Skip to content

ARTISTAS PARTICIPANTES DE LA TRIENAL DE AICHI PUBLICAN CARTA EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Un grupo de artistas, entre quienes se encuentran varios latinoamericanos como Pedro Reyes, Tania Bruguera, Javier Téllez y Regina José Galindo, ha firmado y puesto a circular públicamente una carta en la que condenan un acto de censura ocurrido en la Trienal de Aichi, que se celebra en las ciudades de Nagoya y Toyota de esa prefectura japonesa, entre el pasado 1° de agosto y hasta el 14 de octubre de este año.

Los firmantes condenan el cierre, el pasado 3 de agosto, de una sección especial de la Trienal, titulada After Freedom of Expression? [¿Después de la libertad de expresión?], que aborda, precisamente, la historia de la censura en Japón, luego de que la institución recibiera amenazas por la inclusión de una obra en particular de los artistas surcoreanos Kim Seo-kyung y Kim Eun-sung: la escultura de un cuerpo femenino que conmemora a aquellas mujeres asiáticas –sobre todo coreanas- que fueron forzadas a ejercer como esclavas sexuales por las tropas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial, y a quienes se les llamó bajó el eufemismo «mujeres de confort» o «mujeres de consuelo».

Los artistas participantes que firman la carta amenazan también con retirar sus obras de la Trienal de no reabrirse esta sección. El escandaloso incidente se da además en medio de otras circunstancias casuales, ya que, por un lado, las tensiones entre Japón y Corea del Sur van en escalada y, por otro, se trata de una edición de la Trienal donde paradójicamente el tema central es “la sensacionalización de los medios que, en el presente, plaga y polariza a la gente alrededor del mundo”, según el director artístico de la Trienal de Aichi, el periodista y activista Daisuke Tsuda.

La obra censurada, que se titula Statue of a girl of peace, habría sido inmediatamente comprada por el periodista y productor catalán Tatxo Benet, quien ya cuenta con cerca de 60 obras de arte censuradas en diferentes países, y que se expondrán pronto en un Museo de la Libertad, según una nota de Público.

A continuación, la carta:

12 de agosto de 2019

Nosotros, los artistas abajo firmantes que participamos en la Trienal de Aichi (Japón, 2019), condenamos la decisión de cerrar una sección completa de la exhibición como un acto inaceptable de censura. La sección titulada “¿Después de la libertad de expresión?”, un proyecto especial de la Trienal de Aichi, se cerró indefinidamente al público el pasado 3 de agosto debido a la presión política del Estado, así como la presión de fuentes anónimas que amenazan con tomar acciones violentas y terroristas a menos que las obras en cuestión sean retiradas de la exposición.

Como expresamos públicamente en una carta anterior, repudiamos estas amenazas que incitan a la violencia contra el personal de la trienal y las obras de arte censuradas. Sin embargo, si bien creemos que se deben tomar todas las precauciones para garantizar la seguridad mental y física del personal de la exposición y de los visitantes de la Trienal, insistimos en que “¿Después de la libertad de expresión?” debe abrirse y permanecer abierta al público hasta el cierre programado de la exposición.

El objetivo principal del ataque en este caso es la obra Statue of a Girl of Peace (Estatua de una niña de paz), de Kim Seo-kyung y Kim Eun-sung, una escultura que intenta reparar la memoria histórica centrada en la esclavitud sexual militar de Japón (llamada eufemísticamente “consolar a las mujeres”), un asunto histórico que es continuamente reprimido en Japón. Consideramos que es una obligación ética defender las voces de los artistas expositores y el trabajo que exhiben. La libertad de expresión es un derecho inalienable que debe defenderse independientemente de cualquier contexto.

Los ataques a la libertad incluyen: (1) Los desafortunados comentarios del alcalde de Nagoya, Takashi Kawamura, que piden el cierre permanente de “¿Después de la libertad de expresión?”; (2) Una declaración hecha por el secretario en jefe del gabinete, Yoshihide Suga, amenazando con dar cese al futuro financiamiento de la Trienal a través de la Agencia Nacional de Asuntos Culturales; (3) Numerosas llamadas anónimas en las que se hostiga al personal de la exposición; (4) Un fax que amenaza con una acción terrorista a menos que se cierre la sección.

Creemos que la decisión de los organizadores de la Trienal de Aichi de rendirse ante amenazas irracionales y demandas políticas viola la libertad de expresión y cuestionamos su decisión de cerrar la sección “¿Después de la libertad de expresión?” sin discutirlo previamente con los artistas participantes, los demás curadores y los organizadores de la exposición especial. Fundamentalmente, no estamos de acuerdo en que este sea un tema de “gestión de riesgos” sino de censura, un hecho que ha sido denunciado públicamente por Amnistía Internacional Japón, AICA Japón, Pen International y la prensa local e internacional.

Como institución cultural, es responsabilidad de la Trienal de Aichi defender los derechos de sus artistas expositores y proteger la libertad de expresión. Entendemos que no es una decisión fácil de tomar cuando la vida y la seguridad de las personas están en juego. Pero como institución pública, también es su responsabilidad trabajar en colaboración con las autoridades correspondientes para proporcionar protección y seguridad a su personal, público visitante y cualquier persona involucrada en la exposición. Es responsabilidad de la autoridad llevar a cabo una investigación seria y formal como sería lo estándar en el caso de cualquier amenaza terrorista. Todas estas medidas deberían haberse tenido en cuenta antes de cerrar la sección de la exposición.

De ninguna manera queremos comprometer al personal de la Trienal de Aichi y sus espacios de exhibición con quienes hemos tenido una relación positiva y de apoyo mutuo. Les agradecemos su arduo trabajo y los apoyamos en este momento difícil. Sin embargo, ha pasado más de una semana desde que se censuró “¿Después de la libertad de expresión?”. Durante este tiempo, los organizadores han cumplido en organizar una discusión abierta con los artistas y hemos insistido en la importancia de reabrir la exposición. Además, al menos dos personas han sido detenidas en conexión con las amenazas terroristas. Sin embargo, no se nos ha dado ninguna señal de si la exposición censurada será reabierta.

Por lo tanto, como un gesto público de solidaridad con los artistas censurados, exigimos que los organizadores suspendan temporalmente la exposición de nuestras obras de arte en la Trienal mientras “¿Después de la libertad de expresión?” permanezca cerrada al público.

A través de esta acción, esperamos sinceramente que los organizadores de la Trienal de Aichi nuevamente abran la sección “¿Después de la libertad de expresión?” y continúen con su valioso trabajo sin obstruir la libertad de expresión dando paso a la intervención política y la violencia.

La libertad de expresión importa.

 

Tania Bruguera 

Javier Téllez 

Regina José Galindo 

Mónica Mayer 

Pía Camil 

Claudia Martínez Garay 

Minouk Lim 

Reynier Leyva Novo 

Park Chan-kyong 

Pedro Reyes 

Dora García 

Ugo Rondinoni

Acá también puedes revisar la declaración oficial del director artístico de la Trienal de Aichi, el periodista y activista Daisuke Tsuda

Compartir

También te puede interesar

Francisco Masó, de la serie "Registro estético de fuerzas encubiertas", página 6, volumen I, 2017. Cortesía del artista

FRANCISCO MASÓ: SURREPTITIOUS STRIPES

"Surreptitious Stripes" reúne obras del artista cubano Francisco Masó que han sido concebidas como volúmenes de veinte páginas en los que se despliegan, una a una, pinturas de configuración abstracto-geométrica, que tienen como punto...

El Sentir de Todas las Voces:bienal de Gwangju

Gwangju, la ciudad de la Bienal, está hoy posicionada como  centro cultural de Corea del Sur y del mundo. Con los años, gracias a significativos esfuerzos, la Bienal de Gwangju ha ido creciendo y…

LA 12° BIENAL DE LA HABANA: BOICOT O MARATÓN DE COMPRAS

En los próximos días, bandadas de coleccionistas, curadores, directores de museos y marchantes con dólares hasta los dientes llegarán de Florida en vuelos chárter aprobados por el Departamento de Estado para descender en la 12° Bienal de…