Tras siete años instalándose en tres vitrinas comerciales ubicadas en galerías del centro de Santiago, Galería Temporal da por cerrado el proyecto con una muestra curada por sus propios fundadores, los hermanos Ángela y Felipe Cura. Bajo el elocuente título Cómo desaparecer completamente, se trata de una muestra inspirada en la idea de “camuflaje”, entendido como ese “deseo de pasar inadvertido, de fundirse con las cosas, de lograr una integración con el entorno y no transformar un espacio en el que inconscientemente vamos dejando demasiados rastros”. Así, las obras encargadas a los artistas Cristóbal León, Joaquín Cociña, Natacha Cabellos y Víctor Hugo Bravo se articulan en torno a las ideas de ocultamiento, invisibilidad e incluso inmovilidad.

Vista de la exposición "Local 10", de Natacha Cabellos, en Merced 820, Galería San Antonio, vitrina local 10. Foto cortesía de Galería Temporal
Vista de la exposición "Local 10", de Natacha Cabellos, en Merced 820, Galería San Antonio, vitrina local 10. Foto cortesía de Galería Temporal
Vista de la exposición "Local 10", de Natacha Cabellos, en Merced 820, Galería San Antonio, vitrina local 10. Foto cortesía de Galería Temporal

En la vitrina del local 10 de la Galería San Antonio encontramos la obra Local 10, de Natacha Cabellos, pensada como una tienda ficticia de reparación de máquinas, un servicio que ha ido perdiendo terreno por la llegada de una avanzada tecnología que apunta a la renovación de productos, desechando toda tecnología obsoleta.

“Hace algunas décadas el servicio de reparación era uno de los rubros importantes dentro del comercio, enseñando en sus vitrinas de las maneras más ingeniosas las formas de reutilización de sus componentes, así como también lo hizo mi abuelo, quién tuvo una tienda de venta y reparación de electrodomésticos en los años 60 llamada Radiolandia, ubicada en el Centro de Santiago, donde además creaba ingeniosos inventos con las piezas y compuestos que quedaban de las reparaciones”, explica la artista.

En este contexto surge Local 10, intentando camuflarse en la Galería San Antonio como la vitrina de una tienda más, una tienda ficticia o una tienda que pudo haber existido en otro tiempo, dejando sus restos de publicidad en el escaparate.

Vista de la exposición "Local 10", de Natacha Cabellos, en Merced 820, Galería San Antonio, vitrina local 10. Foto cortesía de Galería Temporal
Vista de la exposición "Local 10", de Natacha Cabellos, en Merced 820, Galería San Antonio, vitrina local 10. Foto cortesía de Galería Temporal

El concepto de camuflaje está presente en la obra de Víctor Hugo Bravo no sólo por el uso del característico estampado militar en su obra Somos Imperio, sino también porque el duotono verde se mezcla con una imagen del repertorio de la historia del arte local, La fundación de Santiago, de Pedro Lira y, además, porque se implica con el contexto a través de la exhibición de una serie de retratos realizados a personas que trabajan en las inmediaciones de la vitrina, conserjes, locatarios y otros personajes cotidianos del centro de Santiago. La propuesta en su proceso va mutando en la medida que los personajes –los vecinos- van siendo empalados/retratados para ser “expuestos” en la sociedad del cuadro.

Vista de la exposición "Artistas profesionales", de Cristóbal Léon y Joaquín Cociña, en Huérfanos 1373, vitrina local 25. Foto cortesía de Galería Temporal
Vista de la exposición "Artistas profesionales", de Cristóbal Léon y Joaquín Cociña, en Huérfanos 1373, vitrina local 25. Foto cortesía de Galería Temporal
Vista de la exposición "Artistas profesionales", de Cristóbal Léon y Joaquín Cociña, en Huérfanos 1373, vitrina local 25. Foto cortesía de Galería Temporal

La dupla compuesta por Cristóbal León y Joaquín Cociña utiliza la vitrina para ofrecer sus servicios como “artistas profesionales”, en un intento por mimetizarse con la oferta comercial disponible en otros dispositivos de diminutas dimensiones que alberga la Galería Huérfanos 1373. La propuesta considera el servicio de los artistas no sólo con un valor estético, sino que también ironizando con un valor relativo a la oferta y demanda del “mercado”.

En su presentación, los artistas señalan: “Artistas Profesionales es un proyecto que busca comenzar una serie de pequeñas exposiciones temporales en casas de personas. En esta vitrina, los artistas Cristóbal León & Joaquín Cociña muestran sus gustos y habilidades. Si usted, por la razón que sea, ve valor estético en esta vitrina, los artistas ofrecen realizar y colgar obras de arte en su living y comedor. Los artistas son serios y burlones a la vez. No se preocupe si no entiende algo, no hay nada que entender. Esto se trata de llamar su atención para que los invite a su casa. Cristóbal y Joaquín creen que lo divertido y lo serio pueden compartir su lugar, por que están hechos de la misma materia. León & Cociña tienen un nutrido currículum que avala esto que usted ve. Han expuesto en todos los continentes del planeta tierra. Han recibido premios en festivales de cine y han sido financiados durante años por el Estado de Chile, es decir, por sus impuestos. Ya es hora de tener una exposición temporal en su casa”.

Desde el 2010, Galería Temporal ha sido un lugar transitorio y móvil de exhibición teniendo siempre como eje la relación del arte con el espacio público. Su objetivo siempre fue ampliar las posibilidades de relacionarse con el arte contemporáneo en la ciudad, a la vez que tensionar al campo artístico local, en el que cierta precariedad vuelve a lo temporal y transitorio condiciones generalizadas. Por sus numerosas exposiciones pasaron artistas tanto reconocidos como emergentes, de distintas inclinaciones, convicciones y modos de expresión. Hubo un tiempo en que el proyecto, que estuvo financiado por fondos públicos, hizo una pausa en Santiago para desplegarse en otros contextos fuera del país, como La Paz o la Ciudad de México.

La propuesta curatorial con la que Galería Temporal da por culminado su ciclo de vida  insiste en pensar si estos espacios intervenidos pueden desconcertar o renovar la rutina de algunos transeúntes, transformando el despliegue de estas obras por el centro de Santiago en una “experiencia” o, por el contrario, terminar siendo un vano intento que corre el riesgo de perder sentido y pasar desapercibido entre todas las mercancías exhibidas en las vitrinas que las rodean… lo que las hará, inevitablemente, desaparecer completamente. Como el proyecto mismo.


Cómo desaparecer completamente estará abierta hasta el 30 de octubre de 2018 de 9:00 a 18:00 horas en las tres vitrinas de Galería Temporal: Galería San Antonio, Merced 820 vitrina local 10; Galería Presidente Pasaje Phillips 437, local 9; y Huérfanos 1373, vitrina local 25, en Santiago de Chile.

Imagen destacada: Vista de la exposición «Somos Imperio», de Víctor Hugo Bravo, en Pasaje Phillips 437, Galería Presidente, local 9. Foto cortesía de Galería Temporal.