A raíz de la opinión publicada en Artishock el pasado 4 de diciembre (Ch.ACO. Diez años para el olvido), firmada por el historiador y crítico de arte José Tomás Fontecilla, las directoras de la feria, Irene Abujatum y Elodie Fulton, nos hacen llegar una aclaratoria que reproducimos a continuación, atendido a su derecho a réplica. Asimismo, miembros del directorio de la Fundación FAVA (Alejandro Ferreiro M. Isabel Castrillo, Nicolás Cobo, Paola Doberti, Alejandro Buvinic) han enviado una carta de respuesta, que también publicamos aquí.

 

Santiago, 14 de diciembre 2018

 

Sra. Alejandra Villasmil

Directora y Editora

Revista ARTISHOCK

 

Para poder escribir esta carta hemos dejado pasar una semana de dolorosa reflexión desde la aparición del reportaje, donde hemos sido aludidas personalmente y en calidad de gestoras culturales en una columna de opinión firmada por José Tomás Fontecilla y hecha pública a través de Artishock.

Respetamos profundamente la libertad editorial y la crítica de arte, vitales para la salud de un entorno artístico. Pero no podemos aceptar que, a modo de comparación, se nos vincule con personajes que han sido investigados o condenados por la justicia chilena por estafas, como son los señores Chang, Jadue o Garay.

Esa es una injuria pública y nuestra honra personal nos obliga a ejercer el derecho a réplica en esta ocasión.

Se nos acusa de triangular dinero entre lo recaudado por las galas de la fundación FAVA y la adquisición de este año de una obra en galería AFA. Se trata de un proyecto que existe desde hace cinco años con el propósito de que obras de artistas chilenos contemporáneos integren las colecciones de destacados museos. Los primeros tres años, la elección de la obra la hacía el director del Museo de Arte Contemporáneo de Chile, Francisco Brugnoli, y las obras elegidas nunca fueron de artistas representados por Galería AFA, aunque más de alguno ha estado en los muros y en proyectos de la galería.

Hace dos años se comenzó a internacionalizar el proyecto y la decisión de qué obra comprar, recae en un curador de la institución beneficiada.

El año pasado, este rol lo cumplió Pablo León de la Barra -encargado del programa de adquisición de Latinoamérica para el Guggenheim NY- y la obra elegida fue La Vida Nueva del artista y poeta Raúl Zurita, comprada a galería Aninat. Este año quien definió la institución beneficiaria fue la historiadora y curadora del arte internacional, Cecilia Fajardo-Hill, quien invitó al curador en jefe del Phoenix Art Museum, Gilbert Vicario, a seleccionar una obra -en conjunto- para ser donada.

La obra escogida por ambos es de la artista chilena Janet Toro, que integra desde hace pocos meses el grupo de artistas de AFA. En esta ocasión, para evitar conflictos de interés, la galería AFA no cobró comisión por esa adquisición y lo recaudado fue por completo a la adquisición de esta obra, que fue incorporada al Phoenix Art Museum. (mayor info en: http://www.fava.cl/programa-filantropia/donacion-fava/)

Desde el 2014, FAVA entrega un premio bienal a artistas como apoyo a su carrera: el Premio FAVA Artistas.

En 2014 el reconocimiento lo obtuvo Enrique Ramírez, en 2016 lo recibió Gonzalo Pedraza y este año Sebastián Calfuqueo. Los seis candidatos a este premio son seleccionados por agentes validados (Comité Asesor) y la selección final la hace el directorio de la fundación en conjunto con los integrantes del PAC_FAVA (patronos de la fundación). Ningún de estos artistas es representado por AFA, con la salvedad del artista Gonzalo Pedraza que, sin representación, colaboró en proyectos expositivos en Chile y el extranjero.

Ch.ACO, como toda obra humana, ha cometido errores. La falta de una sede permanente, que hemos tratado de suplir con esfuerzo y creatividad, es quizá la fuente de la mayor parte de los problemas. Todo es perfectible con voluntad y apoyos, y es por esto estamos dispuestos y disponibles para mejorar la gestión.

Hemos recibido estos días multitud de muestras de apoyo y solidaridad del mundo del arte, que comprende el valor que una feria como la que realizamos tiene para nuestro entorno.

No nos vamos a referir una por una a las muchas falsedades y distorsiones que escribe el mencionado autor. Él es libre de hacerlo.

Los diez años de trabajo, los miles de visitantes que hemos tenido, los programas educativos que expanden el arte más allá de lo comercial, las obras chilenas que están en museos y colecciones en el mundo, artistas que se han posicionado exteriormente y las galerías que han visto abrirse un nuevo espacio para el mercado del arte, nos alientan a seguir adelante.

Es muy fácil destruir, construir es más difícil.

 

Irene Abujatum Tala                                                  Elodie J. Fulton

 

                                      Santiago, 14 de diciembre 2018.

 

Sra. Alejandra Villasmil

Directora y Editora

Revista ARTISHOCK

PRESENTE

 

Quienes suscriben, en calidad de miembros del Directorio de la Fundación FAVA, queremos manifestar nuestra sorpresa y molestia por el contenido y tono del artículo Ch.ACO. Diez Años Para El Olvido, publicado en su medio, fechado 4 de diciembre del corriente a cargo del Sr. José Tomás Fontecilla.

FAVA tiene por misión y objeto legal el desarrollo, promoción, difusión e investigación de la cultura y las artes visuales, así como la educación y formación de la población en general en torno al arte y la cultura y los valores que estos representan. Para el cumplimiento de sus fines, la Fundación desarrolla y gestiona proyectos individualmente y en sinergia con múltiples entidades en el ámbito de la educación, filantropía, patrimonio y coleccionismo. Feria Ch.ACO ha sido uno de nuestros socios en ese propósito, pero ciertamente no el único. Desde luego, la Feria persigue propósitos complementarios, pero distintos, en cuanto ella apunta esencialmente a servir de plataforma comercial para el arte contemporáneo chileno. La versión 2018 de la Feria ha sido objeto de críticas, muchas de ellas pertinentes y constructivas, las que ciertamente deben motivar en sus responsables una reflexión profunda, orientada a mejorar todo lo que resulte necesario y exigible para cumplir con las expectativas de galeristas, artistas, público y coleccionistas.

Al directorio de FAVA, por su parte, le corresponde velar por que la misión de la Fundación se cumpla plenamente. Por ello, reconocemos y debemos preservar las diferencias de roles y objetivos entre una feria comercial y una fundación sin fines de lucro que persigue los objetivos antes descritos. Para el cumplimiento de la misión de FAVA, es esencial informar y proyectar lo que hacemos con la mayor transparencia. Para ello, estamos abiertos a cualquier escrutinio y consulta respecto de lo que hacemos, y también de sugerencias y recomendaciones para mejorar.

Con todo, nos parece inaceptable, injusto y un grave daño a nuestra misión las referencias que el artículo del Sr. Fontecilla realiza, particularmente a aquellos que insinúan la existencia de malas prácticas en la relación entre FAVA y Ch.ACO, o entre la primera y la Galería AFA. Este directorio, conocedor del esfuerzo, compromiso y sacrificio de las personas aludidas, descarta la existencia de irregularidades en perjuicio de los fines de la Fundación FAVA. Cuando el silencio equivale a consentir, no podemos callar.

Abiertos siempre a debatir con respeto y ánimo constructivo, le saludan

 

MIEMBROS DEL DIRECTORIO DE FUNDACION FAVA

Alejandro Ferreiro

M. Isabel Castrillo

Nicolás Cobo

Paola Doberti

Alejandro Buvinic