El artista chileno Alfredo Jaar (1956), cuya obra es reconocida mundialmente por abordar asuntos sociales, políticos y humanitarios de manera incisiva y poética, es el ganador del Hiroshima Art Prize 2018, un reconocimiento que la ciudad de Hiroshima, en Japón, realiza cada tres años a aquellos artistas que han contribuido a la paz mundial, como han sido los casos de Robert Rauschenberg (1992), Yoko Ono (2010) y Doris Salcedo (2013), entre otros.

El 11° Hiroshima Art Prize será entregado a Jaar en una ceremonia en el Museo de Arte Contemporáneo de la Ciudad de Hiroshima (Japón), en una fecha aún por confirmar. Como parte del reconocimiento, Jaar tendrá una exposición individual en ese museo en el 2020, a fin de destacar tanto el trabajo del artista como la misión e importancia de este premio guiado por el “espíritu de Hiroshima”.

“En 1995, Jaar participó en el 50 aniversario de la exhibición conmemorativa del bombardeo atómico, titulada After Hiroshima (Después de Hiroshima), celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de la Ciudad de Hiroshima. Allí, profundizó sobre la ciudad de Hiroshima a través de las originales obras que creó para la exposición. Además, en los últimos años, Jaar ha mostrado un gran interés por el devastador terremoto ocurrido en Japón en el 2011 y el accidente nuclear ocurrido poco después en Fukushima. Jaar fue elegido como el ganador de 2018 debido a nuestra expectativa de que la exposición conmemorativa (que realizará como parte de este premio) tendrá un mensaje profundo y mostrará nuevas obras que conceptualizan a Hiroshima como un asunto contemporáneo”, argumenta el veredicto.

El proceso de selección parte de la recomendación de artistas de todo el mundo por el Comité de Recomendación de Candidatos al Premio de Arte de Hiroshima, compuesto por directores de museos y críticos de arte de varios países. Estos candidatos se presentan al Comité de Selección de Candidatos, compuesto por directores de museos de Japón y críticos de arte, quienes seleccionan los posibles ganadores. Sobre la base del resultado de esta selección, el Consejo de Selección escoge al ganador del premio.

“Me siento sumamente honrado de aceptar el 11° Hiroshima Art Prize. Me siento enormemente privilegiado, pero también profundamente humilde ante esta responsabilidad. En estos tiempos oscuros, el ‘espíritu de Hiroshima’ es más necesario que nunca. Como Sadako Kurihara sugirió en su magnífico poema Umashimenkana, debo intentarlo y trataré de ‘crear nueva vida’”, señaló Jaar, Premio Nacional de Artes Plásticas 2013.

Durante sus casi cuarenta años de carrera, Alfredo Jaar ha participado en numerosas exposiciones internacionales, incluidas las Bienales de Venecia y São Paulo, y Documenta, además de haber expuesto en forma individual en museos de todo el mundo, lo que le ha valido el reconocimiento internacional. En el 2012, se organizó una retrospectiva de su trabajo en tres museos de Berlín, seguida de otra importante retrospectiva en el 2014 en el Museo de Arte Contemporáneo Kiasma, en Finlandia.

 


Imagen destacada: Alfredo Jaar. Cortesía: Center for Artistic Activism, Nueva York