Una selección personal de las obras más representativas del artista colombiano Oscar Muñoz (Popayán, 1951) se presenta en el museo de la Fundació Sorigué, en Lleida, España, en la exposición Oscar Muñoz: des/materializaciones, comisariada por el propio artista junto a Ana Vallés, directora de la institución.

La muestra reúne 14 obras en torno a la imagen como uno de los temas recurrentes en la obra de Muñoz, quien por años ha venido explorando con insistencia los momentos anteriores y posteriores a su fijación en un soporte, evidenciando así su carácter efímero en el tiempo y en la memoria. Elementos vitales como la luz, el agua, el aliento y el fuego funcionan a su vez como metáfora, medio y soporte de la imagen.

“He intentado con mi trabajo acercarme a ese instante crítico y decisivo de salvación o destrucción de la imagen; dónde se fija, o no, para formar parte del pasado”, dice el artista.

En la planta baja del museo de la Fundació Sorigué se exhiben siete obras representativas de diversas épocas de la trayectoria de Muñoz. La más antigua, Cortinas de Baño (1985-1986), supone la primera experimentación del artista con un soporte no convencional, en este caso una cortina de plástico. En este mismo espacio se ubica quizás una de sus obras más reconocidas, Narcisos (1995-2009), donde se conjugan polvo de carbón y papel sobre agua. En esta obra, la imagen se fija solamente cuando el agua se evapora definitivamente.

Junto a estas dos piezas dialogan también trabajos más recientes, como Intervalos (mientras respiro) (2004), una serie de autorretratos en papel quemado, y Re/trato (2004), video proyección donde el artista pinta repetidamente un autorretrato efímero con agua sobre una losa al sol. Ambos trabajos poseen fuertes referentes autobiográficos, un rasgo que caracteriza la obra del autor.

Oscar Muñoz, "Línea del destino", en la exposición "Oscar Muñoz: des/materializaciones", en la Fundació Sorigué, España, 2018. Cortesía: Fundació Sorigué
Oscar Muñoz, "Re/trato", en la exposición "Oscar Muñoz: des/materializaciones", en la Fundació Sorigué, España, 2018. Cortesía: Fundació Sorigué

La exposición también incluye seis videoinstalaciones, entre éstas El Coleccionista (2014-2016), una pieza audiovisual compuesta de cinco proyecciones, y que es definida por el propio artista como un autorretrato en construcción, “que se va constituyendo gracias a la presencia, también inasible, de una sucesión de imágenes de personajes históricos y de personas de su entorno más próximo, que es apenas sostenida por la luz”. Esta pieza ha sido adquirida por la Fundació Sorigué y es la primera obra de Óscar Muñoz que pasa a formar parte de su colección.

Se incluyen además otras obras de diferentes épocas del artista, como Biografías (2002), cinco video proyecciones donde utiliza retratos de personas anónimas tomadas de los obituarios, “individuos que ya no están”; Línea del destino (2006), en la que usa el video para situar la imagen fotográfica en un soporte inmaterial; y Sedimentaciones (2011), video proyección que recrea una mesa de revelado donde se organizan conjuntos de fotografías, a través de las cuales el espectador asiste a una incesante vida y muerte de la imagen.

A partir de la década de los ochenta, Muñoz explora y descubre la capacidad expresiva y la carga simbólica de los materiales, las sustancias y los procesos físicos. Mediante su continua investigación en torno a éstos, el artista nos invita a entender nuestra propia existencia y realidad dinámica y circunstancial, en constante evolución.

Utiliza técnicas no tradicionales a través de las cuales cuestiona la noción de realidad y de tiempo. Su obra se caracteriza por incluir elementos vitales como el agua, la luz y el vaho como metáfora al mismo tiempo que soporte de la imagen. En Cali, ciudad colombiana en la vive y trabaja desde los años 70, impulsa el proyecto Lugar a dudas, un laboratorio para fomentar el conocimiento del arte contemporáneo, facilitar el desarrollo de procesos creativos y provocar la interacción de la comunidad a través de las prácticas artísticas. Es un espacio de reflexión y crítica continua, acerca de las complejidades que vivimos hoy en nuestro entorno.

Oscar Muñoz, "Fundido a blanco", en la exposición "Oscar Muñoz: des/materializaciones", en la Fundació Sorigué, España, 2018. Cortesía: Fundació Sorigué
Vista de la exposición "Oscar Muñoz: des/materializaciones", en la Fundació Sorigué, España, 2018. Cortesía: Fundació Sorigué

OSCAR MUÑOZ: DES/MATERIALIZACIONES

Fundació Sorigué, Lleida, España

Hasta el 17 de junio de 2018

Imagen destacada: Oscar Muñoz, “Cortinas de baño”, 1992, en la exposición “Oscar Muñoz: des/materializaciones”, en la Fundació Sorigué, España, 2018. Cortesía: Fundació Sorigué