Por Raily Stiven Yance y Juan Pablo Garza | Curadores

 

Hay un punto fosfórico

donde toda la realidad se recupera

pero cambiada, transformada.

Jesús Montoya

 

 

Una idea aparece y desaparece en un proceso que nos resulta revitalizante, como la vía pendular que va otorgando sentido a la coexistencia de contradicciones: razón-no razón, pasión-no pasión y todo lo que habita en el medio. En otro tipo de conocimientos no relacionados de manera directa, pero que tienen cosas en común -flotando y flameando- vamos pensando con pach en esas supremas curiosidades que atraviesan como rayos todos los espacios que masticamos: el monte, el patio, la casa, la esquina, la montaña, la cueva y la luz de la fogata junto a toda su configuración relevante.

Atendemos a llamadas internas junto a la bruja intuición, coleccionando métodos propios, sustancias de la fe, amores/acciones e incluso tomando la experiencia del vivir tal cual como una forma, un conocimiento raro, roto, volcánico, secreto, sugerente, renovador. Dando cara a las ambientaciones, los paseos, los parches, los boliches, el levante, la juerga, el corillo, el soñar contigo, la fiesta secreta, el cuarto de hotel, el encierro propio, las pataletas, el ser mitificantes de nuestro alrededor, el jugar a perseguir pistas que nadie ni nada dejó, el descubrir continuo de lo maravilloso más allá del cotidiano celeste. Juntos en la empresa de abrirle un espacio al artefacto espiritual, de celebrar la ambigüedad, las ideas abiertas y el apuntar al infinito; el infinito no como un tiempo y espacio sin fin sino más bien como un presente comprimido que se expande y estira desde el mundo interior del sujeto. Buscamos en esta muestra de encuentros, prenderle unas cuantas velas y hacerle cotillón a esos cuerpos y almas que se alzan ante la amenaza de aquellos y aquellas que pretenden argumentarlo y justificarlo todo.

Por eso ante la catarsis autoimpuesta invocamos distintas potencias: Luis Arroyo, Asma, Fabiola Burgos, Santiago Cancino, Luz Carabaño, Jimena Croceri, Homero Hidalgo, Arturo Kameya, Ulrik Lopéz, Claudia Martínez Garay, Ana Navas, Armando Rosales, Abdul Vas, Christian Vinck, para acompañarnos en ese sueño de trasmitir la fuerza de la antena andante. Queremos concentrarnos en entender el vértigo sostenido, es decir, transmitido en la fuerza de mirar el objeto especulado como potencia, en esas relaciones abiertas pero particulares que se pueden tener con casi cualquier cosa, en cualquier contexto; queremos cantar canciones y revivir a los cantantes, llorar tomados de las manos.

Vista de la exposición "Pach Pan", DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería
Obra de Asma en la exposición "Pach Pan", DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería
Obras de Ulrik López en la exposición "Pach Pan", DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería
Vista de la exposición "Pach Pan", DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería
Detalle de la obra de Luis Arroyo en la exposición "Pach Pan", DiabloRosso, Ciudad de Panamá, 2019. Foto cortesía de la galería

PACH PAN

DiabloRosso, Avenida Central y Parque de Santa Ana, Edif. Heurtematte y Cia., PB. Santa Ana, Ciudad de Panamá

Hasta el 9 de noviembre de 2019