Greatest Hits. Arte en Nueva York 2001-2011 es una compilación de críticas publicadas en medios como The Village Voice, The New York Press, Art Review y The Paris Review Online. Juntas, estas críticas son por sobre todo un paseo por la escena artística en Nueva York. Un paseo, que de la mano de Christian Viveros-Fauné se vuelve contra toda expectativa algo veloz, liviano y entretenido. Su  personal punto de vista y su vocabulario coloquial (giles, tetas y niñas) hacen que lo escuche a mi lado, mirando la exposición desde el mismo lugar en que me hubiese gustado estar a mí.

Veintitrés críticas a exposiciones de artistas como Koons, Orozco, Dijskstra, Currin y más. No es un libro para profundizar en cada uno de estos artistas, ¡nadie podría exigirse eso!, pero gracias a una observación sensible sabe dar con la palabra esencial que detona toda la reflexión sobre el artista, la frase justa que te permite decir – aaah, así que esto es lo que estoy viendo. Sorprende también la velocidad al reconocer referentes y al reconstruir contextos. En pequeños párrafos, puede recontar todo el minimalismo o la historia del video arte.

Pero hay más: de forma encubierta, lo que este libro nos muestra es el cómo hacer crítica de arte hoy, cómo escribir de arte hoy. A través de un hermoso artículo sobre el famoso crítico norteamericano Peter Schjeldahl, Viveros-Fauné nos habla de un estilo crítico, comprimido y refinado, cargado de sensibilidad sin ser agobiante. ¡Sensible! es la palabra clave tanto para Schjeldahl como para Viveros-Fauné, que escriben para un lector laico (con respecto a los religiosos del arte).

Quiero detenerme sobre tres de estos artículos y preguntarme ¿Para qué editar una compilación de estos artículos?

El primero, es su artículo sobre el New Museum of Contemporary Art de Nueva York. Si bien ya durante todas sus críticas la obra de arte resulta expandida fuera de los muros de la exposición hacia la ciudad y escena artística de Nueva York, hacer una crítica de arquitectura museística le permite dar rienda suelta a su interés por el mundo cultural que rodea la obra o la muestra.

En su artículo Dios y los Monstruos esta tendencia se dirige hacia los marchantes del arte Larry Gagosian, Leo Castelli y Charles Saatchi. Aquí Viveros-Fauné observa las paradojas del mundo del arte y su mercado con la misma capacidad sensitiva con que describe las obras y exposiciones.

Viveros-Fauné (queriéndolo o no) está haciendo frente a las dos grandes preguntas que, según creo, hoy amenazan la sobrevivencia de la crítica de arte: 1.¿Qué interés o necesidad hay en escribir de arte hoy?, y 2. ¿Cuánto espacio tenemos a nuestras espaldas para distanciarnos, ver y criticar?. Por un lado, Viveros-Fauné le da vida y continuidad tanto a las obras como a su crítica, hace aparecer una escena cultural, un contexto cultural y urbano donde las obras se insertan. La crítica se pasea por la ciudad, estableciendo comparaciones de muestra en muestra, de museo en museo, de curador en artista. Por otro, busca tomar independencia de los medios de comunicación y su ya característica concentración de poder, ya sea al momento de expandir su crítica al mercado en el mundo del arte, como también al publicar sus artículos de forma independiente a los medios de comunicación para los que fueron escritos.

Finalmente, me detengo en su artículo Surrealismo curatorial, donde centra su crítica ya no sobre tal o cual curatoría sino sobre la figura misma del curador: “Más allá de coleccionistas, artistas, marchantes y profesores de arte, es el curador el que ha venido a encarnar este interminable ir y venir entre el sentido y el sinsentido en la práctica artística contemporánea. Si por estos días el mundo del arte es un espectáculo de Riverdance del baile de San Vito, entonces al curador le pertenecen todos los tics”.

Sin duda, este libro, además de acercarnos de forma veloz y entretenida a las obras, muestras y vida cultural de Nueva York, nos propone una crítica del arte sobreviviente como crítica AL arte, en toda su extensión.

Larry Gagosian, Leo Castelli y Charles Saatchi

Larry Gagosian, Leo Castelli y Charles Saatchi

Título: Greatest Hits. Arte en Nueva York 2001 – 2011

Autor: Christian Viveros-Fauné

Año de edición: junio de  2012

Editorial: Metales Pesados

Christian Viveros-Fauné (Santiago, 1965) Crítico y curador, ha vivido los últimos veinte años en Brooklyn, Nueva York. En 2010 ganó la Beca Creative Capital/Warhol Foundation y fue nombrado crítico en residencia del Bronx Museum. Ha ejercido como profesor en las universidades de Yale y Pratt  Institute y como curador de varias exposiciones internacionales, incluyendo Dublin Contemporary 2011, la primera bienal de arte contemporáneo de Irlanda. Hoy se desempeña principalmente como colaborador para las publicaciones Art Review, The Art Newspaper y The Village Voice.

The following two tabs change content below.

Cristóbal Fabrizzio Barria Bignotti

Es candidato a doctor en Historia del Arte en la Universidad Sapienza de Roma. Actualmente se dedica al problema de 'habitar las imágenes', particularmente en función del género del paisaje dentro la reflexión sobre el hábitat durante el siglo XIX. Otros temas que llaman su interés son la representación de animales vivos durante el mismo período, más allá de la mirada científica de disección y la historia de la historia, así como la crítica y la teoría del Arte Latinoamericano, específicamente el debate entre disciplinas académicas y campos de estudio.