Diego Costa Peuser es el director de Pinta, la feria de arte moderno y contemporáneo latinoamericano que se celebra en Londres entre el 6 y 9 de junio con la participación de más de sesenta galerías de América y Europa, principalmente de España y Brasil.

retrato-costa-peuser-768x1024

En esta segunda versión continúan los programas de conferencias y adquisiciones para museos, y destaca la sección Proyectos Individuales, curada por el mexicano radicado en Londres Pablo León de la Barra, en la que participan artistas como Pablo Vargas Lugo, Darío Escobar y Rivane Neuenschwander.

neuenschwander-712x1024

Rivane Neuenschwander, Prosopopeya, 2010, instalación en cuatro partes, cortesía de Stephen Friedman/Londres; Tanya Bonakdar/Nueva York y Galería Fortes Vilaça/Sao Paulo. Foto Toresdotter Helene

Costa Peuser (Buenos Aires, 1964) es el co-fundador junto a su padre de Arte al Día Internacional, una publicación cuyo objetivo inicial era cubrir la industria del arte en Argentina, y que ahora, 30 años después, es junto a ArtNexus una de las revistas de arte latinoamericano bilingues más importantes del mundo.

Desde 1998, Arte al Día tiene su sede central en Miami. En esta ciudad, Costa Peuser ha venido fraguando otros proyectos no menos ambiciosos, entre ellos la publicación anual, desde 1988, del Directorio de Arte de las Américas; la fundación, en 2003, de Arteaméricas, la primera feria especializada en arte latinoamericano; la creación de la Semana del Arte de Buenos Aires (2004); y la fundación de las ferias Buenos Aires Photo (2005), Pinta Nueva York (2007) y Lima Photo (2010), que en su primera edición incluyó galerías de Argentina, Chile, Perú y Uruguay.

En esta entrevista, Costa Peuser nos cuenta sobre la evolución de Pinta desde sus inicios en Nueva York en 2007, comenta sobre el estado del mercado del arte latinoamericano y apunta los principales desafíos que enfrentan las galerías chilenas –representadas este año por AFA e Isabel Aninat- para insertarse en el circuito mundial de ventas de arte latinoamericano.

254492_10150272157925011_222697105010_9493504_6244686_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

¿Que expectativas tienes para Pinta Londres respecto a su primera versión en 2010?

En Europa nunca se había hecho un evento de arte latinoamericano de esta índole. Londres es una ciudad con demasiados desafíos para una feria de esta magnitud. La verdad es que estamos contentos porque la del año pasado fue un éxito: solo a la inauguración asistieron más de 2.500 personas. Las ventas fueron muy buenas, principalmente por el nivel económico que tiene Londres, que no lo tiene Nueva York. Hubo galerías de Brasil que vendieron más de un millón de dólares en la feria. Fue una feria chica, pero la propuesta fue sólida, con artistas representados por galerías tanto latinoamericanas como europeas. El saldo de ventas del 2010 fue de ocho millones de dólares. Hubo un par de días que no tuvimos mucho público general, pero si hubo público especializado, coleccionistas que pasaron por la feria todos los días. Las galerías se quedaron fascinadas, y te diría que prácticamente todas volvieron este año.

¿Qué distingue a Pinta Londres de Pinta Nueva York?

La diferencia entre Pinta Nueva York y Pinta Londres es que en Europa tienes entre 25 y 28 galerías europeas que representan a artistas latinoamericanos que viven en Londres, mientras que en Nueva York hay más presencia de galerías latinoamericanas, a las que les da miedo la libra en el mercado de Londres. Pero la verdad es que no es tan caro como en Nueva York. Es un mercado totalmente diferente.

¿Por qué es diferente?

Es otro tipo de público. Hace tres años, las ferias pasaban por las galerías. Actualmente, son las galerías las que pasan por las ferias. Las galerías tienen que ir a las ferias porque es una manera de estar presente, porque los coleccionistas van más a las ferias directamente y cada vez menos a las galerías. Obviamente, las que se van a favorecer son las ferias que tienen alta calidad. Ya Pinta es una marca. Con cinco años, es muy respetada por los curadores y tiene mucha presencia de museos.

249657_10150272159980011_222697105010_9493535_6618829_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

¿Cómo está posicionada Pinta respecto a Arteaméricas, la primera feria de arte latinoamericano, de la que también fuiste fundador?

Yo renuncié a Arteaméricas hace dos años porque no lograba convocar a los grandes museos y coleccionistas. En Miami, los coleccionistas van a ArtBasel. No pudimos convocar ese público más exquisito y sofisticado. En cambio en Londres y en Nueva York hay cantidades de ofertas de arte permanentemente. En esa ciudades está el público que va a los museos que tienen colecciones muy importantes de arte latinoamericano: el Museo de Arte Moderno (MoMA), en Nueva York, y la Tate de Londres. Ambos tienen departamentos de arte latinoamericano muy bien armados.

246622_10150272301735011_222697105010_9495422_7398377_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

¿Cómo anda el mercado del arte latinoamericano?

El arte latinoamericano se está expandiendo, y eso obedece al esfuerzo de coleccionistas, galeristas, curadores y directores de museos. Hoy encuentras coleccionistas que no solo compran y guardan, sino que están trabajando estratégicamente para que el arte latinoamericano vaya teniendo presencia en los museos. Tienes a Patricia Phelps de Cisneros, o a Estrellita Brodsky, que donó un millón de dólares para crear el departamento de Arte Latinoamericano del MoMA. Estos son fenómenos nuevos. Antes, los coleccionistas con mucho poder adquisitivo donaban y el museo armaba su estrategia, pero ahora tienes a coleccionistas mucho más preparados y que manejan mucha más información.

247427_10150272166540011_222697105010_9493609_6510059_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

Cuéntanos sobre el Programa de Adquisiciones para Museos de este año

Este programa lleva cinco años. Partió con Pinta Nueva York. Nosotros invitamos a los museos a participar en el (sistema) matching funds, que consiste en que nosotros le damos una cifra determinada al museo y el museo tiene que poner esa misma cifra para comprar en la feria. Eso lo tiene que aceptar y confirmar el museo mediante cartas. Este año, el programa cuenta con Tate Modern, el Centro Georges Pompidou de Francia, la Universidad de Essex (Colección de Arte Latinoamericano) de Inglaterra, y el MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León de España). Elegimos los museos de Estados Unidos y Europa que están más enfocados en el arte latinoamericano, porque los museos que de Latinoamérica ya están trabajando en eso. Todos los años vamos cambiando la participación de los museos para que el programa vaya creciendo.

252147_10150272158815011_222697105010_9493518_7497264_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

La feria tiene a un par de curadores reconocidos como consultores: la chilena radicada en Londres Cecilia Brunson, y Pablo León de la Barra. ¿Existe algo así como una dimensión curatorial de la feria de arte? ¿Es un fenómeno actual?

 

Las ferias de arte hoy día ya no pasan sólo por convocar galerías. Una feria tiene que estar curada. En Pinta aspiramos a ser un referente del arte latinoamericano y obviamente hay que crear una plataforma para eso, una plataforma de la cual empiezan a surgir varias cosas. Por ejemplo, hay muchas galerías europeas que quieren incorporar a artistas latinoamericanos pero no tienen los contactos, y por eso me han consultado, para ver qué artistas le podemos recomendar. Si lo hacemos, lo que vamos a lograr dentro de cuatro o cinco años es que haya cada vez más galerías que manejan artistas latinoamericanos y que quieran participar en Pinta.

¿Qué expectativas de ventas hay para este año? ¿Hacia dónde se dirige el mercado del arte latinoamericano?

Con respecto al arte latinoamericano, las expectativas de crecimiento son sumamente positivas. Los precios hoy día para algunos artistas ya no son tan baratos ni tan accesibles como eran hace siete u ocho años, cuando nadie los conocía. Los artistas latinoamericanos pueden ser ahora más caros, pero comparándolos con los artistas internacionales, nuestra plaza es una plaza con un cero menos, o dos ceros menos. Las galerías tienen la obligación de sacar a sus artistas internacionalmente, de hacer un trabajo serio de promoción, sobre todo ahora con las facilidades de Internet y las redes sociales. De este modo se van a destacar las galerías buenas de las que no lo son. Con respecto a Pinta, muchas instituciones que al principio no querían involucrarse con nosotros porque no sabían con qué se iban a encontrar, están ahora involucradas. Personalmente, tengo muy buenas expectativas. Los resultados te los contaré cuando termine la feria.

254892_10150272302140011_222697105010_9495431_4867968_n

Pinta en plena instalación. Cortesía Pinta Londres 2011

Dijiste que los públicos son muy distintos en Nueva York y en Londres. Entiendo también por eso que el arte latinoamericano es visto de distinto modo según la cultura…

Nosotros para los estadounidenses somos latinos, y para los europeos somos exóticos. La mirada es diferente. Los neoyorquinos siempre miran lo que pasa en Londres. Entonces, un éxito de Pinta Londres se refleja después en Nueva York.

Pinta tiene un particular énfasis en el arte cinético, la abstracción geométrica y el arte neoconcreto. Esto se vendía como pan caliente hace como cinco años. ¿Esta tendencia sigue aún?

 

Por supuesto. Nadie tomaba en cuenta a estos artistas que en su momento no podían vivir de su arte. Ahora los buscan, y buscan incluso a los que aún viven. Todos buscan obras de los años 60 y 70 que ya casi no hay. Incorporar esto a la feria es una forma que tenemos de posicionar el arte latinoamericano, de que lo conozcan por ese lado. Pero la idea es ir llevándolo por el lado de los artistas emergentes o contemporáneos.

lescher-685x1024

Artur Lescher, Sin título, de la serie Metaméricos, 2008, madera y metal, 5 piezas, 180 cm c/u, cortesía Galería Nara Roesler

Artistas jóvenes o vivos que trabajan en estas corrientes. En Venezuela hay varios…

Si, están en la misma línea, pero con un lenguaje más contemporáneo.

Cuéntame de la participación masiva de España y Brasil en este edición

España, porque hay una presencia impresionante de artistas latinoamericanos. Eso no sucedía hace ocho o nueve años, cuando a los galeristas españoles les interesaba sólo lo que pasaba en España. En esta edición participa un récord de catorce galerías españolas. Y Brasil, porque por un lado hay mucha relación comercial entre Brasil y Londres, y por el otro porque los artistas brasileños son los más internacionales de Latinoamérica. Brasil tiene además una economía muy sólida, pero sus artistas se consumen mucho localmente y se quedan ahi. Hay que posicionarlos después, porque si logran precios muy altos en Brasil y después van a Estados Unidos o Europa y no logran esos precios, ese mercado no es real.

garaicoa-1024x681

Carlos Garaicoa, Para transformar la palabra política en hechos, finalmente II (I), 2009, Impresión fotográfica sobre yeso montada sobre aluminio y gofrado, 120 x 80 cm, Edición de 5 ejemplares, Galería La Caja Negra

¿Por qué es siempre tan escasa la participación chilena en las ferias de arte internacionales?

Isabel Aninat ha apoyado a Pinta desde sus comienzos y siempre le ha ido muy bien, ha hecho muy buenas relaciones con los museos y los curadores y se ha internacionalizado de manera muy fuerte. Este año se sumó AFA, que viene con tres artistas muy buenos. AFA es organizadora de una feria (Ch.ACO) y tiene por lo mismo muy claro lo que hace una feria, el trabajo que lleva, lo que ayuda una feria a posicionar galerías.

COLECTIVO-ANINAT-1024x682

Colectivo Aninat y Swinburn, En ninguna parte, 2010, foto de performance, 90x 135 cm, Galería Isabel Aninat

cocina-697x1024

Joaquín Cociña, Luego vinieron los hombres y las mujeres a ponerles miles de nombres feos a las cosas, en idiomas asquerosos, 2011, carbón sobre papel, 200 x 145 cm, Galeria AFA

El mercado en Chile escasi inexistente. ¿Que hace falta para desarrollar un coleccionismo más sólido y para que ferias como Ch.ACO sigan siendo exitosas y puedan mantenerse en el tiempo?

Hay que hacer un trabajo muy importante, que es educar a la gente joven. Hay que entusiasmarlos a armar colecciones de arte contemporáneo y educarlos a comprar. Hay que hacer un trabajo todo el año, para que cuando llegue la hora de que se inaugure Ch.ACO esté todo el mundo esperando con la billetera para ir a comprar a la feria. Chile es un país muy interesante, chico pero con una economía muy buena, lo que pasa es que los coleccionistas son muy clásicos y conservadores. No hay cabida para el arte contemporáneo. De repente gastan fortunas en un Matta y en artistas más tradicionales que no tienen un mercado internacional sino nacional, y se olvidan de apoyar a los artistas jóvenes. En eso hay que trabajar. No vas a cambiar a los coleccionistas de 60 o 70 años, salvo que hayan recorrido el mundo y se den cuenta de por dónde va la mirada. El arte es una inversión. El otro problema es que no hay galerías profesionales en Chile y eso es lo que hay que cambiar.

Pero hay artistas muy buenos que no se conocen afuera…

Los muy buenos se han ido y les va muy bien.

Hay algunos, jóvenes y no tan jóvenes, que han decidido quedarse y no han encontrado el espacio. El circuito es muy pequeño y hay miedo a asumir riesgos…

Un galerista tiene que ser un señor con plata, porque tiene que hacer la inversión: apoyar al artista económicamente y hacerle contactos. En Chile hace falta una mejor selección de artistas contemporáneos. Hay muchos artistas jóvenes que están sin galerías, y muchos artistas con galerías que no son tan interesantes. Pero ese es un trabajo que tiene que hacer la galería con los curadores.

The following two tabs change content below.

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.