Coincidencia, el programa de intercambios culturales entre Suiza y América del Sur impulsado por la Fundación Suiza para la Cultura Pro Helvetia, fue lanzado en octubre de 2017 en cuatro ciudades, Bogotá, Buenos Aires, Santiago de Chile y São Paulo, apuntando tanto a crear nuevas redes y proyectos de colaboración entre artistas suizos y sudamericanos como a impulsar la presencia de las artes suizas en diversas plataformas de la región.

Este ambicioso programa, que se extenderá hasta el año 2020, ya ha asignado cerca de un millón de dólares a más de 120 proyectos en seis países de la región, incluidos residencias artísticas, exposiciones, giras y viajes de investigación en diferentes disciplinas: artes escénicas, música, literatura y artes visuales.

Al cumplirse el primer año de su puesta en marcha, la organización se ha propuesto hacer un balance de la ejecución del programa, preguntándose, con la ayuda de un grupo de socios y especialistas clave, cuáles son las lecciones aprendidas, cómo se sitúa frente a otros modelos de cooperación similares, y cómo definir y alcanzar el verdadero potencial de un proyecto de este tipo.

Estas preguntas se hacen además dentro del marco de un enfoque más general de cuestiones relacionadas con los programas de intercambio artístico entre contextos muy asimétricos. En el caso de Coincidencia, la asimetría no solo se refiere a diferencias financieras entre países, sino también culturales y en cuanto a asuntos de contingencia, escalas y contextos demográficos.

Es por ello que, entre el pasado 29 de noviembre y hasta el 1° de diciembre del 2018, se realiza un workshop en São Paulo con el equipo de Pro Helvetia y varios invitados, con el fin de evaluar los alcances y desafíos del programa a lo largo de su plazo de ejecución. Este primer workshop tiene lugar en São Paulo por varias razones: es la ciudad donde hasta ahora tiene su sede la coordinación regional de Coincidencia; actualmente se celebra allí la Bienal de São Paulo; es de fácil acceso para todos los participantes; y se considera como la posible sede para su futura Oficina de Enlace, con miras a instalarse en el 2020.

La instancia, cuyo programa se puede consultar aquí, pretende ser un formato a repetir a mayor profundidad en dos ediciones más, una en Suiza en el 2019, y otra en América del Sur (lugar por ser confirmado) en el 2020.

Presentación de la obra "Gustavia", de La Ribot y Mathilde Monnier, en el Teatro San Martín, Buenos Aires, 2018. Foto: Lulian Nan. Cortesía: Coincidencia

ALGUNOS PROYECTOS DESTACADOS DE COINCIDENCIA

Desde sus inicios hace apenas un año, Coincidencia ha desarrollado una serie de proyectos en la región de importante repercusión, como el apoyo de residencias artísticas (que se extienden por la duración del programa, 2018-2020) en Capacete, en Río de Janeiro, y en Flora ars + natura, en Bogotá.

Además, en octubre pasado se llevó a cabo la residencia de los artistas Louise Mestrallet (FR) y Cristián Valenzuela (CL), en colaboración con Simon Wunderlich (GE/CH), en el espacio de arte contemporáneo Ausstellungsraum Klingental de la ciudad suiza de Basilea, que también contó con la participación de artistas y colectivos chilenos, colombianos, indios, suizos, belgas y franceses.

Ese mismo mes, los artistas chilenos Óscar Concha, Natascha de Cortillas, Eduardo Cruces, Leslie Fernández, Andrea Herrera y David Romero, todos provenientes de la región del Bio-Bio, en el centro sur de Chile, participaron en un programa de residencia artística en Espace Libre en la ciudad de Bienne (Suiza).

Coincidencia también ha generado alianzas con otros espacios para su programa de residencias, como el Observatorio Alma y NAVE, ambos en Chile; la Residência Artística FAAP, en Brasil; y los suizos Arts at CERN y Villa Ruffieux Résidence d’artistes. Además, en octubre del 2017 entregó un premio de residencia por tres meses en la Villa Ruffieux (ciudad de Sierre, Suiza), al colectivo La Decanatura, conformado por los artistas colombianos Diego Pineros y Elkin Calderón.

Entre los proyectos de investigación destaca Gestionar desde la Geografía Nuevos Desplazamientos, un viaje de exploración territorial por diversas ciudades de Chile liderado por el gestor cultural y curador chileno Rodolfo Andaur, que tomó en cuenta las complejidades de los límites del centro y norte de Chile, la diversidad del desierto de Atacama y las disímiles plataformas que rodean la producción de artes visuales fuera de Santiago.

Al encuentro, que tenía entre sus principales objetivos indagar en las tramas históricas, etnográficas y políticas que exhiben algunas ciudades y pueblos dentro del territorio chileno, asistieron curadores, investigadores y artistas visuales provenientes de Suiza, Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Francia, Indonesia, Irlanda, Italia, Portugal y Reino Unido. El proyecto, organizado por la Fundación Crear, contó con el apoyo de Coincidencia, Goethe Institut, Centro Cultural de España, British Council, Instituto Chileno-Francés de Cultura, Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibáñez, Antenna, Rotunda Magazine y Fundación Tajamar.

Ursula Biemann & Paulo Tavares, Forest Law, 2014, still de video. Cortesía de los artistas y Coincidencia

Asimismo, Ursula Biemann -artista, escritora y videoensayista radicada en Zúrich (Suiza)-, Javier Correa -cineasta, documentalista chileno y colaborador de Ciudad Abierta (Chile), y Victoria Jolly Mujica -arquitecta, cofundadora y residente de Ciudad Abierta y Presidenta de la Corporación Cultural Amereida entre 2014-2016- recorrieron durante una semana alrededor de 1000 kilómetros, desde Calama hacia el resto del territorio atacameño, observando la explotación del desierto chileno llevada a cabo por las grandes mineras y la investigación astronómica. El grupo también se vinculó con los agentes sociales de las comunidades indígenas que están en la lucha por los derechos de agua y contra la ley de la propiedad privada del agua en el lugar más seco del planeta. El viaje finalizó en Ciudad Abierta, donde se cerraron los lineamientos para una película en la que están trabajando.

Entre sus proyectos en el campo editorial, Coincidencia invitó en junio de este año a las editoras y editores Carolina Rey, de Reyes Naranjo (Colombia); Alice Sant’Anna, de Companhia das Letras (Brasil); María Gómez y Santiago Vega – alias Washington Cucurto – de Eloísa Cartonera (Argentina); y Paula Barría, de Metales Pesados (Chile), a realizar un viaje de investigación a Suiza. Allí se reunieron con editores, autores, traductores e instituciones suizos para conocer el panorama literario y explorar potenciales oportunidades para trabajos futuros. Estos encuentros tuvieron como resultado varios proyectos desarrollados en el marco de Coincidencia, como una colaboración entre Eloísa Cartonera y varios jóvenes artistas suizos, que culminará en una nueva edición de Eloísa Cartonera dedicada a textos suizos.

Coincidencia también ha apoyado giras y presentaciones, como la de la obra Gustavia, de las coreógrafas La Ribot (ES/CH) y Mathilde Monnier (FR), en el Teatro San Martín y como parte del Festival de Danza Contemporánea de Buenos Aires, y en el Teatro Sodre de Montevideo dentro del Festival Cervantino.

La lista completa de proyectos apoyados se puede consultar aquí, y la de asociados al programa Coincidencia, aquí.

 


Imagen destacada: Residencia Capacete, encuentro en São Paulo, 2018. Cortesía: Capacete