Skip to content

MARÍA ELVIRA ESCALLÓN: ENCUENTRO CON SERES NOTABLES

Por Ana María Lozano

Giambattista Vico, el gran pensador napolitano del siglo XVIII, decía que cuando los humanos se volvieron sedentarios, tumbaron árboles para hacer claros en los bosques y allí sembrar un árbol nuevo: el árbol genealógico. Esta imagen dramática reconoce la existencia de una tensión muy fuerte establecida entre humanos y árboles, vieja en la historia de la humanidad, que obligaba a la vida humana a batirse en duelos diarios contra los bosques. Así, hacer un claro en el bosque significó en ciertos momentos de la humanidad una especie de triunfo sobre la naturaleza, lo salvaje, lo silvestre y lo desconocido. Al despejar el territorio se pudo entonces ver el cielo y, así, los humanos se encontraron a los dioses.

Hoy que el claro en el bosque se ha convertido en una mancha que se expande peligrosa y dolorosamente por la Tierra día a día, una parte de la humanidad que, quisiéramos pensar, va en aumento, lucha por romper ese atávico duelo a muerte con el bosque.

Es allí, remontando un escenario posible en el que la ciencia y la narración mítica no se oponen, que María Elvira Escallón (1954) posibilita nuestro encuentro con seres notables. Es éste un lugar donde habitan seres compuestos y simbióticos. Escallón opta por ver, en lugar de insalvables diferencias, una enorme cantidad de características que señalan similitudes y, con ello, parentescos entre Árbol y humano; entre humano y árbol.

En estos escenarios míticos ubicados en algún presente/pasado, modelando el barro, trabajando con agua, polvo, video, fotografía y tiempo, Escallón hace descender los dioses a la tierra, reversando el claro. En este espacio de la materia, de lo existente, de lo vivo, se entienden las existencias diversas. Allí se produce el reencuentro con el árbol.

Vista de la exposición «Encuentro con seres notables», de María Elvira Escallón, en Galería Espacio Continuo, Bogotá, 2022. Cortesía de la artista y la galería
María Elvira Escallón, Mesa de trabajo, 2022, video, 8’10”; Brazo: Encuentros con seres notables 3, arcilla fresca, 10 x 60 x 12 cm. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Extracción, 2019, video, 1”25”. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Brazo: Encuentros con seres notables 3, arcilla fresca, 10 x 60 x 12 cm. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Piezas llegadas de lejos, 2010-2022, trozos de madera tallados por el mar. Medidas variables. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Encuentros con seres notables (detalle), 2021, ramas de jazmín sabanero y eucalipto, 290 x 160 x 70 cm. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Mazorca, 2022, cerámica pintada, 10 x 75 x 12 cm. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo
María Elvira Escallón, Precipitación de arenas, 2022, instalación con muebles embalados y arena cayendo del techo. Medidas variables. Cortesía de la artista y Galería Espacio Continuo

Encuentro con seres notables, de María Elvira Escallón, se presenta hasta el 30 de junio de 2022 en Galería Espacio Continuo, Cl. 80 #12-55, Bogotá, Colombia

También te puede interesar

Günes Terkol, The Girl Was Not There (A menina não estava lá), 2016. Vista de la exposición "Incerteza Viva", 32° Bienal de Sao Paulo en Bogotá, 2017. Cortesía: MAMBO

LA BIENAL DE SÃO PAULO EN EL MAMBO

El Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) acoge hasta el 1° de octubre una versión condensada de la 32° Bienal de São Paulo, que bajo el título Incerteza Viva propone una revisión de...

Vista de la exposición “Formas caídas”, de Alia Farid, en NC-arte, Bogotá, 2018. Cortesía de NC-arte

FORMAS CAÍDAS, UN PROYECTO DE ALIA FARID

"Formas caídas", de la artista kuwaití y puertorriqueña Alia Farid (1985), explora una correlación entre el adoctrinamiento y las estructuras hegemónicas prevalecientes en los Estados árabes del Golfo. A raíz de las dinámicas de...