Los artistas y gestores del arte en Venezuela no solo viven su día a día en modo resistencia, sino que no sucumben ante el oscuro (también literalmente, cuando no hay electricidad) panorama del país. Cuando las condiciones económicas, políticas, sociales e incluso morales no están dadas -parecen decirnos- no se puede dejar de hacer sino, por el contrario, es cuando más hay que hacer.

Ante la débil institucionalidad cultural y el masivo exilio artístico e intelectual que afectan a Venezuela, quienes se quedan dan la pelea en el terreno que ninguna dictadura y su campaña de destrucción y manipulación pueden robar: el de la creación y las ideas. La apertura, hoy, de dos nuevos espacios para el arte en Caracas son muestra de esa persistencia sin fronteras de cara a la adversidad en todos sus frentes.

La galerista Carmen Araujo, conocida por su constancia y tenacidad para promover a contracorriente las prácticas artísticas del país –en el país y fuera del país-, está abriendo un segundo espacio en la urbanización Las Mercedes. Ubicada en el segundo piso del edificio San Carlos, la galería estará dedicada a la exhibición, investigación y difusión de la fotografía venezolana y latinoamericana, a través de proyectos en los que artistas y fotógrafos abordan las complejidades de la realidad actual y los modos de documentarla.

La muestra inaugural, Los diablos, consiste en una selección de 30 fotografías de la serie sobre los Diablos Danzantes de Yare del eminente fotógrafo venezolano Ricardo Razetti (1906-1961), acompañada de un conjunto de imágenes que forman parte del gran archivo fotográfico de Venezuela que él mismo construyó, y que constituye uno de los más completos del país tanto por su extraordinaria calidad estética como por su fuerza documental.

Ricardo Razetti, de la serie Los Diablos de Yare. Cortesía: Carmen Araujo Arte, Caracas

El otro espacio que abre sus puertas hoy en Caracas se llama El Hatelier y está diseñado como un complejo de salas expositivas experimentales y como lugar para promover encuentros con artistas, curadores, investigadores, galeristas y coleccionistas para la discusión de los procesos creativos y la realización de talleres, simposios, exhibiciones y eventos.

Fundado por los artistas Eric Mejicano y Anghy Rondón, junto con Athenea Cuotto Abad como cofundadora, el proyecto está inspirado en las fábricas y laboratorios de creación artística que existen en Europa, tales como Matadero y La Casa Encendida, ambos en Madrid. “Al reafirmar que ‘no somos una galería’ partimos de la premisa de fomentar ‘híbridos creativos y sus intersecciones’. El Hatelier funcionará entonces como un radar que busque el talento artístico emergente del país y, al mismo tiempo, como espacio de exhibición de sus trabajos, dándole paso a encuentros intergeneracionales”, dicen los fundadores.

El espacio se enfocará en cuatro ámbitos de investigación y acción para la promoción de la vida intelectual y cultural de Caracas: las Salas Expositivas Experimentales; Talleres y Simposios de Formación; Residencias Artísticas; y Escuela de Curadores. El programa incluye también el lanzamiento del canal de YouTube El Hatelier, proyecciones de películas, conversaciones con artistas, video conferencias, noches de Wine-n-Paint, cine foros, y servicios de producción audiovisual y fotográfica para la construcción de portafolios de artistas.

El evento inaugural -bajo estricta invitación- se llama Esto no es una exposición, y contará con instalaciones de Anghy Rondón y Eric Mejicano, videos de Athenea Cuotto, un mural en la entrada de Samuel Campos y Daniel Mijares, y obras en el espacio del lounge de los artistas Yoshi, Lubeskha Suárez, Francisco Martínez, Efraín Ugueto, Carmela Fenice y Perolito, entre otros. Música a cargo de los DJs Melina, Alvy Singer, Clara y BB.

CARMEN ARAUJO ARTE

Edificio San Carlos, piso 2, Calle California con Avenida Jalisco, Las Mercedes, Caracas

EL HATELIER

Casa 34, diagonal a la Plaza Bolívar de El Hatillo, Caracas

Imagen destacada: Fachada de El Hatelier, El Hatillo, Caracas