Minerva Cuevas (Ciudad de México, 1975) encuentra la materia prima para su obra al analizar las relaciones de poder que caracterizan al capitalismo y sus consecuencias ambientales. Sus investigaciones, basadas en la explotación y sus subsecuentes riesgos, están siempre niveladas con la posibilidad de resistencia y acción política. El resultado es una crítica a las estructuras de poder, a través de las cuales la artista da herramientas al individuo para subvertir estas configuraciones, provocando, mediante una intervención gráfica modificada dentro de la esfera pública, la reflexión política y el ejercicio local en la generación de prácticas laborales justas.

A lo largo de su carrera, Cuevas ha insertado su trabajo en espacios urbanos, fuera de las convenciones de museos y galerías. Por ejemplo, el proyecto Mejor Vida Corp es una entidad sin fines de lucro que simula la disposición capitalista para el beneficio común. Bajo el lema “Por una interfaz humana”, Mejor Vida Corp produce y distribuye objetos de uso cotidiano como credenciales de estudiante, cartas de recomendación, boletos de metro y códigos de barras del supermercado. Operando como un virus, el proyecto replica la organización de corporativos, generando estrategias de sobrevivencia dentro de una economía rigurosamente regulada. Tal visión de la apropiación de la iconografía empresarial ha sido recurrente en trabajos previos de la artista, notablemente en el mural Del Monte (2003/2010), en donde los anuncios Del Monte son usados para crear un espectacular falso atribuyendo un genocidio al General Efraín Ríos Montt, y aludiendo a la explotación que ejerció esta compañía alimenticia en Guatemala.

Otros trabajos similares incluyen el aviso publicitario. ¿Cuanto tiempo se tarda en llegar a la OTAN? (2001), en Eslovenia, al igual que otros murales en Alemania y Austria, responden cada uno al contexto histórico, político y social de su geografía.

Hecho específicamente para Sonora 128 -el proyecto de “arte en vallas publicitarias” de la galería kurimanzuttoParo general (2017) presenta un mensaje de oposición abierto a la interpretación. Utilizando el textil mismo del cartel a su favor, el canon publicitario se ha envuelto en una bandera, precisamente la bandera de huelga rojinegra asociada con el movimiento obrero internacional. Encima de esta pancarta bicolor sin fines mercantiles, Cuevas coloca la frase: “Si no hacemos lo imposible tendremos que enfrentarnos con lo impensable”. Tomada de The Ecology of Freedom (1982), del escritor y teórico político Murray Bookchin, esta cita plantea una infinidad de lecturas, pero es indudablemente un llamado al movimiento dentro de la circulación de reclamos urgentes expresados por la crisis social y ecológica actual.

En medio de su universalidad implícita, Paro general hace alusión específicamente al contexto de México. Como lo declaró una vez Cuevas, “he aprendido a percibir el caminar como una acción política”.

Paro general estuvo presente durante la marcha del Día del Trabajo el 1° de Mayo 2017 en la Ciudad de México. Se distribuyeron carteles impresos con la misma obra a los participantes de la manifestación, para que fueran utilizados tanto como protectores contra el sol como consignas. Liberada de su forma de difusión comercial y adaptada a la actividad comunitaria, la obra busca comunicar la premura del cambio con una frase que resuena en un mar de mercadotecnia, cuestionando el estatuto del individuo y la posibilidad implícita de rebelión en la vida cotidiana.

MINERVA CUEVAS: PARO GENERAL

Sonora 128, esquina de las avenidas Nuevo León y Sonora, Ciudad de México

Hasta el 30 de junio de 2017

 

Imagen destacada: Vista de la instalación Paro general, de Minerva Cuevas, para el proyecto Sonora 128 de la galería kurimanzutto, Ciudad de México, 2017. Foto: PJ Rountree. Cortesía: kurimanzutto

UA-20141746-1