Skip to content

CAER EN AMOR. AGUJAS EN CAÍDA LIBRE

“Al sentir amor hacia Marthe, se lo quitaba a René, a mis padres y a mis hermanas”

Extracto de la novela “El diablo en el cuerpo”, de Raymond Radiguet


Hay imágenes que deambulan sonámbulas por la memoria. Probablemente, es porque nos aferramos a ellas otorgándoles un estado de velo constante. Son detalles. El tatuaje en la espalda de otra persona, por ejemplo. La forma en que la tinta se adecua a la forma de los músculos. El tatuaje de un águila abriéndose desde una espalda ajena. Podemos pasar horas rememorando cuerpos de otros. Y no solo los pensamos, sino que los hacemos aparecer, entremedio de diálogos y risas falsas. Gestos, movimientos, errores de comunicación. Sensaciones que no calzan con lo que se habla, mentiras. Porque el mundo está plagado de mentiras. Ya sea como forma de esconder nuestras intenciones, o para aletargar el tiempo en que finalmente nos dejaremos caer.

Nicolás Astorga, Caer en Amor, 2022, bordado y lejía sobre algodón teñido a mano, 21 x 29,7 cm. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición «Caer en Amor», de Nicolás Astorga, en Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición «Caer en Amor», de Nicolás Astorga, en Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Felipe Ugalde

Pensar que todos queremos ser amados, es tan cierto como superficial. Queremos que nos amen, pero el problema radica en cómo lograrlo sin destruirnos en el intento. No queremos que ese logro nos aniquile. Desde ahí, entonces, surge el fascinante y exótico despliegue de tácticas y resistencias.

Dejar por escrito estas imágenes difusas o desplazamientos es una forma de fijar la experiencia en el tiempo y darles una apariencia más firme. Pero más que un ejercicio de autoconsciencia, estos bordados de Nicolás Astorga parecen un recordatorio o una amenaza. Una especie de estandarte de guerra.

Y entonces la idea del amor como campo de batalla, que probablemente surgió hace milenios de años junto a la idea misma del amor. Se busca que el otro cruce hacia el umbral del terreno propio. Y en ese umbral, nadie puede interferir. Celos, posesión. Es difícil dimensionar el daño que puede provocarse en nombre del amor. Y es que la esencia del amor siempre es ambivalente y su configuración contradictoria: hay dolor, hay placer, y algunos sentimientos bajos viven ahí en pugna con el afecto. Son niveles de realidad que flotan uno sobre otro sin poder converger.

El cambio de un nivel a otro es repentino y vertiginoso, y precisamente esta ambivalencia es la trama de estos bordados: la aguja hiere la tela y se construye una frase amorosa. La experiencia se revive y las heridas de la batalla se rememoran. La tela se abre en gran escala, exponiendo la intimidad de esas fuerzas en pugna, junto a la falsa sensación de estar cada vez más cerca de un núcleo común sin nunca poder alcanzarse.

¿Cuál es la caída del amor entonces? Al parecer el desarme no parece una vía posible.

Vista de la exposición «Caer en Amor», de Nicolás Astorga, en Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Felipe Ugalde
Vista de la exposición «Caer en Amor», de Nicolás Astorga, en Galería NAC, Santiago, 2022. Foto: Felipe Ugalde

En esta caída, hay serpientes pecaminosas, tatuajes y competencia. Las agujas en caída libre se abren a la ternura y a los sentimientos más bajos. Sin embargo, en estos bordados se revelan las tácticas y se confiesan las mentiras. Porque el terreno de la mentira es tan difícil como el de la verdad. Y lo cierto es que, cuando somos incapaces de inventar tácticas, es cuando empezamos entender que el amor ya no vive ahí.

Hay mecánicas de las que no podemos prescindir. Y así de pronto, el detalle de un gesto regresa y se estampa en la memoria. Manos ajenas se clavan en el cuerpo, y mentalmente tatuamos imágenes en los otros con la intención de imprimirles una marca. A veces, mientras más maniobras, más se cae. Y esa es la ironía. O al menos eso es lo que parece. 

Nicolás Astorga, 00 (zero-zero), 2021-2022, bordado, pintura spray y gesso sobre algodón teñido a mano, 200 x 300 cm. Foto: Felipe Ugalde

Caer en Amor, de Nicolás Astorga, se presenta del 24 de noviembre al 5 de enero 2023 en Galería NAC, Américo Vespucio Nte 2878, Vitacura, Santiago de Chile.

*Texto de sala

Ileana Elordi

Nace en Santiago, en 1990. Licenciada en Artes Visuales por la Universidad Católica de Chile. Ha publicado “Oro", su primera novela editada en 2015 bajo el sello Emecé, Planeta.

Más publicaciones

También te puede interesar

Vista de la exposición "Acción Monumenta", del Colectivo de Arte MICH, en galería Macchina, Santiago de Chile, 2017. Foto: Benjamín Matte

COLECTIVO DE ARTE MICH: ACCIÓN MONUMENTA

La Galería Macchina de la Escuela de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile, presenta en la Galería Macchina la exposición: Acción Monumenta , del colectivo de arte MICH, el resultado de un...

Tiburones y Piscinas

“Nadar con tiburones es fascinante”: la frase tiene un malditismo, propio de la consciencia que se resarce entre los cenáculos más sórdidos, entrenada de antemano para flotar gozosa en medio de la basura y…