Skip to content

Arteba 2017 Cierra Con Buenas Ventas.brilla el Arte Argentino

“Unas son verdes y otras maduras. El mercado de arteBA amerita ser trabajado, y al galerista que le interese insertarse, tiene que trabajarlo arduamente”, dice un galerista participante de la feria argentina, respecto a por qué a algunos galeristas les fue bien y a otros no en términos de ventas en esta 26° edición, que acaba de concluir.

Si bien en arteBA 2017 hubo resultados muy buenos, sobre todo para los galeristas locales, no fue tanto así para participantes de otros países, quienes consideran que el ambiente en el mercado del arte en Argentina no es aún el óptimo para la comercialización de artistas no argentinos, que hay incertidumbre económica, que la feria no la visitan suficientes coleccionistas internacionales. Más allá de esto, y retomando las palabras de aquel galerista, lo que es cierto es que, en el negocio del arte de cualquier latitud y contexto político-económico hay que estudiar y persistir, generar vínculos de largo plazo y afinar la intuición en cuanto a qué se ofrece.

En general, para la mayoría de los participantes, arteBA sigue siendo una feria importarte en la región latinoamericana, a la que hay que acudir sí o sí para presentar lo que se tiene en cartera, independientemente de los resultados finales. Es, para los galeristas latinoamericanos, una cita obligada en el calendario anual.

Galerías chilenas como Isabel Aninat y Die Ecke están conscientes de ello. Isabel Aninat vendió obras de varios artistas chilenos, como Eugenio Dittborn, Catalina Swinburn y Norton Maza. Otros artistas chilenos participantes en la feria también salieron con ventas, como es el caso de Benjamín Ossa en la galería argentina Aldo de Sousa -Ossa también vendió dos obras que tiene actualmente en una muestra colectiva en el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires-; y Voluspa Jarpa en Isabel Aninat y mor charpentier (París), ésta última venta impulsada por el éxito de la muestra individual de la artista en el MALBA el año pasado.

Este año tenían stand en La Rural 90 galerías de 20 países. Algunos participantes se marcharon decepcionados, otros, contentos con sólidas ventas, en particular las que tuvieron que ver con artistas seminales argentinos y con las incorporaciones de artistas tanto consagrados como jóvenes a las colecciones de museos tan importantes como el Reina Sofía de Madrid y el Guggenheim de Nueva York. Según los organizadores de la feria, en esta edición hubo un aumento de 50% en ventas en relación con el año pasado.

Más allá de las facturaciones, la experiencia de feria fue muy estimulante -aunque no tanto como el año pasado, cuando arteBA celebró su emblemático 25° aniversario-, como lo confirma el alto número de visitas -80.000- y el entusiasmo que había entre los 300 invitados al Programa VIP, coleccionistas, curadores, directores de museos y profesionales extranjeros que recorrieron no solo la feria, sino los museos, galerías y lugares claves de la ciudad de Buenos Aires.

También como un buen signo de hacia dónde va la feria puede leerse en el hecho de que este año el sponsor principal fue el Banco HSBC -que posee una importante colección de arte argentino-, y que sus socios Mercedes Benz, Banco Ciudad y Zürich siguen apoyándola con determinación. Han impulsado la visibilidad del arte argentino, también, la reciente participación de Argentina en la feria ARCOmadrid como país invitado y la expectativa que ha generado la selección de Buenos Aires como la primera ciudad anfitriona del programa Art Basel Cities.

Tuvimos la oportunidad de conversar con algunos participantes de la Sección Principal de arteBA sobre los resultados obtenidos, su visión de la feria y del mercado local. Esto fue lo que nos dijeron:

Galería Nora Fisch, en arteBA 2017. Foto: Alejandra Villasmil

NORA FISCH, DIRECTORA DE NORA FISCH

Básicamente para mí este año arteBA fue buenísima; las ventas fueron muy buenas. Puedo destacar, por ejemplo, el hecho que de Eduardo Costantini (fundador y presidente del MALBA) compró dos obras de la serie de cerámicas de Juan Tessi. También hicimos buenas ventas de Juan Becú y de unas lindas piezas de Rosana Schoijett a distintas colecciones privadas. En cuanto a las ventas institucionales, quiero destacar que Manuel Segade, el curador del CA2M de Madrid, eligió tres obras de los años 2000 de Fernanda Laguna, de la época de Belleza y Felicidad. Y hay otra adquisición institucional que no te la puedo decir todavía, pues se va a resolver el día lunes.

En cuanto al mercado argentino, es un mercado en expansión y yo realmente estoy viendo signos de esa expansión; es un mercado aún pequeño, como lo es el chileno y el de tantos otros países latinoamericanos, fuera de Brasil y México. Pero yo estoy viendo coleccionismo nuevo, decisiones más rápidas. Definitivamente este año le hemos vendido a nuevos coleccionistas, a los que recién están empezando a comprar, y también los que compran por primera vez en mi galería, posiblemente porque la galería ya tiene siete años de existencia y ya tiene un lugar en Buenos Aires. Soy muy optimista con el trabajo que venimos haciendo desde las galerías para profesionalizar el mercado y expandirlo, y están empezando a verse resultados.

HENRIQUE FARÍA, DIRECTOR Y FUNDADOR DE HENRIQUE FARÍA NUEVA YORK/BUENOS AIRES

Sin duda alguna, esta edición denota el crecimiento del mercado argentino, la profesionalización general de las galerías y la mayor visibilidad de la feria a nivel internacional. Especial mención merece la selección de las galerías participantes en U-Turn, realizada por Chris Sharp. Una excelente y variada selección que sin duda abre nuevos caminos para expandir el conocimiento de artistas de otras latitudes y abrir el campo de consideración de opciones para las colecciones argentinas y del resto de América Latina.

Galería Walden, en arteBA 2017. Foto: Alejandra Villasmil

RICARDO OCAMPO FERÍS, DIRECTOR DE WALDEN

Para Walden, las ventas este año estuvieron bien, principalmente institucionales, al MALBA y al Reina Sofía). El mercado está un poco mejor. Sin embargo, notamos menos público de lo común este año. Pensé que funcionaría más. Pero también ocurre que el país no levanta económicamente y eso se nota. La gente está a la espera de lo que ocurre. También vi mucho menos coleccionismo internacional, pero más instituciones y curadores de afuera. Las expectativas fueron cumplidas en general. La organización de la feria funcionó.

MORA BACAL, DIRECTORA DE RUTH BENZACAR

Hubo muchas ventas. Fue una buena edición para nosotros. Destacaría el éxito de ventas de obras de Eduardo Basualdo y de Tomás Saraceno. Le vendimos tanto a instituciones (obras de Liliana Porter al Museo Guggenheim de Nueva York) como a coleccionistas privados locales y extranjeros. Creo que ésta fue una de las mejores ediciones de la feria. Y el mercado argentino está mucho más activo… somos muy entusiastas todos.

Galería Isabel Aninat, en arteBA 2017. Foto: Alejandra Villasmil

JAVIERA GARCÍA-HUIDOBRO, DIRECTORA DE GALERÍA ISABEL ANINAT

Para nosotros arteBA es una feria que todos los años se consolida por el desarrollo de cada sección.  ArteBA invita a curadores independientes e instituciones. Un número importante de coleccionistas latinoamericanos visitan cada año la feria. Para mí lo único que falta es expandir la invitación a coleccionistas de otras latitudes, como Europa, Asia y Norteamérica. Las ventas para nosotros este año estuvieron muy bien. Vendimos obras de Norton Maza, Eugenio Dittborn y dos piezas importantes a una excelente colección: Balanz Contemporanea. Además, vendimos una instalación de grandes dimensiones de Catalina Swinburn y piezas a coleccionistas de Perú, Colombia, Estados Unidos, Argentina y Chile. Tenemos además dos instituciones interesada en el trabajo de Raúl Zurita.

Por último, también me gustaría destacar que tenemos invitación de otras galerías para hacer exhibiciones de artistas que representamos en Brasil, Los Angeles y Nueva York. Tenemos por objetivo expandir el trabajo de nuestros artistas.

LIVIA BENAVIDES, DIRECTORA DE 80M2 LIVIA BENAVIDES

Las ventas tomaron tiempo en materializarse, pero se dieron. El mercado se ve un poco aguantado. Pero en general, la feria tuvo muchas ventas institucionales y excelentes colecciones privadas internacionales. Se nota que el mercado argentino sigue pasando un momento difícil, pero lo siento mejor que hace algunos años. El nivel de la feria ha sido muy bueno y la puesta en escena también (a nivel arquitectónico).

 


La imagen destacada es cortesía de arteBA Fundación

Alejandra Villasmil

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.

Más publicaciones

También te puede interesar

El Museo Vivo.adquisiciones en el Marco de Arteba

En la edición 2016 de arteBA, que marcó su 25° aniversario, más de una decena de museos y entidades públicas o privadas adquirieron o recibieron en donación obras de veinte artistas. Consolidada como una...