Skip to content

DEGRADACIONES TROPICALES: ABISMOS AL BORDE DE UNA MESA. JOSÉ OLANO EN DIABLOROSSO, PANAMÁ

José Olano (Cali, 1985) utiliza objetos cotidianos encontrados tales como muebles, ropa y vasos en combinación con materia orgánica -ramas de árboles, frutas- para crear instalaciones escultóricas que exploran la estabilidad y su relación con la fragilidad y el azar.

En su actual muestra en DiabloRosso, en Panamá, titulada degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa, el artista colombiano presenta una serie de objetos instalados en precario equilibrio, un ejercicio lúdico que apunta a una posible –o casi inminente- catástrofe, como lo representa en una serie de dibujos tipo viñeta en los que una papaya cae de la mesa al piso para asistir al encuentro fatal de un cuchillo.

Lo efímero y lo inestable impregnan las composiciones extrañas e impredecibles de Olano. Un enorme cristal es sostenido por los dos extremos por piñas que, eventualmente, se descompondrán y cederán apoyo. Platos y vasos se sostienen “en un pie” al borde de una mesa. La vulnerabilidad al accidente de toda esta mise-en-scène es alertada con una señal de neón que denota la palabra “frágil”.

Las obras de José Olano, intrínsicamente in-situ, son instaladas de manera tan precaria que a menudo amenazan los límites de la permanencia, generando como resultado tensión tanto en el espacio como en el público. La delicada estabilidad de sus esculturas imita a la de la existencia humana, un equilibrio que puede ceder en cualquier momento y colapsar.

Vista de la exposición "degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa", de José Olano, en DiabloRosso, Panamá, 2018. Foto: Rapha Salazar
Vista de la exposición "degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa", de José Olano, en DiabloRosso, Panamá, 2018. Foto: Rapha Salazar
Vista de la exposición "degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa", de José Olano, en DiabloRosso, Panamá, 2018. Foto: Rapha Salazar
Vista de la exposición "degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa", de José Olano, en DiabloRosso, Panamá, 2018. Foto: Rapha Salazar
Vista de la exposición "degradaciones tropicales: abismos al borde de una mesa", de José Olano, en DiabloRosso, Panamá, 2018. Foto: Rapha Salazar

También te puede interesar

Engel Leonardo, Mata de Huevo, 2019. Vista de la exposición "Manoguayabo" en DiabloRosso, Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería

Engel Leonardo:manoguayabo

En "Manoguayabo", la muestra que presenta el artista dominicano Engel Leonardo (1977) en DiabloRosso (Panamá), las obras utilizan como punto de partida sus investigaciones sobre el trabajo de Flavio de Carvalho y Lina Bo...

Performance de Sandra Monterroso durante su muestra "Las heridas también pueden teñirse de azul", en el Centro Cultural de España en Guatemala, 2019. Cortesía de la artista

Sandra Monterroso:vuelve al Azul

[...] Monterroso describe las industrias extractivas que destruyen las aguas de Guatemala y los métodos tradicionales de cuidarlas como “heridas”: “los ríos, los lagos, incluso los mares, están heridos”, escribe. Es significativo que se...

Vista de la exposición "Deseos Modernos", de Luis Enrique Zela-Koort, Pabellón 1 del Centro de Arte Contemporáneo de Quito, 2021. Foto: Pablo Jijón. Cortesía: CAC

LUIS ENRIQUE ZELA-KOORT: DESEOS MODERNOS

La obra de Zela-Koort pone en evidencia que en el mundo en el cual vivimos no existe una separación rígida entre lo orgánico y lo natural. Su muestra en el CAC de Quito interpela...