Skip to content

GONZALO REYES ARAOS: CIELO ROJO Y VERDE Y AZUL

Cielo rojo y verde y azul*, exposición del artista chileno interdisciplinario Gonzalo Reyes Araos, aborda interrogantes que emergen desde las formas de comunicación contemporáneas como factores que han condicionado y redefinido los contactos sociales humanas y nuestra relación con la naturaleza.

Presentada en el Parque Cultural de Valparaíso bajo la curaduría de Samuel Toro Contreras, Cielo rojo y verde y azul es la primera exposición individual del artista en Chile desde 2006, año en que partió hacia Europa. La muestra destaca la disolución de las fronteras entre los sistemas biológicos y los dispositivos electrónicos, al mismo tiempo que propone la luz y la programación digital como generadores de espacios propicios para el encuentro y la interacción humana.

Vista de la exposición “Cielo rojo y verde y azul”, de Gonzalo Reyes Araos, en el Parque Cultural de Valparaíso, Chile, 2023. Foto cortesía del artista
Vista de la exposición “Cielo rojo y verde y azul”, de Gonzalo Reyes Araos, en el Parque Cultural de Valparaíso, Chile, 2023. Foto cortesía del artista
Gonzalo Reyes Araos, “Cielo rojo y verde y azul” (detalle), 2023, instalación en sitio específico. Sistema de luces led y Arduino, 6.30 x 3.45 m. Parque Cultural de Valparaíso, Chile, 2023. Foto cortesía del artista

Entre las obras expuestas se encuentra la serie Bitmap Poemarium, una colección de “poemas” creados a partir de las sugerencias del teclado predictivo del teléfono móvil del artista. Este dispositivo alimenta su memoria a través de experiencias interactivas personales.

De esta manera, Gonzalo, en un eco a McLuhan, ve en el teléfono móvil una suerte de extensión de nuestro propio sistema neuronal. Bajo este principio, recrea el ejercicio de la escritura automática practicada por los surrealistas con el fin de revelar elementos subyacentes en el “inconsciente” del dispositivo. 

Estos procesos creativos generan experiencias, información y datos. Cada poema se convierte en el código «bitmap» de una imagen, donde las palabras son interpretadas por la computadora como códigos de color. Esto permite al visitante explorar tanto el «interior» como el «exterior» de una imagen digital.

Gonzalo Reyes Araos, Sin título, 2023, dispositivo móvil, video captura de pantalla, 10:00 min. Foto cortesía del artista

Al transducirse en imágenes, los poemas nos muestran la conexión entre la mente biológica y la “inteligencia” digital dirigida, “desdibujando” las fronteras entre lo biológico y lo electrónico. Sin embargo, a través de las tecnologías contemporáneas, la imagen digitalizada siempre buscaría la experiencia tangible, donde lo representado forzaría la experiencia -nostálgica o resistente- de lo sensible en los procesos analógicos que resultan en una obra concreta.

Cada uno de los nueve poemas expuestos, con sus códigos “pixelados” de colores (pictóricos) es transducido por otro sistema que entra en juego, el cual, mediante una programación cerrada, genera un comportamiento lumínico artificial en soportes triangulares con los tres colores RGB, utilizados como bases de los monitores digitales. El comportamiento de encendido y apagado de estos colores se encontraría determinado, finalmente, por la cadena de transducciones a partir de los poemas probabilísticos.

Vista de la exposición “Cielo rojo y verde y azul”, de Gonzalo Reyes Araos, en el Parque Cultural de Valparaíso, Chile, 2023. Foto cortesía del artista
Gonzalo Reyes Araos, «Poem N_127», de la serie Bitmap Poemarium, 2023. Poemas creados a partir de teclado predictivo. Impresión digital sobre papel fotográfico satinado, impresión digital sobre opalina hilada 270 gr., vidrio de museo UV 60, 50 x 40 cm. Foto cortesía del artista

Las bases del triángulo, en este caso (los tres colores base) son parte de la elección de ese mismo principio básico de lo mínimo que busca Gonzalo, o sea, una figura geométrica básica. En sus obras siempre hay números (datos) que se transducen en formas, a veces en círculos, rectángulos o cuadrados, hacia lo análogo o, como se entiende (polémicamente aún) lo “material”.

Las formas que se dan serían modulares, como un organismo básico que iría deviniendo lo complejo. Aquí, lo entrópico vendría de la exponencial y constante acumulación de datos, los cuales, de forma quizás postdigital nos invita a percibirla de regreso a lo tangible.

La entropía, para nuestra escala como especie, podría considerarse, en el lenguaje (donde entra un tipo de ficcionalización) como una hipérbole, al menos en la consideración ficcionalista de la interacción poemática, la cual se transformaría en un ejercicio expositivo neguentrópico.

Gonzalo Reyes Araos, «Cotidiana Distancia», 2020, acrílico sobre papel, cortado y pegado, montado sobre aluminio compuesto, 78 x 113 cm. Foto cortesía del artista
Gonzalo Reyes Araos, «Cotidiana Distancia» (detalle), 2020, acrílico sobre papel, cortado y pegado, montado sobre aluminio compuesto, 78 x 113 cm. Foto cortesía del artista

*Este texto fue elaborado por el artista y el curador. Puedes revisar aquí el texto completo de Samuel Toro Contreras.


GONZALO REYES ARAOS: CIELO ROJO Y VERDE Y AZUL

Parque Cultural de Valparaíso, Valparaíso – Chile

Del 11 de noviembre al 10 de diciembre de 2023

También te puede interesar

IGNACIO DEL RÍO: VESTIGIOS

La muestra "Vestigios" del artista chileno Ignacio del Río, instalada desde marzo pasado en OMA Art Gallery, se inicia específicamente en el momento de interacción entre el individuo y el objeto. Este objeto encontrado...