Skip to content

PABELLÓN DE CHILE GANA LEÓN DE PLATA EN BIENAL DE ARQUITECTURA DE VENECIA

Chile recibió hoy el León de Plata por su Participación Nacional con el pabellón Monolith Controversies en la 14ª Bienal de Arquitectura de Venecia, que se celebra hasta el 23 de noviembre. El jurado destacó la propuesta por “revelar un capítulo crítico de la historia de la circulación global de la modernidad, enfocándose hacia un elemento esencial de la arquitectura moderna. Un panel prefabricado de hormigón que logra resaltar críticamente el papel de los elementos de la arquitectura en diferentes contextos ideológicos y políticos”.

El jurado internacional de la premiación estuvo compuesto por Francesco Bandarin (Presidente, Italia), Kunlé Adeyemi (Nigeria), Bregtje van der Haak (Holanda), Hou Hanru (China), y Mitra Khoubrou (Emiratos Árabes Unidos). Ellos otorgaron el León de Oro a Corea como la mejor participación nacional por su proyecto Crow’s Eye View: The Korean Peninsula.

 

El arquitecto Pedro Alonso, co-curador del Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, alza el León de Plata. Cortesía: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA)

El arquitecto Pedro Alonso, co-curador del Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, alza el León de Plata. Cortesía: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA)

 

Sobre el proyecto

Monolith Controversies es un trabajo de investigación de más de siete años del arquitecto Pedro Alonso y del diseñador Hugo Palmarola, quienes en 2013 ganaron el concurso abierto por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para buscar al proyecto que representaría a Chile en la muestra de arquitectura más importante del mundo, curada en esta oportunidad por el archistar y teórico de la arquitectura postmoderna, Rem Koolhaas (Rotterdam, 1944).

El pabellón chileno pone en valor un hito olvidado en la historia de la vivienda social en Chile: la instalación de la KPD, una fábrica donada por la Unión Soviética en 1972 para construir edificios de departamentos tras el terremoto que azotó al país en 1971.

Monolith Controversies se enfoca en un elemento tan fundamental de la arquitectura global en el siglo XX como es la pared de hormigón, pero por sobre todo, mostrar cómo este mismo elemento se convirtió en Chile en un intenso objeto de controversias, de alta carga simbólica. Durante la inauguración de la KPD, Salvador Allende y el Embajador Soviético pusieron sus firmas en el hormigón fresco, acción que lo convirtió en un bloque único, el que se instaló más tarde en la entrada de la nueva fábrica, ubicada en Av. Industrial con Av. El Trabajador en El Belloto, Quilpué.

Tras el Golpe de Estado en septiembre de 1973, la fábrica pasó a manos de la Armada, que borró la firma de Allende y agregó al panel un retablo de la Virgen del Carmen con el Niño Jesús, además de dos lámparas coloniales. Luego del cierre de la KPD, este panel quedó abandonado. Alonso y Palmarola decidieron rescatar esta historia y llevarla a Venecia.

“El panel es una suerte de testigo directo de lo que pasó, es un testigo material que sintetiza y simboliza. Cuando un presidente firma un panel de esta forma, hace algo similar a lo que hizo Marcel Duchamp con el urinario: toma un objeto ordinario producido en masa y lo transforma en un objeto único, en una obra de arte”, explica Pedro Alonso.

En total fueron 153 los edificios que alcanzaron a construirse con este sistema en el país. “Una tipología extranjera que es absorbida por Chile en un proceso más complejo que el hecho de pensar que es el arquitecto el que la introduce, sino que ocurre en cuanto los trabajadores son quienes la construyen, en medio de un contexto político de polarización, tal como da cuenta la prensa de la época, y en un marco social en que algunas mujeres también comienzan a trabajar en la construcción y están a cargo de operar grúas y maquinaria pesada”, especifica Hugo Palmarola.

 

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: Gonzalo Puga

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: Gonzalo Puga

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: Gonzalo Puga

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: Gonzalo Puga

 

Absorber la modernidad

La invitación que hiciera Rem Koolhaas a los pabellones nacionales es a representar el concepto de Absorbing Modernity: 1914-2014, buscando explicar el desarrollo de la arquitectura de cada nación en el último siglo a partir de sus diferentes sistemas políticos, estados de desarrollo, movimientos nacionales e internacionales de arquitectura, filosofías educativas y avances tecnológicos que permitan ilustrar cómo se ha asimilado la modernidad, a expensas de una perdida en la singularidades locales de la arquitectura.

El panel elegido para erigirse como pieza central del pabellón chileno representa significativas controversias políticas, ideológicas y estéticas, y es considerado fundamental por Alonso y Palmarola en discusiones más amplias sobre la modernización durante el siglo XX.

La muestra chilena incluye también la recreación de un departamento construido por la KPD, y una serie de 28 maquetas que explican cómo se adoptó esta misma tipología de construcción con paneles prefabricados en otras partes del mundo, donde más de 170 millones de departamentos han sido construidos con estos sistemas. Además, se presenta una proyección con la recreación de una cinta transportadora de paneles, cuatro videos realizados por el artista visual Gianfranco Foschino sobre el estado actual de conjuntos KPD construidos en Quilpué, Viña del Mar y Santiago, y una proyección con imágenes de archivo y recortes de prensa que grafican el contexto político, social e ideológico de la época.

El envío de Chile a la Bienal de Venecia es posible gracias al trabajo conjunto del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería (DIRAC) y la Fundación Imagen País.

 

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: © Nico Saieh via Plataforma Arquitectura

Vista de Monolith Controversies, el Pabellón Chileno en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2014. Foto: © Nico Saieh via Plataforma Arquitectura

 

Equipo

Curadores: Pedro Alonso y Hugo Palmarola

Diseño de pabellón: Gonzalo Puga

Producción: Luigi D’Oro & Arguzia s.r.l.

Identidad visual: Martín Bravo

Producción: Felipe Aravena y José Hernández

Multimedia: Francisco Hernández y Micol Riva

Artista invitado: Gianfranco Foschino

 

 

También te puede interesar

El Mar al Fondo del Mar

"Marea: Arte y espacio marítimo" reúne una selección de obras que retrata e investiga en distintos formatos la poderosa carga simbólica de esta gran superficie de agua. En la muestra, que se presenta en...

Gianfranco Foschino.los Ojos del Agua

A lo largo de la trayectoria de Gianfranco Foschino, sus videos silenciosos nos dejan la sensación de que la naturaleza quiere ser escuchada, movilizando nuestras creencias sobre la fugacidad de la vida, activando un...

Gianfranco Foschino, Ando, 2021, video 4K proyectado sobre pantalla colgante / hierro, zinc, pintura gris, cables de acero, tensores. 19 min (loop), color, sin sonido, 600 x 300 x 3 cm. Foto: Luis Sergio

GIANFRANCO FOSCHINO: VIDEOSCAPE

[...] La variación coincide e incide en los haces reflectantes de rayos que expanden las potencialidades de esta puesta en imagen moviente que hace al espectador simplemente esperar que algo pudiese aparecer. Solo aparece...