Skip to content

CHRISTIAN VIVEROS-FAUNÉ: «EN CHILE FALTA ENTENDER QUE EL ARTE ES MUY RENTABLE”

Por primera vez visitando la feria Ch.ACO, Christian Viveros-Fauné resultó ser de los invitados más atrayentes. El periodista, crítico de arte, curador y ex galerista chileno radicado en Nueva York es un agente clave al momento de reflexionar sobre la escena del arte contemporáneo o sobre los modos de re-conectar un ámbito a veces problemático con el público.

Crítico de la célebre publicación neoyorquina The Village Voice, así como columnista de la revista ArtReview y The Art Newspaper, Viveros-Fauné participó en el conversatorio sobre Editoriales independientes y su rol en el campo del arte y la cultura. El último día de la feria, presentó además su libro Greatest Hits Arte en Nueva York, 2001–2011. Difícil fue abordarlo a la salida, cuando varios seguidores le solicitaban firmar la publicación disponible en librería Metales Pesados (*).

Christian Viveros-Fauné. Cortesía: Feria Ch.ACO

¿Qué te pareció la feria Ch.ACO en cuanto a calidad de galerías y eventos paralelos al recorrido de stands (Project Room, conversatorios, instalaciones de Fernando Prats y Sebastián Errázuriz, el concurso Entre Ch.ACO y Finlandia…)?

Tengo quizás demasiada experiencia en tema ferias, ya que las he experimentado como galerista, las he cubierto como periodista y también he sido director de dos ferias (fundador de VOLTA NY, que dirigió dos años, y director de la feria NEXT en Chicago). El concurso me parece fundamental, las instalaciones deben crecer en número, los eventos paralelos tienen que tomar aún más cuerpo (no estaría mal hacer una alianza con algún museo, aunque conozco perfectamente las deficiencias de éstos en Chile) y el nivel de galerías debe subir si la feria ha de seguir creciendo. Me parece muy importante la labor que hace Ch.ACO en el país y por eso mismo abogo por la presencia y expansión de la feria.

¿Qué crees que faltaría en Chile para desarrollar un mercado de arte contemporáneo, además de una feria de arte?

Un coleccionismo más activo. Que se entienda, en especial de parte de los privados, que el arte es muy rentable.

¿Es posible a través de Ch.ACO, una inserción más efectiva del arte chileno en el mercado internacional?

Es posible, pero en esta última feria fueron pocas las galerías y coleccionistas internacionales.

¿Cómo crees que la feria podría colaborar en un contexto local de grandes carencias para dar visibilidad, reflexión y circulación a las obras de artistas nacionales?

A mí me parece que en este momento es tan importante dar ejemplos de lo que puede realmente ser el arte global, como promover lo local. Lejos, creo que este año lo mejor de Ch.ACO fueron los invitados. Quizás se podría traer a algún artista de gran peso internacional y ayudar a articular una muestra suya con alguna institución. Creo que puede ser mucho más importante para la imagen de Ch.ACO traer a un artista que a un curador a estas alturas.

Editoriales independientes y su rol en el campo del arte y la cultura, conversatorio con Christian Viveros-Fauné, Rodrigo Salinas y Pablo Brugnoli, moderado por Alejandra Villasmil. Fotos: Valentina Valladares Rosales

¿Qué nexos mantienes con la escena del arte en Chile? ¿Qué opinas de los procesos vividos acá al respecto, los últimos años?

Mantengo muchos nexos con Chile, en parte porque es mi país, pero también porque veo grandes posibilidades. Dicho eso, me parece que la escena artística local ahora sufre un real estancamiento. No hay nuevos modelos y persisten los mismos grupúsculos de siempre. En la medida que Ch.ACO pueda, de forma práctica, ser un evento más aglutinador, ayudaría a mejorar la escena. Es mucho pedir para una feria. Lo sé. Pero hay que empezar por alguna parte. Entre la feria y un evento alternativo que se organizó (OFF Chacoff, recorrido de espacios extra comerciales), latente está la falta de un evento como la Trienal de Artes Visuales que se hizo en 2009 y murió en su primera versión.

En la Galería Metropolitana, Massimiliano Gioni, director de próxima Bienal de Venecia (2013), el artista brasileño Amilcar Packer, Francesca Bertolotti, curadora de la feria Artissima (Turín, Italia), la artista Josefina Guilisasti y los directores de la Galería Metropolitana, Luis Alarcón y Ana María Saavedra, previo al lanzamiento de la Trienal de Chile 2. Cortesía: Galmet

¿Lo ves como indicio de cierta tendencia en el sistema del arte a nivel local?

Sí, hace una falta enorme una institución articuladora como una bienal o una kunsthalle (o kunsthaus, especie de galería o museo sin fines de lucro, abierto a diversas actividades de arte contemporáneo) que sea algo más que un gran edificio. La palabra clave es sostenibilidad. Falta un proyecto con mayúsculas, aparte de Ch.ACO, que ayude a mantener el arte como un activo público y privado al más alto nivel imaginable. Desde algunos sectores hay una crítica al énfasis que ha habido en apoyar mercado e industria en el ámbito del arte en perjuicio de proyectos autogestionados, más experimentales, críticos y cuestionadores. Qué sólo persista Ch.ACO y no eventos como una Trienal, sería un indicio de tales políticas y tendencias dibujadas desde el poder…

No sé si te enteraste de la Trienal de Chile 2 que se organizó desde Galería Metropolitana, un encuentro de agentes de arte para reflexionar al respecto. ¿Cómo se ve desde afuera esta situación? ¿Crees que ocurre en otros países? ¿Una señal de nuestros tiempos?

A mí me parece que hablar de un mercado de arte que se esté enfrentando a proyectos autogestionados o viceversa es un sinsentido total, especialmente cuando en un país como Chile están en pañales los dos ámbitos. Debe haber apoyo para las dos cosas porque, a fin de cuentas, son una misma. No existe una escena de arte ni en el mundo ni en la historia sin un mercado de arte o un mercado desarrollado sin obra contestataria. Lo de Galería Metropolitana me parece una labor ejemplar, que Ch.ACO debería de alguna forma intentar destacar. Evidentemente, digo esto sin conocer los pormenores políticos del asunto, que podría fácilmente imaginar complicados. Mínimo, para que la escena en Chile crezca, debe existir un Ch.ACO ampliamente mejorado y una bienal o trienal de carácter global que inaugure algo que falta mucho en el país: una mirada interesada y voraz desde Chile hacia afuera.

(*) Esta entrevista es cortesía de Prensa Feria Ch.ACO 2012

También te puede interesar