Skip to content

JORGE TACLA

Sin título (2021)
Chile
50 × 35 cm

$3.000.000

1 disponibles

Santiago, 1958. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile en Santiago y se mudó a Nueva York en 1981. Desde entonces, sus obras se han exhibido en museos, bienales y galerías alrededor del mundo. Entre sus exhibiciones recientes más notables se incluyen Injury Report, Galería Cristin Tierney, Nueva York, 2021; Señal de Abandono, Galería Sabrina Amrani, Madrid, 2020; Gran Sur: Arte Contemporáneo Chileno en la colección Engel, Sala Alcalá 31, Madrid, 2020; El Cuarto Mundo, 14ª Bienal de Artes Mediales de Chile, Museo Nacional de Bellas Artes, Santiago, 2019; The Visible Turn: Contemporary 33 Artists Confront Political Invisibility, USF Contemporary Art Museum, Tampa, Florida 2019; Todo lo sólido se desvanece, CorpArtes, Santiago, 2017-2018; Sign of Abandonment, Cristin Tierney Gallery, Nueva York, 2017; Identidad Oculta, New York City Center, Nueva York, 2016; Upheaval, Tufts University Art Gallery, Medford, MA, 2016; Hidden Identities: Paintings and Drawings by Jorge Tacla, Art Museum of the Americas, Washington, D.C., 2015-2016; Hidden Identities, Cristin Tierney Gallery, Nueva York, 2015; Identidades Ocultas, Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Santiago, 2014; The Emergency Pavilion en la 55ª Bienal de Venecia, 2013; Sharjah Biennial 10, Sharjah, Emiratos Árabes Unidos, 2011; Altered Reminds, Cristin Tierney Gallery, Nueva York, 2011.

En el 2019 el Smithsonian’s Archives of American Art adquirió los documentos de Jorge Tacla, incluyendo sus dibujos, correspondencia, fotografías, cuadernos y recortes de prensa. Estos registros abarcan casi cuarenta años de trayectoria y ofrecen una mirada a las historias fluctuantes de los mundos artísticos de Nueva York y Santiago.

A lo largo de su carrera, Tacla ha sido merecedor de diversos premios y becas. Dentro de estos reconocimientos destacan The New York Foundation for the Arts (1987, 1991), el premio Eco 34 Art, Río de Janeiro, Brasil (1992); y The John Simon Guggenheim Memorial Foundation (1988), entre otros. En 2013 concluyó una residencia en el Centro Bellagio de la Fundación Rockefeller en Bellagio, Italia.

Tacla vive y trabaja en la ciudad de Nueva York y en Santiago Chile.


Por más de tres décadas, el pintor chileno radicado en Nueva York Jorge Tacla se ha dedicado a representar catástrofes de la historia humana. Utilizando edificios y espacios públicos como metáforas de estructuras sociales, Tacla se apropia de imágenes mediáticas de sitios devastados y las traduce en pintura, reproduciendo la desorientación, el caos y la confusión que, luego de su destrucción, toma el control de y se impregna en esos lugares. Sus cuadros son el resultado de meticulosos procesos de recolección, estudio y composición de imágenes; aunque representan episodios particulares, ellos se repiten y viajan en el tiempo y espacio, ocurriendo en Palestina, Washington D.C., Santiago de Chile. Tacla encuentra en el óxido, las cenizas y el humo analogías de eventos traumáticos; de igual modo, su pintura manifiesta la fuerza devastadora del hombre, como también la resiliencia de este y sus lugares.

Las obras de Tacla representan un espacio de ruptura social. Sus trabajos se sitúan en las articulaciones de una nueva arquitectura que surge tras la catástrofe, ya sea natural o provocada por el hombre. Tacla percibe la devastación resultante de tales sucesos como una oportunidad para investigar sistemas estructurales que de otro modo permanecerían ignorados. Para representar estos mundos tan inestables, utiliza lenguajes pictóricos obsesivos: a veces repitiendo las imágenes, a veces reiterando el mismo gesto en el mismo espacio muchas veces hasta que el registro visual es análogo al trauma que lo provoca.

En las pinturas de Jorge Tacla, siempre hay un ruido de fondo, una cierta longitud de onda que parece afinar con ese temporal ensordecedor, el sonido acelerado de la destrucción. “Desde el lugar más íntimo a lo más global, la relación entre víctima y agresor es un hilo conductor de mi obra. El cuarto de una casa familiar, donde convive una pareja; ese cuarto también puede ser un lugar de escombros. Los conflictos familiares pueden llegar a ser muy violentos y son testimonio de lo brutal que puede ser la intimidad”.

Más sobre el artista, aquí

Dimensiones 50 × 35 cm
Título

Sin título (2021)

Ficha técnica

Acuarela y lápiz a tinta sobre papel

Origen

Chile