En los cristales del Museo Reina Sofía de Madrid se leía hasta hace poco distintas etiquetas en vinilo que señalizaban: avión de combate, efecto invernadero, satélite meteorológico, pinzón azul… La obra, Un paisaje posible (2015), se incluía en la exposición antológica Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí (1958). Centrada en la última década de trabajo del artista, la muestra presentaba los diferentes conceptos tratados por el barcelonés: el tiempo, las labores sobre la imagen y su estatus, la ausencia, la percepción, la no acción y el valor de los materiales.

aballi5_0

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

Ignasi Aballí comenzó su carrera artística como evolución a su trabajo con la pintura tradicional. Interesado en expandir los límites del hecho pictórico, en la búsqueda de nuevos modos de relación con la pintura –y con el arte-, la inclusión de elementos más conceptuales le llevó a principios de los 90 a realizar sus primeros trabajos con luz solar. En su obra Tres Balcones compuso reproducciones de los ventanales de su estudio generadas por la exposición de planchas de cartón a la luz natural. Prefiriendo en adelante la sugerencia del cuadro, de la imagen, a la representación, su carrera se inició a través del trabajo con la negación de la ficción pictórica.

Sus planteamientos se desarrollaron en concordancia con la derivación del arte conceptual más centrada en el cuestionamiento de las definiciones de arte, conocimiento y lenguaje del sistema epistemológico dominante. Posteriormente, de su práctica se ha dicho que puede dividirse en dos vertientes: el ejercicio del gesto mínimo y el trabajo con la ficción.

22151968684_d9926cbf2e_o

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

22611346820_c915b984ac_o

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

22786176232_7ab2b87bfa_o

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

Esta «no intervención» física en el proceso derivó en la producción de obras «auto generadas», como Personas (2000-2012), una composición sobre muro formada por las huellas de los zapatos de los visitantes, o Malgastar, obra en la cual la pintura se dejaba secar dentro de los botes. Acciones que crean una distancia entre obra y autor, donde el artista se retira en busca de un proceso de producción racional –de inspiración científica- más que de proyección subjetiva. Este ejercicio del «no hacer» se puede entender también en relación a sus planteamientos sobre la hiperproducción de imágenes. Componiendo mediante pintura transparente y polvo o trabajando a través de las marcas que los cuadros dejan sobre los muros y paredes, muestra su interés por la imposibilidad de producir imágenes y por la pintura consciente de sí misma.

aballi4

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

En obras como Sinopsis conjuga ficción, imagen y texto a través de una reflexión sobre el cine. Como el propio artista explica en entrevista con Sérgio Mah, la propuesta se compone por veinticuatro paneles en los que se distribuyen imágenes y textos. En la mitad superior de cada panel se presentan fotografías del proceso completo de producción de una película: imágenes asépticas, sin personas, centradas en la maquinaria y la infraestructura del cine. Para la mitad inferior se seleccionaron sinopsis -en inglés y castellano- de carteleras publicadas en periódicos. Un conjunto con el que pretende desentrañar los mecanismos de construcción de lo ficticio y la ambigüedad de la representación.

22773682016_5030303d15_o

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

aballi1_0

Ignasi Aballí, Mapamundi, 2010- 2011, collage sobre papel, 30 x 21 cm c/u (110-115 ejemplares aprox.). Colección del artista

Para sus series de Calendarios recortó diariamente la fotografía de portada del mismo periódico, conformando un calendario visual en el que confluyen varias temporalidades: la inmediatez del reconocimiento de una noticia y la repetición periódica de acontecimientos, planteando así no solo una reflexión sobre la memoria, sino también sobre el exceso de imágenes y la superfluidad de la información.

Estas distintas aproximaciones a la pluralidad de la imagen y a la relación representación/ficción se articulan también en torno al trabajo con el texto. Aboliendo la construcción narrativa, en sus series de Listados -como Mapamundi, Inventario y Atlas-, al igual que en las obras de Calendarios, recorta diariamente cifras y palabras de titulares de periódico, organizándolos posteriormente en distintos grupos, como países o números de muertos. Esta recolección y recontextualización le permite desvincular –temporal y visualmente- la información ofrecida y su referente, generando una nueva y posible representación de la realidad.

Entre sus nuevos proyectos se encuentran varias obras desarrolladas para la muestra Sin principio / Sin final, como 20 palabras (3 veces), en la que recopila mediante tipos de imprenta un nuevo listado con los veinte términos que el artista declara ser ejes conductores de su carrera -fin, página, error, pantalla…-. Para la instalación Exhibition continues recoloca rótulos informativos de otros espacios expositivos, mostrando al espectador el control y los límites de la experiencia museística. Nuevos trabajos que se inscriben en el espíritu de continuidad y abertura de la muestra y señalizan a su próxima gran exposición antológica este verano en la Fundació Joan Miró de Barcelona.

aballi

Vista de la exposición Sin principio / Sin final, de Ignasi Aballí, en el Museo Reina Sofía. Cortesía: MNCARS

31

Ignasi Aballí, Libretas negras, 2008, impresión digital sobre papel fotográfico, 89 x 105 cm. Colección particular

Ignasi Aballí trabaja en los márgenes del lenguaje, a través de la detonación de la dualidad o de la fricción entre significante y significado. Se define como el artista de las obras posibles, que no deseables, intentando tanto materializar el tiempo como emparejar su trabajo a la realidad.

The following two tabs change content below.