones es una forma de amenaza, pero también una manera de dañar la capacidad para ver el futuro, que es lo que está en juego con el estallido social: el poder imaginar una sociedad más igualitaria.  

En el mito de Medusa, la visión era esencial para no morir y el reflejo era el elemento protector. La referencia mitológica en el uso del espejo tiene el aprendizaje de imaginar para vencer y reflejar la fuerza para acabar con un peligro que es mucho mayor que nosotros. 

Al servicio de la visión, de Marco Godoy, escudos espejados usados en enero de 2020 por la "Primera Línea" de las protestas en Santiago de Chile. Foto cortesía del artista
Al servicio de la visión, de Marco Godoy, escudos espejados usados en enero de 2020 por la «Primera Línea» de las protestas en Santiago de Chile. Foto cortesía del artista

Aplicándolo a la realidad, ¿quién o qué sería derrotado? 

En el ámbito político, vemos cómo las cosas están opuestas unas a otras, se construyen constantemente polarizaciones de una misma situación. Desde que estalló el movimiento se habla mucho de las manifestaciones violentas, y cuando llegué me di cuenta que la violencia se ejercía por parte de los carabineros para disolver las manifestaciones pacíficas. En esta dualidad, no apoyo la violencia, pero apoyo la “primera línea” como protector de la manifestación.

La primera pregunta que me surgía en la plaza es ¿quién es el violento? La verdadera violencia en Chile es estructural; es la violencia económica y social que mantiene a la gente endeudada, que se privatice el agua, o que permita que los policías disparen contra manifestantes. Creo que los escudos tienen una función de protección como herramienta, pero también de amuleto. Ojalá los movimientos sociales desde octubre de 2019 sirvan para avanzar en que haya menos desigualdades.  

Tu muestra también integra fotografías y esculturas. Usaste una cámara GoPro en los escudos de la “primera línea”. ¿De qué trata ese material?  

Sí, además de la serie de escudos de espejo, hay frases que han surgido de la protesta, traspasadas a moldes directos del monumento de la fundación de Santiago en la Plaza de Armas. Así, “Hasta que valga la pena vivir”, “Ven, seremos” o “Furia Cuir” están esculpidas como monumentos. También hay una serie de fotos térmicas que hablan de este calor que se pierde constantemente, y un círculo de monedas que gira y eclipsa el peso con el dólar. 

Dentro de los escudos espejos que se usaron en la protesta se insertó una cámara GoPro, con el fin de documentar la “primera línea” desde la vista del escudo. A esa altura no se ven caras: solo manos y cuerpos. Es una documentación que registra cómo se defiende la manifestación usando piedras y las propias manos de los “primera línea”. Son videos en cámara lenta que, finalmente me pareció que no era un material apropiado para esta exposición. De todas formas, son parte del contenido documental de Al servicio de la Visión, nombre del proyecto más amplio en el que he trabajado en Chile.  

Vista de la exposición "Al servicio de la visión", de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready,  Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería
Vista de la exposición «Al servicio de la visión», de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería

En este proceso creativo, has enfatizado en tu interés por el presente de las sociedades. ¿Cómo lo determinas? 

Los trabajos son una oportunidad para acercarse a lo que está pasando y tratar de digerirlo. Mi trabajo está influenciado por los cambios que se pueden dar en una sociedad; aprender cómo evolucionan y ver cómo se ordena lo simbólico en la actualidad.

En ese sentido, se ha discutido reiteradamente el rol del artista en medio de las problemáticas sociales. ¿Cómo lo afrontas tú? 

La protesta es como un ser vivo que muta, crece y avanza según cambian los contextos y las demandas. Así, la protesta chilena tiene la capacidad de condensar el descontento que está en el aire, el que costaría analizar tan claramente si no hubiera ocurrido el estallido. Entonces, para mí es importante hacer un ejercicio de escucha, entender qué lenguaje se usa, cómo se organiza la gente, si la protesta es pacífica o no, cómo surge la violencia y cuáles son sus dinámicas. Trabajo siempre desde las imágenes y también entiendo las limitaciones del medio, pero creo que es importante poder elaborar alternativas visuales que nos acerquen a lo que está pasando, fuera de la lógica del documental o los medios de comunicación.  

Eclipse Total (sólar - peso chileno). Vista de la exposición "Al servicio de la visión", de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready,  Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería
Eclipse Total (sólar – peso chileno). Vista de la exposición «Al servicio de la visión», de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería

LA VIOLENCIA DEL PRESENTE

Tratando un tema que sin duda se relaciona con el poder y la violencia, ¿cómo te vinculas con este último desde tu rol artístico? 

No creo que tenga mucho que aportar desde la violencia. Las imágenes violentas generan un rechazo; el ojo se cierra, es incapaz de ver o se posiciona más firmemente en lo que ya pensaba con antelación. Por eso siento que no sirve mostrar imágenes violentas. 

Has comentado que tu muestra es más bien un espacio de diálogo y empatía… 

Sí, trabajar desde el ámbito artístico puede generar imágenes o situaciones que tienen una posibilidad de empatía. Las imágenes de las protestas ya las hemos visto; las demandas, los gritos, la violencia. Entonces, la idea es preguntarse cómo producir imaginarios distintos que nos permitan entender las demandas desde registros distintos, nuevos.

Y también has enfatizado en hablar desde la afectividad y no desde la efectividad… 

Efectividad, una palabra connotada y que proviene de una lógica de la eficacia que no se relaciona con los trabajos artísticos, pero cuando estos tratan una temática social se suele preguntar ¿cuál es su efectividad?. El alcance de los trabajos artísticos está dentro de otros parámetros abstractos difíciles de cuantificar. Antes que medirlos en efectividad, prefiero hablar de ellos en términos de afectividad; de los vínculos, no tanto desde la ideología sino desde un vocabulario empático que hable de los vínculos que se generan.  

Serie El calor de lo imposible. Vista de la exposición "Al servicio de la visión", de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready,  Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería
Serie El calor de lo imposible. Vista de la exposición «Al servicio de la visión», de Marco Godoy, en la Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2020. Foto cortesía de la galería

Inevitablemente esta temática se vincula al poder. ¿Qué has logrado identificar? 

El poder es como un fractal que funciona de forma muy parecida, en un nivel pequeño y en una estructura social grande. Por ejemplo, en una estructura de una familia, las relaciones entre los individuos están afectadas por las emociones: la rabia, la inseguridad, la envidia, la soberbia, etc. En una escala mayor, emociones parecidas afectan cómo construimos la sociedad. Así, intercambios irracionales entre nosotros se replican en las relaciones de poder que existen en un Estado.

En este sentido, me siento muy atraído con las manifestaciones porque, como organizaciones colectivas, expresan el descontento, pero también nos ayudan a medir el estado de una sociedad: las relaciones que antes estaban ocultas se dan a conocer. El estallido, desde octubre, también nos ha dejado ver lo polarizado que está Chile, y es un ejercicio de enfrentarse a uno mismo, en su reflejo.


Marco Godoy (Madrid, 1986) se ha formado en el MA Photography del Royal College of Art (Londres), en el “Video and new media” del SAIC Chicago y es licenciado en Bellas Artes por la UCM. Su trabajo ha abordado asuntos como la construcción del valor y las jerarquías (en el contexto de la crisis financiera del 2008), entendiendo el poder como una escenografía teatral, el potencial del lenguaje de la protesta y, recientemente, ha trabajado sobre cómo se construyen las fronteras europeas tanto sus arquitecturas como su legitimación simbólica en el discurso político. Sus procesos implican el video, la producción de objetos y la colaboración. Su trabajo se ha mostrado en instituciones como el Palais de Tokyo, Centre Georges Pompidou, Whitechapel Gallery y Matadero Madrid, entre otros.

Patricio Aguilera Zulantay

Patricio Aguilera Zulantay

Periodista. Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile. Fotógrafo independiente

Más publicaciones

También te puede interesar

EL COLECCIONISMO EN TIEMPOS DE CRISIS

Apoya a los artistas a un nivel sostenible, no basado en objetos. Las formas útiles de hacer esto son: pagar el arriendo de su estudio, comprarles materiales, aportarles subsidios, financiar viajes, residencias, exposiciones y...