Tras un arduo proceso de selección entre un total de 45 postulaciones de artistas chilenos, Patricia Domínguez (Santiago de Chile, 1984) ha resultado la ganadora de la Beca AMA que otorga la Fundación AMA de Chile, la cual le brinda la oportunidad de realizar una residencia artística completamente financiada en el Estudio Residencial Juan Yarur Torres, ubicado en Gasworks, Londres, del 2 de octubre al 18 de diciembre de 2017.

Esta primera convocatoria abierta de Fundación AMA y Gasworks estaba dirigida a artistas de nacionalidad chilena y con residencia permanente en Chile, de 30 años de edad o más, con el fin de promover su desarrollo profesional, poniendo énfasis en el proceso creativo más que en la entrega de un producto final.

Patricia Domínguez fue seleccionada por un jurado compuesto por Alessio Antoniolli (Director de Gasworks y Triangle Network), Robert Leckie (Curador de Gasworks) e Isobel Whitelegg (historiadora de arte, conferencista, curadora y co-directora de la maestría en Estudios de Museos y Galerías de la Universidad de Leicester, Inglaterra).

“Patricia fue seleccionada porque ya posee un cuerpo de trabajo sólido, no ha pasado una cantidad significativa de tiempo en el Reino Unido antes, y presentó una fuerte propuesta específica para Londres y Gasworks que convenció al jurado de que ella y su trabajo podrían beneficiarse de la oportunidad de vivir y trabajar aquí durante tres meses este año”, señala el jurado.

Juan Yarur, fundador y presidente de Fundación AMA, expresa: “Siempre me conmueve cuando el artista de la residencia es elegido, porque me interesa conocer la obra de artistas que no conocía antes. Beca AMA se creó para que artistas chilenos pudiesen tener una experiencia internacional en una ciudad como Londres, que es uno de los centros de arte mundial. Estoy feliz de apoyar la carrera de Patricia para que pueda ir a Gasworks”. Por su parte, la directora de la Fundación AMA, Bernardita Mandiola, dice: “He tenido el placer de conocer la obra de Patricia Domínguez desde hace unos años y he visto como ha progresado. Fundacion AMA espera ser una pequeña inspiracion en la carrera artistica de Patricia y nos sentimos muy orgullosos de poder contar con su participación en Gasworks”.

Desde el 2008, Beca AMA ha ayudado a impulsar las carreras de artistas chilenos hoy reconocidos internacionalmente, como Catalina Bauer, Cristóbal Lehyt y Nicolás Franco. Anteriormente, los candidatos a becarios eran nominados por un Comité de Selección integrado por destacados representantes del circuito artístico de Chile y representantes de Gaswoks. El ganador era posteriormente escogido por un comité especializado de Gasworks. Sin embargo, para esta nueva edición se decidió dar un giro al cambiar el sistema de selección por una convocatoria abierta, lo que ha hecho mucho más democrático e inclusivo el proceso.

“La Beca AMA es una de las pocas oportunidades reales que existen para artistas chilenos de tener la ocasión de crear un proyecto en las condiciones ideales que uno necesita (tiempo, taller, presupuesto, redes de difusión). La beca es una plataforma para contextualizar la obra internacionalmente. Mi mayor desafío actual, para poder seguir operando y sobreviviendo como artista y pasar la mayor cantidad de tiempo haciendo arte, es exponer y mover mi trabajo internacionalmente y ampliar las redes”, señala Domínguez. “Me alegra además haber sido seleccionada justo este año que fue el primero por convocatoria abierta. Eso hace el proceso más democrático. También este premio lo veo como una validación al trabajo que vengo desarrollando hace años, que ha significado una continua experimentación, reinventarme en cada proyecto y tener el coraje para utilizar un tono distinto, traspasando varios prejuicios en la búsqueda de crear un lenguaje personal”, agregó.

A través de una práctica multidisciplinaria, principalmente en video y escultura, Patricia Domínguez explora los territorios biológicos, culturales, digitales, afectivos y espirituales, en una aproximación crítica y holística a lo vivo. Sus proyectos están pensados como una investigación antropológica radical, que además de identificar o buscar patrones hace interactuar los elementos que están coexistiendo en estas relaciones entre especies, creando formas extrañas, algunas veces llenas de contradicciones. Patricia Domínguez combina su fascinación por la antropología, el animismo, las ciencias naturales y la cultura digital a través de un proceso decididamente no lineal y descolonizado que da igual peso a los referentes históricos y a las asociaciones personales como forma de liberarse de las estructuras y relaciones domésticas con el cosmos y el mundo que la rodea.

Para la residencia en Gasworks, la artista propuso una investigación visual en terreno de los dispositivos utilizados en las vitrinas de instituciones financieras, para crear así sus propias versiones de éstas. “Me interesan mucho las formas que están tomando en los grandes centros mundiales, las estéticas que tienen, los materiales que utilizan, el cómo presentan sus publicidades y promociones y cómo puedo transformarlas en gabinetes para exhibir una serie conceptual de acuarelas en ilustración científica sobre la colección de objetos del Museo Las Gaviotas, un museo que tiene mi abuelo en el desierto de Atacama”, explica la artista.

El material que compone el Museo Las Gaviotas, que para Domínguez constituye la “primera y más real aproximación a la historia de Chile”, consiste en rarísimos objetos que han sido encontrados por su abuelo -arquitecto, arqueólogo amateur y ex cazador- en los últimos 40 años. Tomando este museo como base conceptual y visual, Domínguez comenzará así en su residencia en Londres una nueva línea de investigación sobre las relaciones entre las diferentes colonizaciones que han ocurrido en Chile, los malestares contemporáneos en el cuerpo físico y en el cuerpo social, y el rol emancipatorio que tienen las prácticas imaginativas y subjetivas en este territorio con una cosmovisión cada vez más corporativa.

Cuéntanos un poco más de este proyecto que quieres desarrollar en la residencia y cómo éste toma como punto de partida, además de los dispositivos bancarios de Londres, algo tan local y personal como lo es el Museo Las Gaviotas de tu abuelo.

Mi abuelo ha explorado la superficie y profundidad de unos pocos kilómetros cuadrados del desierto de Atacama en Chile. Aproximándose al lugar con actitud abierta y sin dar nada por sentado, ha accedido a la historia del lugar desde los objetos del presente. Ha encontrado artefactos indígenas, artefactos de la colonización española, basura contemporánea, especímenes biológicos, juguetes, balas de la Guerra del Pacífico, huesos indígenas heridos con puntas de flecha, la colonia de tortugas verdes más austral del planeta (la que también ha inspirado proyectos de pintura corporal), fósiles de millones de años de antigüedad, una especie única de ballena de 16 millones de años, fragmentos de cerámicas inglesas producto de la minería, entre muchas otras cosas. Todos sus descubrimientos los ha organizado, mezclando tiempo y espacio en este museo donde presente, pasado y futuro conviven en gabinetes hechos de redes de pesca descartados por la industria pesquera y el océano. Mi abuelo ha inventado un nuevo género, donde arte indígena, artesanía popular y arte contemporáneo se han hecho compatibles. Con los objetos disponibles en el desierto, ha construido joyas, recreado los barcos piratas que llegaron a América con pedazos de basura, construido medios de transporte para sus familiares, instrumentos de música, hornos para hacer pan, reproducido dibujos de los naturalistas que llegaron a Chile con betún de zapatos, organizado un cementerio de ballenas, ha construido bellos objetos planetarios de decoración y transformado boyas en maceteros y adornos útiles e inútiles. Su producción simbólica y subjetiva se ha convertido en una estrategia para entender el lugar que se habita de una manera extraña y personal. Este museo es la base de mis métodos artísticos y ahora va a ser la base para este nuevo proyecto.

Esta es una más en una serie de residencias que has hecho en los últimos años. ¿Qué es lo que más te interesa y sueles buscar en esas experiencias?

Una de las cosas que más me ilusiona en la vida es poder hacer residencias. Todos los proyectos principales que he realizado en los últimos años los he producido en residencias, en Matadero Madrid, en Flora ars + natura (Bogotá) y en R.A.T. (Ciudad de México). Todas han sido experiencias super constructivas, tanto a nivel personal como artístico, ya que han significado experimentar y hacer obras nuevas. En general siempre termino volviendo a los lugares de residencia para mostrar el proyecto terminado, o a hacer otros proyectos nuevos, o a colaborar con los artistas que conocí y compartí durante las residencias. Las residencias me han dado los mejores amigos también, porque uno comparte con otros artistas de una manera nueva, más profunda y real que las interacciones que uno tiene con otros artistas regularmente. En las residencias toca cocinar, pasar mucho tiempo compartiendo, muchas conversaciones, bailes, o hasta compartir el taller algunas veces. Eso es muy constructivo, hace que pasen cosas. Vengo llegando de una residencia en Meet Factory, en Praga, y me he dado cuenta de lo refrescante que fue estar allá, compartir con artistas europeos, ver cómo ellos se mueven, ver todas las instituciones que hay con fondos para el arte, acceder a nuevos referentes, ir a muchas charlas y exposiciones… Fue interesante también concientizar el cómo ellos miraban mi trabajo, desde otros códigos, otros referentes, otras subjetividades que no se dan en América del Sur, Central y del Norte. Además, es interesante ver desde allá qué significa ser artista mujer, sudamericana, haciendo este tipo de trabajo tan específico, y constatar las conexiones y distancias con lo que se está produciendo allá.

Patricia Domínguez es Magíster en Studio Art por el Hunter College, Nueva York (2013) y Licenciada en Artes por la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) (2007). Sus proyectos han sido exhibidos individualmente en el Pizzuti Museum, ARCO Madrid Solo Projects y Galería Patricia Ready, así como en muestras colectivas en Matadero Madrid,  El Museo del Barrio (Nueva York), FLORA ars +natura (Bogotá), The Bronx Museum of Art (Nueva York), The Watermill Center (Nueva York), Museo de Arte Contemporáneo (MAC) (Santiago de Chile), Museo de Artes Visuales (MAVI) (Santiago de Chile), Museo MARTE (El Salvador) , BIM Bienal, Bienal de Artes Mediales de Santiago, y Galería Gabriela Mistral, entre otros.  Ha sido artista en residencia en Meet Factory (Praga), Centro Matadero Madrid, AIM Bronx Museum (NY) , R.A.T. (México), FLORA ars + natura (Bogotá), The Institute of Critical Zoologists, Sandarbh Residency (India) y American Museum of Natural History (Nueva York). Recientemente obtuvo el Premio Media Art de la Fundación Telefónica (Venezuela, 2014), el 3° Premio Norberto Griffa (2014) y el 2° Premio Beca CCU (2015).

The following two tabs change content below.

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.
UA-20141746-1 Cartelera