Hinc Sunt Leones (Aquí hay Leones), es una colectiva de videos de los artistas Francis Alÿs, Mario García Torres, Fernando Palma y Christian Jankowski que recorren, presentan y habitan territorios inexplorados. Por ello el título de la exposición hace referencia al término usado en las cartografías de la antigüedad: “Los antiguos mapas cartográficos eran realizados por artistas que se ceñían a la información de exploradores y otros documentos, para no sólo retratar los paisajes conocidos, sino también aquellos territorios no explorados o por descubrir”, señalan los curadores Gabriel Escalante y Éder Castillo en el texto que acompaña a la exhibición. “A falta de algo mejor para describirlos, estos sitios desconocidos eran señalados con la frase «Hinc Sunt Leones»”, continúan. Este mensaje hacía referencia a un territorio inhóspito, salvaje, desconocido o por revelar. La leyenda “aquí hay leones” era el símbolo de peligro de una región no conocida.

“Los trabajos presentados, en conjunto, concentran acciones de la investigación propia de cada uno de los artistas, desdoblando experiencias y narrativas tan íntimas o específicas, relacionándose intrínsecamente con la historia del arte”, agregan Escalante y Castillo. Así, cada una de las cuatro piezas proyectadas sobre las paredes del proyecto MANIFESTO-espacio, presentan en sí mismas una exploración del espacio desconocido o por revelar.

Francis Alÿs (Bélgica, 1959) está presente con la pieza Paradox of Praxis 1 (1997). Ésta es el registro de una acción llevada a cabo bajo la rúbrica de “a veces hacer algo, no lleva a nada”. Por más de nueve horas, Alÿs empuja un cubo de hielo a través de las calles de la Ciudad de México, hasta que se derrite completamente. Y así, hora tras hora, lucha contra el inmenso cubo rectangular, hasta que finalmente queda reducido a no más que uno pequeño cubo de hielo, tan pequeño como para patearlo a lo largo de la calle. De esta manera, Alÿs recorre México no como un turista, sino como un trabajador.

Fernando Palma (México, 1957) presenta Si no fuera por estos momentos (2000), video que consta de un collage visual conformado por acciones, registros e instalaciones en distintos escenarios de la Ciudad de México. Los personajes del video además asemejan coyotes, que en una especie de ritual, recorren los espacios posicionándose en ellos.

En la pieza de Mario García Torres, The Schlieren Plot (s.f), el artista reimagina las ideas y preocupaciones artísticas de Robert Smithson, mediante un personaje que recorre el paisaje texano rastreando la obra de este artista estadounidense, como quien inicia un viaje con un destino incierto. Entre otras cosas, vemos al personaje principal dibujar bocetos de una pieza que Smithson planeó y no realizó para un aeropuerto. Lo vemos caminar por un terreno de tierra hasta alcanzar, como al final de una peregrinación, un sitio sagrado. Este es el insólito monumento Amarillo Ramp, la última pieza de land art de Smithson, realizada de manera póstuma. La narración en off que acompaña las imágenes de The Schlieren Plot habla de Texas como escenario de intensos dramas, un territorio remoto y extremo donde el clima deforma nuestra percepción del tiempo y de la verdad.

Por último, Llanto por la marcha de la humanidad (2011), de Christian Jankowski, deconstruye la estructuras dramáticas que oscilan entre ficción y realidad. Jankowski se acerca al poder comunicativo de una de las más grandes televisoras de habla hispana para insertarse en su estructura creativa y alterarla radicalmente, hasta someter la posibilidad dramática del género de la telenovela a uno de sus más altos grados de expresión: el llanto. Así, los personajes en lugar de hablar, lloran. Pero además Jankowski logra crear un paralelismo entre su marcado interés por dislocar ciertas estructuras míticas de occidente, presentes en sus trabajos anteriores (el culto a la imagen de Cristo, los actos de magia o el dramatismo que impera en la cultura latina), y la personalidad política de David Alfaro Siqueiros, figura emblemática de la modernidad mexicana. Es pues, un juego lingüístico entre su propuesta de llanto televisivo y el título grandilocuente del mural de Siqueiros La marcha de la humanidad, complejizan la idea primaria del artista, relativa al género dramático y la función de las lecturas políticas del arte.

HINC SUNT LEONES (AQUÍ HAY LEONES)

MANIFESTO-espacio, Ciudad de Guatemala.

Hasta el 11 de noviembre de 2016.

UA-20141746-1