Manifiestos

MÓNICA MAYER. DE LA VIDA Y EL ARTE COMO FEMINISTA


por Artishock el 2 de agosto, 2017

El empuje que traen las nuevas generaciones de mujeres artistas y los cambios profundos que ha aportado la teoría feminista al estudio de la historia del arte a nivel internacional han tendido un efecto fundamental tanto en la visibilidad de las artistas como en la concepción misma del arte. Hoy la lucha ya no es que se haga una exposición de mujeres artistas, sino por el contrario, que sólo se organicen cuando exista una justificación académica o curatorial específica que lo requiera.

THE PRATT LECTURE


por Frank Stella el 2 de junio, 2017

Hay dos problemas en la pintura. Uno de ellos es averiguar qué es la pintura y el otro es encontrar la manera de hacer una pintura. Lo primero es aprender algo y lo segundo es hacer algo. Uno aprende acerca de la pintura observando e imitando a otros pintores. No puedo hacer suficiente hincapié en lo importante que es. Si está interesado sobre todo en la pintura, mire y mire mucha pintura.

CÓDEX


por Oscar Santillán el 9 de noviembre, 2016

Pienso que las obras presentes en Códex, en la Galería Metales Pesados de Santiago, son prolongaciones paradójicas de la vida misma, de momentos diminutos de ella: artefactos narrativos que transitan entre lo reconocible y lo imposible.

SOLO PARA TUS OJOS


por Carlos Amorales el 28 de octubre, 2016

Para DiabloRosso pensé en hacer una serie de piezas que fueran a la vez máscaras y pinturas, obras que pudieran funcionar como cuadros en una exposición y, a la vez, ser parte de un ritual de máscaras.

UNOS BREVES APUNTES SOBRE LA VANGUARDIA EN CHILE


por Juan Dávila el 24 de junio, 2016

Cualquiera que desee ser un sujeto vanguardista debería ser capaz de interpretar su propia fantasía antes de dirigir la del mundo social a quien le habla. Sin embargo, las vanguardias no se preocupan del misterio. Su actuación en lo social usa un lenguaje de doble significado, pero no existe emoción alguna, excepto la rabia y la denuncia.

DUODECÁLOGO


por José Roca el 13 de mayo, 2016

El Museo, basado en la ortodoxia de la Historia del Arte, aspira a la verdad. La Bienal no tiene los pies plantados en una montaña de hechos, es pura especulación. No aspiremos a la Verdad, solo a bellas verdades-a-medias o a mentiras con apariencia de coartadas: verosímiles, útiles, y ornadas de un velo de sospecha.