Skip to content

NO PLACE. UNA NUEVA PLATAFORMA PARA EL ARTE CONTEMPORÁNEO

A partir de una alianza entre las galerías nueveochenta (Colombia), Arróniz (México), Michael Sturm (Alemania) y N/F Nieves Fernández (España), nace no place, una plataforma experimental inédita para la exhibición de arte contemporáneo que busca generar nuevas experiencias para el público a partir de un modelo de exhibición alternativo.

Su primera versión tuvo lugar entre el 18 y el 29 de abril de 2017 en Wu Galería, Lima, que colaboró como partner local en el marco de la última edición de la feria ArtLima. La muestra reunió el trabajo de Omar Barquet y Roula Partheniou (Arróniz); Mateo Mate y Fritzia Irizar (N/F Nieves Fernández); Aldo Chaparro y Saúl Sanchez (nueveochenta); Gianfranco Foschino y Luis Casanova Sorolla (Michael Sturm); y Alejandro Jaime y Sandra Nakamura (Wu Galería).

Vista de la exposición de no place en Wu Galería, Lima, 2017. Foto cortesía de no place

“La alianza surgió de muchas conversaciones entre los miembros de no place sobre el alcance de las plataformas de difusión y de comercialización actuales, sobre el retorno a los principales valores de nuestro oficio y sobre la capacidad de cooperación entre galerías”, explica Carlos Hurtado, director de nueveochenta.

no place se desarrolla como un espacio paralelo a las ferias, potenciando los esfuerzos realizados por las galerías que lo conforman, buscando generar proyectos con mayor permanencia, y en donde el foco de atención esté completamente en el trabajo de los artistas. No obstante, no place aclara que no se trata de una competencia o del abandono del trabajo durante las ferias, sino que se toma como un complemento a la participación en éstas.

De acuerdo a sus organizadores, no place es un proyecto nómada, ya que cada edición se realizará en una ciudad y un espacio diferente, con lo que pretenden fortalecer la escena local de cada una de las galerías que actúen como anfitrionas, mientras que éstas brindan apoyo a las galerías visitantes a nivel de producción.

Si bien la primera experiencia de no place ya terminó, Carlos Hurtado sostiene que “el proyecto se va a mantener continuo, pensando en un gran ejercicio de cooperación anual, cambiando siempre de ciudades”.

“Lima fue el primer ejercicio, y para la próxima edición estamos considerando dos ciudades en Europa. Todo se desarrolla bajo un espíritu de colaboración y de compartir generosamente. Cada muestra está adaptada a partir de nuestras experiencias en los contextos locales”, agrega.

Vista de la exposición de no place en Wu Galería, Lima, 2017. Foto cortesía de no place
Vista de la exposición de no place en Wu Galería, Lima, 2017. Foto cortesía de no place

También te puede interesar

DERIVAS AMAZÓNICAS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

La muestra de Francisco Casas y Julio Urbina celebra la plasticidad de lo genérico-sexual que formula identidades tan versátiles como los reflejos acuáticos en cuyas sinuosas corrientes nadan gozosamente los cuerpos desnudos que se...

Vista de la exposición "Divisions of Labor", de Otto Berchem, en Revolver, Lima, 2019. Foto cortesía de la galería

Otto Berchem:divisions of Labor

La nueva serie de obras de Otto Berchem, "Divisions of Labor", se basa en los conocimientos milenarios que dejó la civilización Mochica de la costa norte del Perú (200-850 d.C.). Existen muchas obras deslumbrantes...

Vista de la exposición "Paisaje infinito de la costa del Perú", en Revolver Galería, Buenos Aires, 2017. Cortesía de la galería

REVOLVER GALERÍA, UN PROYECTO EN EXPANSIÓN

Revolver Galería nació en el año 2008, en Lima, ante la carencia de plataformas para la exhibición y producción de proyectos de arte contemporáneo. Este año celebra su noveno aniversario abriendo un nuevo espacio...