Skip to content

DESTELLO A TIERRA: A TIEMPO REAL

Esto también es naturaleza:
ser un alce y llevar un cielo estrellado en los pulmones,
un destello que de pronto tiene que ver contigo.

Isabel Zapata


Supongo que desde el principio fue imposible, acaso siempre lo ha sido y siempre lo es. El tiempo, digo. Como el amor y otras fantasías afines, creemos y no creemos en él, lo vivimos y lo sentimos pasar, nos aferramos y nos olvidamos de su posibilidad. También como las estrellas que vemos al mirar hacia arriba, al cielo de noche, sobre todo en la ciudad, donde las luces que nos permiten hacer nuestras vidas nocturnas son las mismas que impiden que la mayor parte de estas sean visibles a nuestros ojos.

Nos quedamos acá preguntándonos por ellas porque no podemos cesar en la búsqueda de eso que sentimos, pero que no somos capaces de ver. ¿Qué de real tienen las estrellas, los astros, esos seres que vemos desde nuestro presente en su pasado? ¿Son parte de lo real? ¿Existe una temporalidad para lo real? ¿Existe realmente un tiempo tal?

No me atrevo siquiera a inventar una respuesta. Más bien es “como si desde el fondo de los tiempos no se hubiese dicho nunca todavía nada… Como si lo más importante, lo único importante, hubiese estado desde siempre oculto, todavía no hubiese aparecido nunca en su así es”, escribe Francois Julien.

En esa búsqueda, todo aquello inalcanzable configura lo real. Su presencia eternamente lejana, su existencia inaudita y permanente nos llama hasta el cansancio. Y es que al no agotarse eso inaudito se vuelve cansador. Llegado ese punto se requiere una transformación.

Vista de la exposición “Destello a tierra” de Javiera Gómez en Galería NAC, Santiago de Chile, 2023-2024. Foto: Pia Bahamondes.
Vista de la exposición “Destello a tierra” de Javiera Gómez en Galería NAC, Santiago de Chile, 2023-2024. Foto: Pia Bahamondes.
Javiera Gómez, “Estrella de seis puntas”, 2023. Lámina de aluminio dibujada con dremel, polvos nacarados para uñas y pastel graso. 30 x 35 x 17 cm. Foto: Pia Bahamondes.
Javiera Gómez, “Constelación III”, 2023. Letras de aluminio fundido, cera, cartón madera, pintura, marco de aluminio, 130 x 45 x 7 cm. Foto: Pia Bahamondes

Destello a tierra es la materialización de aquel sobresalto de lo vital al que se refiere Julien. Una tentativa de captar ese momento en quelo real se hace presente sin palabras: en formas, colores, hebras, superficies. Imágenes de imágenes en cuya veracidad sólo podemos confiar, pero cuya existencia al mismo tiempo nos abre la conciencia de ese más allá al que pertenecemos, en el que no somos más que un brillo sobre la superficie del mar.

Buscar el conocimiento contentándose con la incertidumbre es abrirse a definir, por ejemplo, la verdad: aquello que no sé donde está. Lo real: aquello que no puedo evitar. Lo posible: que todo eso forme parte de la realidad. La evidencia no dice nada, no existe, o dice todo lo contrario. Pero aún así no podríamos no continuar.

Entre intuiciones, sentires, interrogantes, especulaciones e incertidumbres, las obras de Destello a tierra expresan la transformación de lo real en una visión sin lenguaje. Ahí, entre las cuidadas uniones de hebras, sustancias, temperaturas y materiales, el surgimiento material y espacial de unas pocas certezas.

Que la existencia se resume en buscar lo real en distintas cosas, detalles, líneas, formas, colores y volúmenes; metáforas del sin límite, preguntas sin inicio y sin fin. Que el presente no es una forma de temporalidad, sino más bien el no-tiempo, donde se encuentra aquella imposibilidad de medirlo, o el más allá del tiempo, que hemos llamado infinito. Que existe un tiempo no dividido, reconciliado, “que nos saca de los campos de la repetición y de la melancolía. De la animalidad, guarda el gusto y el tacto, la presencia y la gracia. Y de la infancia, la esencial presencia, en aquello que ella irradia.” (Dufourmantelle, 2022, p. 102).

Una constelación de bordados, dibujos, cera y aluminio; un intercambio de lectura en voz alta entre amigas escritoras; una posible representación espacial de aquel tiempo que es también el tiempo, que Dufourmantelle llama dulzura. Una grieta en la distancia con lo desconocido.

La dulzura, más allá del principio corporal a escala humana y hacia la pura potencia vital, del ser y del crear sin evidencias sobre el más allá, la única posible verdad de toda temporalidad, para continuar, escribió Javiera unos años atrás, “intentando encontrar eso que parece imposible.” Si lo real es indecible, el presente es a tiempo real.

Javiera Gómez, “Pléyades”, 2019-2023. Marco de hierro, melamina, cera, estrellas de plata 925, 30 x 35 x 20 cm. Foto: Pia Bahamondes.
Javiera Gómez, “Nubes rosadas”, 2019-2023. Esterilla bordada a mano con lana sintética 107 x 50,5 cm. Foto: Pia Bahamondes.
Javiera Gómez, “Constelaciones universales” (izq.), “Constelaciones personales” (der.), 2023. Tela sintética bordada con hilo de algodón teñido, elásticos, clavos, cierres metálicos, bastidor de madera. 130 x 145 x 6,5 cm cada uno. Foto: Pia Bahamondes.

BIBLIOGRAFÍA

Dufourmantelle, Anne (2022) Potencia de la dulzura. Buenos Aires: Nocturna editora.

Jullien, Francois (2023) Lo inaudito. O el otro nombre de la agotadora realidad. Buenos Aires: El cuenco de plata.


JAVIERA GÓMEZ: DESTELLO A TIERRA

Galería NAC, Américo Vespucio Nte 2878, Vitacura, Santiago, Chile

Del 21 de diciembre de 2023 al 01 de marzo de 2024

Fernanda Aránguiz M.

Rancagua, 1989. Artista visual y publicadora. Mediante la escritura y la producción de publicaciones, investiga la contraposición entre los conceptos de lo real y lo posible. Es Licenciatura en Arte por la Universidad Católica y desde el 2014 ha participado en exposiciones y ferias nacionales e internacionales vinculadas a libros y publicaciones de arte. Vive en Santiago de Chile, donde trabaja de manera independiente en proyectos artísticos y editoriales, colaborando con artistas y publicadores chilenos tanto en la escritura de textos de obra como en el diseño y producción de catálogos, libros obra y publicaciones experimentales. Fue editora y publicadora del libro PUBLICAR (2021), un conjunto de colaboraciones textuales y visuales que piensan la publicación como práctica artística en Chile, y del proyecto de investigación «Publicar como práctica...» (2020-21), en el cual se enmarca.

Más publicaciones

También te puede interesar

MARCELA CORREA: EL SANTO Y LOS CHANCHOS

Las piezas escultóricas del taller se volvieron familiares y su espacio de trabajo pasó de ser el auditorio donde se emiten las opiniones y las ideas, a ser una casa. La casa imaginada donde...

JUAN DOWNEY. EL NUDO DE LA VIDA

La exposición “Juan Downey: El nudo de la vida” aborda el período inicial (1962-1970) de este seminal artista chileno, con el fin de profundizar en su fascinante mirada sobre la tecnología, la política, la...