Skip to content

Cildo Meireles:pling Pling

Al entrar a la Galeria Luisa Strina de São Paulo, el espectador se enfrenta a una experiencia multisensorial aportada por la arquitectura y el color. El trabajo que nos recibe, Pling Pling (2009), de Cildo Meireles, toma la forma de un espacio construido dentro de la galería que consta de seis habitaciones, cada una pintada con un color primario y secundario diferente, y equipada con una pantalla de video que muestra un color complementario.

Escala y color saturado componen un bien logrado ejercicio de percepción corporal, cuya activación depende del movimiento del espectador. Según Vicente Todolí, exdirector de la Tate Modern y actual responsable de programación del centro de arte HangarBicocca de Milán, la obra de Meireles «plantea desafíos perceptuales y conceptuales a través de mecanismos de yuxtaposición, acumulación y metáfora, con el fin de alcanzar una subversión poética completa».

Cildo Meireles, Pling Pling, 2014, vistas de instalación en Galeria Luisa Strina © Cildo Meireles. Cortesía del artista y Galeria Luisa Strina. Foto: Edouard Fraipont

Cildo Meireles, Pling Pling, 2014, vistas de instalación en Galeria Luisa Strina © Cildo Meireles. Cortesía del artista y Galeria Luisa Strina. Foto: Edouard Fraipont

Cildo Meireles, Pling Pling, 2014, vistas de instalación en Galeria Luisa Strina © Cildo Meireles. Cortesía del artista y Galeria Luisa Strina. Foto: Edouard Fraipont

En Pling Pling, Meireles crea un efecto de sinestesia en el que el violeta, azul, verde, amarillo, naranja y rojo disparan temperaturas corporales y de percepción. Los ambientes de color evocan las obras sensoriales de artistas contemporáneos que investigan líneas similares, como Olafur Eliasson o Carlos Cruz-Diez (quien concibe el color como una realidad autónoma que se modifica en el tiempo y en el espacio real, sin ayuda de la forma y, aún, sin necesidad de soporte), pero en el caso de esta obra en particular la experiencia es definida por el propio artista como una «aventura poética». De hecho, el recorrido cierra con la habitación roja que evoca Desvio para o Vermelho (1967-1984), una obra seminal de Meireles que se exhibe de forma permanente en Inhotim (Minas Gerais, Brasil) desde 2006.

Pling Pling se exhibe por primera en São Paulo, luego de formar parte de la exposición colectiva Making Worlds, comisariada por Daniel Birnbaum para la 53ª Bienal de Venecia (2009). Coincidiendo ahora con la Bienal de São Paulo, se presenta junto a una selección de instalaciones y una pintura que abarcan toda la carrera del artista, desde su célebre serie Espaços Virtuais (Espacios Virtuales) de la década de 1960 hasta obras más recientes.

Nacido en Río de Janeiro en 1948, donde vive y trabaja, Meireles es considerado como una de las principales figuras del arte conceptual, al haber creado algunas de las obras más estética y filosóficamente cautivantes de su época. La obra de Meireles presenta ideas complejas con una característica frugalidad de expresión que toma prestado de las formas neo-concretas de los maestros de la vanguardia histórica brasileña. La tumultuosa historia política y social de Brasil también está fundamentalmente ligada a su práctica. Meireles combina la poética de sus antepasados ​​con la firmeza y el realismo de su experiencia social.

También te puede interesar

CARLOS GARAICOA: REVOLTA, BATALHA, MUDANÇA

Galeria Luisa Strina acaba de presentar la tercera individual de Carlos Garaicoa, Revolta, Batalha, Mudança, que mostró la más reciente producción de tapices como parte de la serie End of Silence. Todas estas piezas…

REPÚBLICA

[...] Evitando posturas nacionalistas, que usualmente solo benefician a las clases privilegiadas y que no conducen a espacios productivos, esta muestra es un intento por mostrar que es posible la convivencia y el diálogo...