Skip to content

MEETINGS.PROJ. UN HUB PARA EL ARTE Y LOS AFECTOS

Meetings.proj es un proyecto en el que 11 artistas de Hungría, Chile, Venezuela, Estados Unidos y Brasil producen obras de arte colaborativo en el contexto de la cuarentena global actual. Los trabajos, interdisciplinarios y realizados de forma remota, conforman un ejercicio de correspondencia virtual en el que se adoptan, reimaginan y optimizan los medios de comunicación disponibles en pandemia. Pero no solo eso. Meetings.proj, y lo que se va articulando en su principal plataforma de exposición, Instagram, ha generado desde mayo pasado un íntimo nivel de conexión personal y profesional entre sus participantes, convirtiéndose en un hub para la reflexión y producción de arte apoyado en la cooperación, los intercambios y los afectos.

El proyecto surgió cuando la artista húngara Zsuzi Palman y la chilena Sofía del Pedregal decidieron trabajar juntas intercambiando imágenes de sus trabajos publicados en Instagram. Luego, el artista venezolano Juan Carlos Portillo fue incluido en esta colaboración, quien a su vez propuso expandir el proyecto mediante la invitación a otros ocho artistas de diferentes países en plena cuarentena.


Zsuzsi Palman (HU), Juan Carlos Portillo (VE), André Strahinja Bousquet (CL), Vitória Barreiros (BR), Sofía del Pedregal (CL), Kata Konyv (HU), Benjamín Urzúa (CL), Fabio Rincones (VE), Benjamin Zawalich (EEUU), Marcela Sciaccaluga (CL), Nicole Crespo (VE)


“Al iniciar las colaboraciones vimos que las narraciones del mundo real se formaban dentro de nuestro proyecto digital de larga distancia, contribuyendo con perspectivas adicionales sobre lo que vimos como una situación global en desarrollo”, cuenta del Pedregal.

Zsuzsi Palman, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Sofía del Pedregal, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Vitória Barreiros, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Nicole Crespo, risografía. Cortesía: Meetings.proj

La dinámica continúa en desarrollo y es la siguiente: cada artista participante solicita imágenes digitales de obras de arte particulares de otro artista que estén circulando en la web. Los artistas son libres de iniciar tantas colaboraciones como quieran. Cada artista crea una nueva obra inspirada en las imágenes recibidas de otros colaboradores. Estas obras son recopiladas en un archivo virtual de Google Drive, el cual funciona como una piscina de información y banco de imágenes a libre disposición. Es en esta etapa del proyecto donde ocurre el descubrimiento de intersecciones creativas y resonancias entre las investigaciones de cada artista. Cuando un artista ve una parte de sí mismo dentro del trabajo de otro, se logra una «reunión» o “meeting”.

La progresión de los trabajos es publicada en la cuenta de Instagram de Meetings.proj, un escaparate virtual que las expone a un público más amplio. Desde un comienzo, el proyecto se planteó acompañar lo viralizado en Instagram con una exposición física en algún lugar del mundo, dentro de las posibilidades que vaya ofreciendo la pandemia. A finales de julio de 2020, cada artista finalizó una primera etapa de colaboraciones (o una ‘primera edición’), las cuales se presentaron en agosto en formato presencial en la Galería 1111, en Budapest (Hungría), en un momento de levante del confinamiento en esa ciudad. Para esta exposición, titulada Closed Door, cada artista hizo una obra para impresión risográfica a partir de las colaboraciones realizadas. Además, fueron presentados los videos de algunos integrantes de Meetins.proj.

Marcela Sciaccaluga, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Kata Konyv, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Andre Strahinja Bousquet, risografía. Cortesía: Meetings.proj

“Este es un momento excepcional en el que tenemos una crisis que afecta a todo el mundo. También es único por el hecho de que estos eventos actuales nos obligan a permanecer en el interior. Una condición casi hecha a la medida para los artistas. Antes de la pandemia de Covid-19, era común que no supiéramos lo que estaba sucediendo en otros países. Este evento fomenta un nivel de comunicación intercultural en un nivel sin precedentes. Este proyecto emprende para crear una red de apoyo de solidaridad artística, para expresar y compartir nuestras experiencias y comprender cómo éstas pueden haber cambiado debido a esta crisis de salud actual. Quiero crear una experiencia viral positiva y espero que se vuelva contagiosa”, asegura del Pedregal.

Actualmente, el proyecto se encuentra en una segunda etapa. Los artistas están creando un libro digital con imágenes, collages, poesía visual y textos a través de un software online que permite que cada uno vaya editando en la marcha, en tiempo real. Concebido como un libro de artista, la publicación se articula a la vez como un documento de registro del imaginario construido y los vínculos que se generaron entre los artistas, mediante la incorporación de las conversaciones y los emails que fueron intercambiados durante la primera edición de Meetings.proj.

Fabio Rincones, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Benjamín Urzúa, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Juan Carlos Portillo, risografía. Cortesía: Meetings.proj
Benjamin Zawalich, risografía. Cortesía: Meetings.proj

También te puede interesar

Néstor García, Sobre cierta performatividad de la imagen, 2020. Cortesía: Galería 12:00, Bogotá

NÉSTOR GARCÍA. SOBRE CIERTA PERFORMATIVIDAD DE LA IMAGEN

García maniobra y construye su propia condición humana en pequeñas y constantes operaciones emancipadoras que encuentra en el despliegue de aspectos de apariencia puramente formal, alternativas al vaciamiento tecnológico que en la actualidad reduce...

Vista de la exposición "Mundo Situado", en el MAVI, Santiago de Chile, 2019. Obra de Juan Pablo Langlois Vicuña. Foto: Jorge Brantmayer

Mundo Situado

Esta exposición se ofrece como un espacio de reflexión a partir de obras que tocan algunas de las facetas de la crisis que estalló en Chile. A través de las obras de artistas chilenos...