“El acto de catar se erige en metáfora de la experiencia del consumo estético”, afirma Vicent Todolí, comisario de MIRALDA MADEINUSA, la muestra con la que el MACBA (Barcelona) presenta por primera vez la totalidad de los proyectos estadounidenses del artista Antoni Miralda (Terrassa, España, 1942). Esta exposición recupera quince proyectos de Miralda vinculados a Estados Unidos, en los que se percibe su apuesta por una obra en donde prima el espacio público y la convivencia, el carácter efímero, el espíritu crítico y poético, y también el humor, convirtiendo de esta manera al acto común de comer en parte del arte.

Miralda se traslada a Estados Unidos en 1971 y se encuentra con un país convulso, inmerso en la guerra de Vietnam, además de sacudido por movimientos políticos y sociales que desafiaban el sistema. El descubrimiento de la cultura estadounidense —por aquel entonces en efervescencia creativa— en la que se respiraba libertad y una sensación de que todo era posible, actúa como catalizador del universo Miraldiano. Adoptando la comida como su materia de trabajo, empieza a crear proyectos colectivos y sociales en los que indaga en ceremonias y rituales tradicionales, así como en sus respectivos simbolismos. De esta manera, a partir del archivo personal del artista, la exposición reconstruye las instalaciones realizadas por él durante aquellos años, abarcando producciones desde principios de los años setenta hasta finales de los noventa. Igualmente, la muestra dispone de una amplia selección de materiales de archivo, los cuales permiten entender la génesis de sus obras: grabaciones audiovisuales de acciones y eventos, dibujos, bocetos, fotografías y otros materiales documentales, en su mayoría inéditos antes de la presente exhibición.

La exposición se inicia con los primeros proyectos realizados en Nueva York en los años setenta, y en Miami durante los ochenta y noventa. En este apartado se ha reunido el material documental de la acción Sangría 228 West B’Way (1972), que contó con un centenar de participantes. Realizada en colaboración con el artista Antoni Muntadas (Barcelona) en el loft que ambos compartían en Tribeca (Nueva York), consistió en una degustación de arroz aromático coloreado y sangría, todo ello acompañado de proyecciones.

Por otra parte, Movable Fest (1974) consistió en un desfile de una “carroza-banquete” de tres pisos, tirada por caballos y revestida de alimentos, construida con la complicidad de vecinos y comerciantes de la Novena Avenida de Nueva York. Dicha obra escenificó la crítica a la especulación inmobiliaria.

Igualmente, en Miami, junto con la restauradora Montse Guillén, Miralda transformó un antiguo bar de pescadores en el llamado Bigfish Mayami (1996-1999), y celebró el solsticio de verano con Domestic Coral Castle (1982), entre otras iniciativas.

Consecuentemente, en Food Situation for a Patriotic Banquet (1972/2010)  —una mesa de banquete con bandejas de arroz coloreado, representando las banderas de las naciones más poderosas del momento con sus respectivos himnos nacionales como menú— enfatizó, a medida que el cereal se descomponía, la desaparición de los colores nacionales identitarios y el fin de la lógica colonial.

Otro ejemplo destacado de la propuesta de Miralda se observa en aquella monumental línea de panes coloreados titulada Breadline (1977), una producción que alude a las filas para conseguir comida durante la Gran Depresión.

En una dirección similar, pero con motivo de la American Royal —evento anual que celebra la industria agrícola y ganadera en Kansas City—, Miralda creó un gran proyecto de arte público titulado Wheat & Steak (1981), en el que movilizó a cientos de participantes en un desfile por las calles de la ciudad. También intervino en la Kansas City Board of Trade, donde sobre un gran muro de panes coloreados proyectó imágenes que mostraban relaciones iconográficas entre el hambre, el comercio y el poder.

No obstante, entre sus proyectos de mayor duración y difusión destaca indudablemente Honeymoon Project (1986-1992), una serie de eventos en torno a la boda imaginaria entre la Estatua de la Libertad de Nueva York y el monumento a Colón de Barcelona. Para la concreción de este proyecto, Miralda, durante seis años, involucró a numerosos colectivos —pertenecientes a una veintena de ciudades de todo el mundo— en más de cuarenta acciones en torno al ritual de apareamiento.

Además de registros audiovisuales de las distintas ceremonias, y del Álbum Honeymoon Project, en la muestra del MACBA se pueden ver elementos originales de las celebraciones, tales como Ba-Ca-Llà: bacalaos secos usados como pergaminos simbólicos y firmados por los alcaldes de Barcelona y Nueva York para oficializar el noviazgo; o bien Monumentos Parabólicos, dos réplicas de los novios instaladas en el Pabellón de España de la Bienal de Venecia de 1990.

También se incluye la pieza Eternity Ring, un anillo decorado con diamantes luminosos de metacrilato, así como las llamadas Alianzas de Agua, hechas en este caso con tubos de metacrilato que contienen agua de los mares y océanos que separan a ambos monumentos.

Concebido como un espacio artístico y performático, El Internacional Tapas Bar & Restaurant (1984-1986), en colaboración con Montse Guillén, fue un experimento totalmente referido a la cocina y al arte site-specific. Lugar icono del “downtown” de Manhattan, contó con comensales como Jean-Michel Basquiat, Andy Warhol, Robert de Niro, entre otras personalidades del mundo del arte y el espectáculo. Dicho lugar, además de concentrar la iconografía propia de Miralda, en lo alto de su edificio contaba con una réplica a tamaño natural de la corona de la Estatua de la Libertad. El MACBA recupera el espíritu alegre brindado por la reunión entre aquellos comensales, activando un bar los viernes y sábados por la tarde. Además recrea, por primera vez, algunos de los espacios emblemáticos del restaurant, como la fachada dálmata, la alfombra de banderas o la barra con objetos originarios, como los Lobster Dream, los Moving Toreros y los Matador Candelabra.

ANTONI MIRALDA: MIRALDA MADEINUSA

Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA). España.

Hasta el 9 de abril de 2017.

UA-20141746-1