The reality of paper tears.
Land and water where they are
Are only where they were
When words read “here” and “here”
Before ships happened there.

Now on naked names feet stand,
No geographies in the hand,
And paper reads anciently,
And ships at sea
Turn round and round
All is known, all is found.
Death meets itself everywhere.
Holes in maps look through to nowhere.

Laura Riding, The Map of Places, 1928

 

La exposición Holes in Maps explora temas de globalización, movilidad y fronteras examinando las maneras en que la narrativa personal, la crítica social, el comercio, el nacionalismo, la identidad y la ciudadanía se intersectan. Al igual que el poema de Riding, las obras en esta exposición desafían la certeza y la estabilidad de los mapas, explorando la inmensa brecha entre las líneas sobre el papel y la experiencia vivida, entre los símbolos y sus referentes. Los mapas pueden revelar realidades políticas y geográficas, pero ¿qué ocultan?

Curada por Juliana Steiner, Holes in Maps nace de un deseo de explorar la tensa relación entre las simples demarcaciones de un mapa y las complejas experiencias humanas y emocionales disputadas dentro de esos límites. Cuando uno mira estos temas a través del lente de la teoría posmoderna, surge una disonancia análoga entre el mundo del discurso intelectual y las limitaciones de la vida real. Por ejemplo, los teóricos sociales Deleuze y Guattari defienden el rizoma como un modelo en el que el ser y la identidad no están vinculados a un solo lugar o cultura. El rizoma respalda el enraizamiento, pero renuncia a la inmovilidad: qué idea tan hermosa y qué tan desigualmente inalcanzable.

Los mapas se crean y aplican mediante el poder y afectan de manera desproporcionada a quienes no tienen ninguno. Se podría argumentar que lo opuesto al pensamiento rizómico es la tendencia global actual hacia un nacionalismo que define y refuerza severamente la identidad nacional y social, restringiendo severamente la libertad de movimiento. (Podemos desear la libertad del rizoma, pero ¿podemos obtener una visa?) Una serie de barreras (físicas, socioeconómicas y burocráticas) separa a aquellos que pueden gozar “vidas rizomáticas” de los que no. Para algunos, cruzar fronteras nunca había sido tan fácil. Para otros, los intentos de atravesarlas se ven constantemente frustrados, mientras la necesidad de transgredirlas puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Quizás los pensamientos aún no pueden ser confinados, pero el acceso físico puede serlo y lo es. A través de intervenciones físicas y proceso transformativos, los artistas de Holes in Maps centran nuestra atención en la negociación entre la agencia personal y las barreras construidas, y nos recuerdan considerar su costo.

Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex
Sanne Vaassen, FLAGS, 2017-presente. Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex
Sanne Vaassen, de la serie FLAGS, 2017-presente; bandera holandesa retejida por Jipke Lezwijn. Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex
Adriana Martínez, Tutti Frutti Market, 2018, frutas plásticas, adhesivos, seis cajas de plástico, madera, malla. Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex
Reynier Leyva Novo, Eternamente te esperaré, 2015, video, telescopio, 10:06 min. Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex

HOLES IN MAPS

Curada por Juliana Steiner

Matej Knezevic
Adriana Martínez
Reynier Leyva Novo
Juan Obando
Regina Parra
Sanne Vaassen

601Artspace, 88 Eldridge St., Nueva York

Hasta el 17 de febrero de 2019

Imagen destacada: Vista de la exposición Holes in Maps, en 601 Artspace, Nueva York, 2019. Foto cortesía: 601 Artspace /Marie Guex