Skip to content

JESSICA BRICEÑO, PRIMERA GANADORA DE BECA TAJAMAR

En una instancia poco habitual para una galería sin fines de lucro, Galería Tajamar, en Santiago de Chile, inició este año un programa de becas para artistas destacados. De esta manera, Fundación Tajamar —organización a cargo de la homónima galería—, con el fin de expandir e incentivar el desarrollo del arte contemporáneo, entregó a la artista Jessica Briceño (Caracas, 1988, vive y trabaja en Santiago de Chile) la primera Beca Tajamar, un financiamiento y apoyo diseñado particularmente para la investigación y la producción artística. La beca nace con la misión de apoyar la documentación, investigación y difusión de artistas con residencia en Chile, y dar origen a un registro teórico-visual sobre la investigación, desarrollo y materialización del proceso creativo.

La artista fue seleccionada con un proyecto específico para el espacio de Galería Tajamar —titulado Cuando ya no te nombren (2016)—, basado en sus líneas propias de investigación y considerando las características de la particular arquitectura de la galería, así como su emplazamiento y su contexto: un espacio de exhibición hexagonal, cuyos muros son de vidrio —permitiendo plena visibilidad de las obras allí expuestas, sin la necesidad de ingresar a la sala de exhibición, las 24 horas del día—, además de ubicarse en pleno espacio público, rodeada por las torres y edificios de un complejo habitacional.

Jessica Briceño. Cuando ya no te nombren. 2016. Galería Tajamar, Santiago de Chile. Foto cortesía de la artista.
Jessica Briceño. Cuando ya no te nombren. 2016. Galería Tajamar, Santiago de Chile. Foto cortesía de la artista.

Jessica Briceño realiza su práctica artística fundamentalmente desde la escultura, tomando como origen de su trabajo la observación e investigación de proyectos arquitectónicos modernistas de ciudades latinoamericanas. Consecuentemente, su obra conserva métodos constructivos de los proyectos arquitectónicos originales aludidos, los que revelan la brutalidad o sutileza de las posibilidades materiales del concreto, el fierro y materiales del universo de la construcción.

Parte del cuerpo de obra de Briceño da cuenta de aquella estrecha relación entre el procedimiento escultórico y la arquitectura urbana de tiempos pasados. De esta manera, como una forma de dar a conocer su producción, a continuación presentamos algunas de sus propuestas más destacadas.

Jessica Briceño. Planta Básica. Foto cortesía de Pablo Guerrero.
Jessica Briceño. Planta Básica. Foto cortesía de Pablo Guerrero.

Planta básica

La obra Planta básica toma la imagen del conjunto habitacional de los años 50 Remodelación Urbana San José (Chile), un proyecto sobreviviente entre las múltiples nuevas construcciones en altura a su alrededor. Esta obra replica a escala al conjunto habitacional, con lo que éste retorna a su origen como proyecto, abriendo la posibilidad de una propuesta para el presente. De esta manera, la obra puede ser descrita como una propuesta escultórica que propone al espacio de la maqueta como uno de conservación, donde el problema de habitar pasa a ser un problema de hábitat.

En el conjunto habitacional, la copa de agua del complejo abastece toda la demanda hídrica de los edificios, mientras que en la instalación el estanque plástico alimenta la vida del sistema ocupado por el musgo, líquenes y hepáticas. Tanto la obra como el conjunto original funcionan de la misma manera: sustentan un proyecto que sólo puede proyectar su supervivencia.

Jessica Briceño. Superviviente. 2014. Foto cortesía MAC Quinta Normal (Chile).
Jessica Briceño. Superviviente. 2014. Foto cortesía MAC Quinta Normal (Chile).

Superviviente.

Esta obra es una réplica a escala de la Torre Hospitalaria perteneciente al Hospital San Juan de Dios (Chile), transmutada en una forma vacía que, al montarla al revés, se transforma a su vez en una suerte de envase. Al dar vuelta al objeto y enfrentarlo al edificio original —que se encuentra en la vereda opuesta a la calle del museo donde se montó la obra—, la escultura propone una mirada a la particular forma de cruz del edificio, un experimental modo constructivo extinto en nuestros días. “Mi trabajo e investigación sobre la arquitectura modernista y los receptáculos de agua me llevó a transformar este edificio en una piscina errante que se pensó para nunca tener la capacidad de contener agua. El vacío de este objeto invertido hace alusión a las piscinas y fuentes de agua en desuso de muchos proyectos arquitectónicos habitacionales que concibieron estos hitos de reunión social en una época en que el agua no estaba en manos de inversiones extranjeras, sino que funcionaba como un derecho garantizado de las personas, tal como se pensaron los proyectos de salud pública durante el período desarrollista en Chile y Latinoamérica”, explica la artista.

Jessica Briceño. Trepadora MattViel. Foto cortesía de la artista.

Trepadora MattaViel.

La obra Trepadora MattaViel consiste en la interpretación fantasiosa de la estructura interna —en fierro estriado— de una de las torres de agua que se ubica sobre un edificio del conjunto habitacional Matta-Viel, plantada entre enredaderas que rodean, atrapan y escalan la escultura. Dicha obra fue realizada en ocasión de la muestra Yap_Constructo, realizada en el Parque Araucano de Santiago de Chile, y permite visualizar de modo prístino la permanente relación que mantiene la artista con los imaginarios arquitectónicos, intervenidos y metamorfoseados por el procedimiento escultórico que lleva a cabo.

JESSICA BRICEÑO CISNEROS: CUANDO YA NO TE NOMBREN

Galería Tajamar. Santiago de Chile

Hasta el 18 de diciembre de 2016

Compartir

También te puede interesar

(des)conjuntos:valentina Matzner

Galería Tajamar, un nuevo e innovador espacio expositivo en Santiago de Chile, presenta a partir de este viernes la muestra (DES)CONJUNTOS, de la artista Valentina Matzner, compuesta por dos volúmenes escultóricos instalados en el piso, construidos…

JUAN CASTILLO: DE LA CIRCULACIÓN DE LAS IMÁGENES

Juan Castillo (Antofagasta, Chile, 1952) expone por primera vez en Galería Tajamar, aventurándose a dialogar con imágenes de su pasado y su vivencia en las emblemáticas Torres de Tajamar. La instalación se apodera de...