Por Fabio Rincones y María Niño

Franco Contreras (Mérida, Venezuela, 1953) presenta en la Vitrina de El Bloque el desarrollo de una idea que continúa en proceso y que se origina en la observación de fenómenos de su cotidianidad, materializada en una serie de dibujos con palos de café y amarres que intervienen el espacio tridimensional. Una construcción de dibujos sintetizados a los que llama tendederos y que así sin más, en la sencillez que constituye la acción del despliegue, extender y tender, estas figuras colgadas nos invitan a contemplar la esencia de las cosas.

Franco posee una virtud para exaltar la ternura, donde lo majestuoso se halla en lo mínimo. Descubre las potencialidades  de lo esencial y primitivo estudiando fenómenos como la incidencia del sol, la lluvia, el viento sobre diferentes objetos y los materializa con una sensibilidad abrumadora. En momentos cuando la atención se centra en la grandiosidad de la malicia o la tragedia, Franco redirige su mirada y la nuestra hacia la contemplación de las cosas más elementales de nuestro entorno, como la ropa secándose al sol.

Vista de la exposición "Tendederos", de Franco Contreras, en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019. Cortesía de El Bloque
Vista de la exposición "Tendederos", de Franco Contreras, en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019. Cortesía de El Bloque

FRANCO CONTRERAS: TENDEDEROS

El Bloque, Mérida, Venezuela

Hasta diciembre de 2019