Skip to content

Alberto Cruz.el Cuerpo del Arquitecto no es el de un Solo Hombre

De primera mano –y en primera persona– los cuadernos del arquitecto, académico y Premio Nacional de Arquitectura 1975 Alberto Cruz (Chile, 1917-2013) dan cuenta de su peculiar metodología de observación, una manera de pensar, enseñar, aprender y crear. Un lenguaje que es, al mismo tiempo, palabra y dibujo.

La exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, que se presenta actualmente en el Museo de Artes Visuales (MAVI) de Santiago bajo la curaduría de María Berríos, presenta por primera vez los cuadernos inéditos de Alberto Cruz, que durante toda una vida fueron su laboratorio personal de experimentación, un archivo íntimo de su manera de recorrer, investigar y hacer mundo.

“Para Alberto dibujar no era nunca solo dibujar; trazar con el lápiz formaba parte de una manera de aprender, de enseñar y de exponerse a los ‘actos’ de vida. El dibujo de Cruz no buscaba actuar en aislamiento, sino que en conexión con otros. Él planteaba que dibujaba en sucesión, que cada dibujo tomaba algo que otro dibujo le reservó. Y al mismo tiempo su dibujo salía al mundo, a la posibilidad del encuentro con otros”, escribe María Berríos en el catálogo que acompaña a la muestra, que cuenta con ensayos monográficos del curador y escritor Pablo Lafuente y el profesor y arquitecto Fernando Pérez Oyarzún.

Los papeles de Alberto Cruz están atravesados por su obra colectiva, aquella revolución de la arquitectura conocida internacionalmente como la Escuela de Valparaíso, cuyo legado vivo permanece en la Escuela de Arquitectura que refundó, el grupo Amereida y la Ciudad Abierta. Fue en esa experiencia de «unidad de vida, trabajo y estudio”, a la que dedicó toda una vida, en que se fundamenta la pedagogía radical que desarrolló durante más de medio siglo. Para él, la vida (y la arquitectura) no se pueden aprender en las aulas, sino saliendo al mundo a recorrerlo.

En su deambular cotidiano, Cruz llevaba consigo –al menos– tres cuadernos. Hoy existen más de 2.000 cuadernos escritos, rescritos, tachados, dibujados y desdibujados por él entre 1934 y 2013. Un fragmento de ellos constituye el pulso de esta exposición que propone un recorrido, entre múltiples posibles, para explorar su obra. Una obra que, al igual que sus cuadernos, es continua, abierta e inconclusa, única, múltiple y, en su conjunto, posee la extensión de una sola frase sin comienzo ni fin, “una escritura de la simultaneidad”, como Alberto Cruz definió el dibujo.

Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela
Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela
Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela

La frase que da origen al título de la exposición, El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, sale del colofón del material pedagógico Estudio acerca de la observación arquitectónica, de 1979, publicado por el instituto de Arte de la Universidad Católica de Valparaíso en 1981. Cruz creía que la arquitectura es un acto que debe “manifestar al hombre en su cuerpo”, por lo que esta imprescindible muestra busca seguirle el pulso a la escala humana de Alberto Cruz.

“La exposición plantea un recorrido por el reverso de su obra, aquella que se alojó mayormente en sus bolsillos, en sus cuadernos, los que simultáneamente dan cuenta de todo aquello, y al mismo tiempo de sus reposos, entre acto y acto. Ahí, cuando la observación lo lleva a la ‘coexistencia de uno vuelto paisaje’. Esta es quizás la huella que Alberto Cruz dejó en Ciudad Abierta en la obra de la Sala de Música, espacio para lo colectivo que no contempla el mar, sino que lo hace resonar. La presente exposición se interesa particularmente por los ‘giros’ de Alberto Cruz y busca detenerse en aquellas ocasiones en que sus cuadernos dejan ver alguna de sus múltiples maneras de dibujar el sol”, escribe María Berríos, quien junto a la historiadora del arte Amalia Cross dedicaron un año a investigar el riquísimo y vasto material de archivo resguardado por la Fundación Alberto Cruz.

La muestra cuenta además con un programa público, así como otros documentos y ejercicios gráficos del archivo personal de Alberto Cruz que dan cuenta de sus facetas poco conocidas y de cómo resignificó lo que puede ser un arquitecto a través de su propia experiencia.

Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela
Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela
Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela
Alberto Cruz, detalle de interior de cuaderno.Foto cortesía: Fundación Alberto Cruz Covarrubias
Alberto Cruz, detalle de interior de cuaderno. Foto cortesía: Fundación Alberto Cruz Covarrubias
Alberto Cruz, detalle de interior de cuaderno. Foto cortesía: Fundación Alberto Cruz Covarrubias
Vista de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre, de Alberto Cruz, en el Museo de Artes Visuales (MAVI), 2017. Foto: Cristóbal Valenzuela

PROGRAMA PÚBLICO | Por la hermosa alegría de hablar con otros

Alberto Cruz planteaba que una exposición era un lugar público, una especie de ágora, un lugar “para hablar con otros”. Siguiendo este espíritu es que se concibió el programa público que acompaña la muestra sobre la obra inédita de Cruz. Se ha convocado a personas que tienen una relación diversa con el material expuesto a que se sienten en las mesas que contienen los cuadernos de Alberto Cruz y conversen con el público sobre algún elemento específico contenido en la mesa: un curso, una publicación, una exposición, una experiencia de vida, “tal intento de hacer ciudad”.

Las mesas abiertas se realizarán los días jueves durante el mes de octubre, finalizando con una sesión extraordinaria el sábado 4 de noviembre, el día antes del cierre de la exposición.

Mesa abierta 1: Lugar para habitar, con Isabel Margarita Reyes y Tomás Browne.

Jueves 5 de octubre, 17:30 hrs

Conversación entre Isabel Margarita Reyes y Tomás Browne acerca del Taller de Obras liderado por Alberto Cruz y el grupo de alumnos que trabajaron colectivamente en las primeras obras de Ciudad Abierta durante la década de los setenta.

Isabel Margarita Reyes es arquitecta egresada de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Universidad Católica de Valparaíso y es actualmente profesora de la misma. Perteneció al grupo de alumnos que se titularon con obras realizadas en la recién fundada Ciudad Abierta. Su título estuvo vinculado a la obra de las Torres de Agua (1974). Tomás Browne es arquitecto de la misma escuela, vivió en Ciudad Abierta durante los años setenta y actualmente pertenece al directorio de la Fundación Alberto Cruz Covarrubias.

Mesa abierta 2: Lenguaje a la par de palabras y dibujos, con Ignacio Szmulewicz

Jueves 12 de octubre, 17:30 hrs

Szmulewicz hará una lectura del lenguaje y los conceptos planteados en Estudio acerca de la observación arquitectónica de Alberto Cruz, publicación basada en sesiones del Taller de América del año 1979 (publicado por el Instituto de Arte de la UCV en 1981). La lectura de Szmulewicz se basará en sus estudios de Don Arquitectura (2002), la publicación teórica más ambiciosa de Alberto Cruz y según el arquitecto parte de sus “escritos de ancianidad”.

Ignacio Szmulewicz es Historiador del Arte de la Universidad de Chile y Magister en Arquitectura de la PUC. Actualmente dirige el Centro de Documentación de las Artes Visuales, CEDOC. La moderación estará a cargo de la historiadora del arte Amalia Cross, curadora adjunta de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre.

Mesa abierta 3: Exposiciones de Arte Concreto, con Alejandro Crispiani

Jueves 19 de octubre, 17:30 hrs

Alejandro Crispiani hará una presentación sobre la relevancia de las exposiciones de arte concreto realizadas por el Instituto de Arquitectura durante la década de los cincuenta y la idea planteada en ese entonces por el Instituto de que “una exposición es en si misma un hecho poético”.

Alejandro Crispiani es arquitecto y docente de la Escuela de Arquitectura de la PUC. Entre sus múltiples publicaciones se destaca Objetos para transformar el mundo (2011), sobre las trayectorias del arte concreto entre Chile y Argentina en que las exposiciones del Instituto de Arquitectura de la UCV tienen un lugar destacado. La moderación estará a cargo de la historiadora del arte Amalia Cross, curadora adjunta de la exposición El cuerpo del arquitecto no es el de un solo hombre.

Mesa abierta 4: Diseño gráfico. Ejercitar las posibilidades, con Ximena Izquierdo y Cecilia Drápela

Jueves 26 de octubre, 17: 30 hrs

Izquierdo y Drápela presentarán su experiencia de primera mano con los cuadernos y dibujos de Alberto Cruz y la búsqueda de la dimensión gráfica justa en el dedicado trabajo conjunto que realizaron al concebir y diseñar el libro-catálogo que acompaña la exposición.

Drápela e Izquierdo son diseñadoras gráficas egresadas de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la UCV. Ximena es además artista visual y profesora de diseño en la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Finis Terrae. La moderación estará a cargo de Sara Browne, historiadora y Directora Ejecutiva de la Fundación Alberto Cruz Covarrubias.

Mesa abierta 5: Curso del Espacio, con Cristóbal Molina

Sábado 4 de noviembre, 12:00 hrs

Cristóbal Molina hará una presentación acerca de los principios tras el curso del espacio y sus experimentos con la abstracción de la forma y el campo espacial. Entrará en la genealogía de dicha experiencia pedagógica en los cursos desarrollados por Alberto Cruz y Alberto Piwonka en la PUC durante los años cuarenta y su relevancia para lo que fue la revolución en la enseñanza de la arquitectura en ese momento.

Cristóbal Molina es Doctor en Arquitectura y Coordinador del Área de Arquitectura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. La moderación estará a cargo de Fernando Pérez Oyarzún, arquitecto, profesor y Presidente de la Fundación Alberto Cruz Covarrubias.

Exposición 20 años de la Escuela de Arquitectura UCV, Museo Nacional de Bellas Artes, 1972 Cortesía Archivo Histórico José Vial Armstrong, Escuela de Arquitectura, PUCV. Foto cortesía: Fundación Alberto Cruz Covarrubias

ALBERTO CRUZ. EL CUERPO DEL ARQUITECTO NO ES EL DE UN SOLO HOMBRE

Curadora: María Berríos | Curadora adjunta: Amalia Cross

Diseño expográfico: Ciudad Abierta

Museo de Artes Visuales (MAVI), Santiago de Chile

Hasta el 5 de noviembre de 2017

También te puede interesar

MOVILIZACIÓN, COMUNICACIÓN, OCUPACIÓN, ACCIÓN URGENTE

La exposición Acción Urgente, curada por los investigadores Cecilia Rabossi y Rodrigo Alonso para la Fundación Proa, explora las prácticas y acciones llevadas adelante por grupos artístico-políticos interdisciplinarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay en el arco temporal…