Skip to content

MARÍA JOSÉ ARGENZIO: LA MÁS CASTELLANA DE AMÉRICA

La reciente muestra de la artista ecuatoriana María José Argenzio, La más Castellana de América, busca destacar el sesgo colonial en los relatos históricos que han fundado los imaginarios del estado nación. La exhibición en No Lugar, en Quito, acentúa la ominosa exclusión de la presencia indígena en la construcción de narrativas donde lo hispano era considerado «aquello que nos había conferido dignidad y civilización».

La desaparición del indígena del relato ha sido un acto tan violento como la segregación de los indios en los territorios que originalmente habitaban cuando la administración española distribuyó espacialmente las ciudades. Quito fue, desde entonces, considerada “el corazón de la cultura española del Ecuador” y los órdenes arquitectónicos de la metrópolis, trasladados a iglesias y conjuntos del aparato administrativo, conformaron la fisonomía de la emblemática ciudad colonial, que en palabras del historiador José Gabriel Navarro representó un centro artístico cuyo único rival, en toda América, era México.

Lamascastellanadeamericaweb1-1600x6441111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb21111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb31111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb61111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb71111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

Concebida para el espacio de la galería, la obra constituye reproducciones de columnas convertidas en ruinas que dejan ver su interior cubierto de pan de oro. El proceso consiste en sacar un molde de elementos arquitectónicos antiguos de la fachada del convento de San Francisco de Quito, donde es evidente este cruce entre el orden de la arquitectura hispánica y la mano indígena; el valor simbólico del oro funciona como muestra de la imposición colonial y la explotación de un trabajo artesanal nativo.

Al cubrir el interior de molduras con pan de oro, María José Argenzio devela que se ha minimizado la importancia de la contribución indígena en la construcción de la fachada de la ciudad de Quito; la mayoría de los albañiles coloniales no fueron españoles: existen rastros claros del arte indígena manifestados especialmente en el aspecto ornamental, como en el caso del uso del pan de oro que adorna iglesias y conventos del casco histórico.

La más Castellana de América define una relación compleja con el espacio que la alberga y dialoga con el contexto social y cultural del Centro Histórico de Quito. Asimismo, esta instalación se inserta dentro de una línea de trabajo que la artista ha desarrollado a lo largo de varios años, en donde la arquitectura y su relación con el arte contemporáneo están siempre en tensión. Su trabajo sugiere una reflexión que pasa por un cuestionamiento de las formas arquitectónicas, de sus anclajes históricos, identitarios y materiales.

Lamascastellanadeamericaweb121111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb151111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

 

Lamascastellanadeamericaweb141111

María José Argenzio, La más Castellana de América, 2015. Vista de la exposición en No Lugar, Quito, Ecuador. Cortesía de la galería

María José Argenzio (Guayaquil, 1977) vive y trabaja en Guayaquil. Hizo una maestría en Bellas Artes, Goldsmiths College, Londres (2010). Entre sus exposiciones individuales destacan La educación de los hijos de Clovis (2012), Just do it! (2011), Hortus Conclusus (2007) y Esculturas Fugitivas (2005). Fue elegida como representante de Ecuador en la IX Bienal de Cuenca (2011). Actualmente se encuentra exponiendo en el  MUAC-UNAM (Ciudad de México, 2015). También ha expuesto en el Museo Pumapungo (Cuenca, 2014), Centro Cibeles (Madrid, 2014), Fundación CAJA SOL (Sevilla, 2014), Instituto Cervantes (Londres, 2013), MAC – Museo de Arte Contemporáneo (Lima, 2013), Fundación Lugar a Dudas (Cali, 2013), Museo Municipal de Guayaquil (2011), MOLAA – Museo de Arte Latinoamericano (Long Beach, California, 2008), Centro Cultural Metropolitano (Quito, 2008), y MAAC – Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (Guayaquil, 2005). Realizó la residencia artística LARA 2013 (Lima, 2014) y participará próximamente en la X Bienal de Nicaragua (Managua, León y Bluefields, 2016).

María José Argenzio: La más Castellana de América

No Lugar, Quito, Ecuador

Hasta el 18 de diciembrede 2015

Compartir

También te puede interesar

Cuatro (Hugo Vidal, Cristina Piffer, Lucía Bianchi, Ana Maldonado), Ya es huella, rastro en el nuevo rostro [A propósito de Chile]. Afiche. Intervenciones realizadas en noviembre, Buenos Aires, A3, 2019. Foto: Sabrina Contreras

ESTRATEGIAS SUBLEVANTES. LO SENSIBLE EN ACCIÓN

La exposición "Estrategias sublevantes. Lo sensible en acción" explora procesos creativos contemporáneos implicados en la discusión sobre las relaciones de poder en el “campo social” y su puesta en circulación en la esfera pública....

Vista de la exposición "Objeto Diferido", de Ilich Castillo, en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), Quito, 2017. Cortesía del artista

Ilich Castillo:objeto Diferido

El conjunto de trabajos reunidos en "Objeto Diferido" amplía e impele por nuevos senderos las indagaciones que por años ha desarrollado Ilich Castillo (Guayaquil, 1978). El artista trabaja alrededor de las anomalías que aparecen...