Skip to content

XIMENA GARRIDO-LECCA. INSURGENCIAS BOTÁNICAS: PHASEOLUS LUNATUS

En su obra, Ximena Garrido-Lecca (Lima, 1980) analiza la politización del espacio público y el uso de materiales vernáculos que han sido empleados en la artesanía, el arte y la arquitectura a través de la historia peruana. Su trabajo en video explora, a manera de documental no-narrativo, paisajes antrópicos que emanan como consecuencia de cambios en la cultura laboral de los pueblos y la explotación de los recursos naturales para fines económicos.

En un ejercicio que invierte sus observaciones al paisaje y a la crónica moderna de labor/uso de suelo, el proyecto Insurgencias botánicas: Phaseolus lunatus, que se presenta en la Sala de Arte Público Siqueiros (Ciudad de México), crea un espacio experimental en el que se practica de forma activa la horticultura de la planta del pallar peruano (Phaseolus lunatus, frijol de tamaño grande que muestra en su piel diseños blancos y negros) en un sistema hidropónico diseñado por Garrido-Lecca en colaboración con un equipo de biólogos liderado por Falco Manuel García de la Universidad Autónoma de México, en Xochimilco.

Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS
Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS

Durante los tres meses que dura la muestra, que ha sido curada por Michele Fiedler, el cubo de la Sala de Arte Público Siqueiros se transforma en un laboratorio que acoge las legumbres cultivadas y cosechadas en Xochimilco con precisión científica, y cuyos frutos servirán de objeto de estudio, creación gráfica y alimento. Además, es la primera vez que se cultiva esta variedad de pallar a este importante nivel y en sistema hidropónico en nuestro país.

La estructura que sostiene al cultivo se asemeja en su diseño a una terraza agrícola prehispánica, una pirámide invertida o una maqueta de juego de pelota mesoamericano. Asimismo, la utilización del barro como material principal alude al legado artesanal precolombino peruano y mesoamericano, lo cual crea un paralelismo entre el diseño, el arte prehispánico y la producción contemporánea.

Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS
Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS
Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS
Vista de la exposición "Insurgencias Botánicas: Phaseolus Lunatus", de Ximena Garrido-Lecca, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México, 2017. Cortesía: SAPS

También te puede interesar

Daniel Tremolada:33

Daniel Tremolada (Lima, 1986) es un artista interesado en las prácticas y espacios domésticos como lugares marcados por rutinas y rituales cotidianos, particularmente el comer. Su exposición más reciente, "33", fue una celebración. El...

El Nombre de un Color Promete

El nombre de un color promete (FoLa, Bs. Aires), de Andrés Marroquín Winkelmann (Lima, 1983), es parte de una indagación sobre el color como fuente primaria de información y especulación, y como figura de...