El artista cubano Gustavo Pérez Monzón (Sancti Spiritus, 1956) regresa tras una pausa de 40 años de producción artística con una exhibición de nuevos trabajos en la galería londinense Richard Saltoun. La exposición, que marca el debut del artista en el Reino Unido, presenta una nueva instalación de materiales suspendidos en el espacio, creada específicamente para la sede de la galería en Dover Street. La instalación se presenta junto con una selección de trabajos sobre tablón creados en el último año.

Combinando arte y epistemología, la obra de Gustavo Pérez Monzón se caracteriza por un interés inherente en la lógica y el significado. Si bien su trabajo se basa en un marco de arte conceptual –así como en una sensibilidad afín con la Abstracción Geométrica, el Expresionismo Abstracto y el Espacialismo-, recurre a fuentes tan diversas como las matemáticas, la numerología y el ocultismo, así como el existencialismo y nuestra relación con el universo. En sus pinturas, dibujos, esculturas e instalaciones a gran escala, Pérez Monzón utiliza materiales orgánicos y formas geométricas para otorgar importancia al espacio y la estimulación sensorial que proviene al modificarlo.

Su exposición en Richard Saltoun marca un renacimiento de la práctica creativa del artista, luego de una brecha de casi medio siglo. Titulada Rosa de Cancio en homenaje al lugar de nacimiento del artista, la muestra trae un enfoque renovado en cuanto a materialidad y espacio, reflexionando sobre temas como equilibrio y desequilibrio, movimiento y quietud. Tomando las nociones filosóficas de las matemáticas como principal punto de partida, sus trabajos recientes sobre tablón incorporan una gama de materiales mixtos, así como patrones repetitivos de puntos metálicos, líneas onduladas y formas amorfas. Estas nuevas obras, junto con una instalación site-specific, evidencian un lenguaje artístico único que Pérez Monzón ha ido perfeccionando a lo largo de los años, fusionando de forma delicada y sensible ciencia y forma. Su contribución al desarrollo del arte conceptual, particularmente en Cuba, consolida a Pérez Monzón como una figura clave en la historia y evolución del arte latinoamericano.

Vista de la exposición “Rosa de Cancio”, de Gustavo Pérez Monzón, en Richard Saltoun Gallery, Londres, 2018. © el artista. Cortesía: Richard Saltoun Gallery, Londres
Vista de la exposición “Rosa de Cancio”, de Gustavo Pérez Monzón, en Richard Saltoun Gallery, Londres, 2018. © el artista. Cortesía: Richard Saltoun Gallery, Londres

Gustavo Pérez Monzón pertenece a una generación de artistas que introdujo cambios significativos en las artes visuales cubanas, tanto formal como conceptualmente. Trabajó junto a un grupo conocido como Volumen Uno, cuya exposición en 1981 se considera un hito en la historia del arte cubano. Las influencias en su trabajo van desde la experimentación vanguardista de artistas latinoamericanos y la espiritualidad de los pintores expresionistas abstractos, hasta los procesos del movimiento Arte Povera y los escultores del Land Art y el Earth Art de finales de los años sesenta y principios de los setenta, así como los escritos de Carlos Castaneda. A fines de la década de 1980, Pérez Monzón abandonó la pintura por completo y se mudó permanentemente a México para centrar su atención en la educación artística, trabajando en su propia práctica de forma intermitente a lo largo de los años.

Pérez Monzón representó a Cuba en la Bienal de París de 1982 y su trabajo fue parte de la primera Bienal de La Habana, en 1984. En el 2015, el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana acogió su gran retrospectiva, titulada Tramas, exposición organizada por la Colección Ella Fontanals Cisneros que posteriormente viajó a la Fundación de Arte Cisneros Fontanals (CIFO) en Miami (2015–2016). Tramas se volvió a presentar este año en el Museo Morelense de Arte Contemporáneo Juan Soriano, en Cuernavaca (Morelos, México), donde el artista vive y trabaja actualmente.

Vista de la exposición “Rosa de Cancio”, de Gustavo Pérez Monzón, en Richard Saltoun Gallery, Londres, 2018. © el artista. Cortesía: Richard Saltoun Gallery, Londres
Vista de la exposición “Rosa de Cancio”, de Gustavo Pérez Monzón, en Richard Saltoun Gallery, Londres, 2018. © el artista. Cortesía: Richard Saltoun Gallery, Londres
Vista de la exposición “Rosa de Cancio”, de Gustavo Pérez Monzón, en Richard Saltoun Gallery, Londres, 2018. © el artista. Cortesía: Richard Saltoun Gallery, Londres

GUSTAVO PÉREZ MONZÓN: ROSA DE CANCIO

Richard Saltoun Gallery, 41 Dover St, Mayfair, Londres

Hasta el 5 de enero de 2019