La Bienal de Arte Contemporáneo BoCA, que se desarrolla entre el 17 de marzo y el 30 de abril del 2019 en las ciudades de Lisboa y Porto, en Portugal, ha invitado en esta tercera edición a los artistas de la Ciudad Abierta Javier Correa, Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly a presentar en la Sala Oval del Museo de Arte Arquitectura y Tecnología (MAAT) el performance Punto de Fuga, obra interdisciplinar que combina la acción, el espacio, el sonido y la imagen visual.

Esta obra lleva dos años desarrollándose en los terrenos de la Ciudad Abierta. La invitación de BoCA surge del interés de esta Bienal por contar con una obra chilena interdisciplinar y performática que esté en sintonía con su proyecto curatorial de reunir artistas de distintas disciplinas cuya cualidad es la de trabajar en común. En este caso, se trata de tres artistas que trabajan colectivamente hace más de cinco años en la Ciudad Abierta en Quintero, Chile.

El proyecto Punto de fuga surge doblemente como una obra artística y como una forma de conmemorar los 500 años del viaje de Hernando de Magallanes, quien luego de partir desde Sevilla y cruzar el Océano Atlántico descubre el estrecho o paso que hoy lleva su nombre (1520), y que por primera vez permite recorrer ininterrumpidamente la extensión del Océano Pacífico, Indico y Atlántico, llevando a término la primera circunnavegación del mundo (completada por Juan Sebastián Elcano en 1522). La oportunidad de exponer y realizar esta obra-acción en Portugal representa, a siglos de distancia, hacerla llegar al lugar de origen de Magallanes, y de ese modo comunicar y relacionar por medio del arte, en un solo lugar, magnitudes alejadas y diferentes que abren una reflexión en torno a la relación cuerpo-territorio como una magnitud que trasciende las fronteras del espacio físico, político e histórico.

En ese sentido la obra interdisciplinar Punto de Fuga es una forma de exponer al público el trabajo realizado por artistas chilenos; al mismo tiempo, esta experiencia interdisciplinaria quiere, por medio de una activación en tiempo real, invitar a la audiencia a ser parte de la acción. Por tratarse de un performance que se apoya en elementos visuales, sonoros, plásticos y arquitectónicos que han sido realizados in-situ en los terrenos de la Ciudad Abierta y Tierra del Fuego (en algunos de los registros audiovisuales), el espacio donde se lleva a cabo es intervenido tomando las condiciones del lugar, convirtiéndola en una obra site-specific.

Punto de Fuga, de Javier Correa, Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly (Ciudad Abierta, Amereida, Chile). Intervención en el estero de Ciudad Abierta, 2018. Cortesía de los artistas

La conmemoración del viaje de Hernando de Magallanes permite vincular simbólicamente en la obra dos territorios: América y Europa. Así como Hernando de Magallanes y Elcano al volver de su circunnavegación trajeron la dimensión de un mar sin límites, hasta ese entonces no experimentado, Punto de Fuga, quinientos años después, traslada a Portugal la magnitud americana que por un instante se transforma en un espacio público simultáneo, poético y sin bordes. De esta manera, el performance busca experimentar con la relación cuerpo-territorio como una magnitud que trasciende las fronteras del espacio físico, político e histórico, entendiéndolo también como la memoria, la biografía, el traslado (migración) y las distancias que se alojan en el cuerpo y que por ende participan también del espacio público. En este sentido, Punto de fuga reflexiona en torno al viaje y la magnitud como elementos que cada persona tiene corporalizados y que nos acompañan no solo en nuestros espacios íntimos, sino también en el común del espacio público.

 


Javier Correa, Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly forman parte de la Ciudad Abierta de Amereida. Trabajan de manera colectiva desde el año 2012 desarrollando proyectos interdisciplinares entre artes visuales, arquitectura, cine y música. Desde el año 2015 desarrollan el proyecto Arte Abisal, como también los ciclos de conciertos y performance en la Corporación Cultural Amereida. En el 2017 realizaron la exposición Amereida, la invención de un mar en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Santiago y el Parque Cultural de Valparaíso (PcDV), en Chile. En el 2019 publican el libro Amereida, la invención de un mar, junto a la casa editorial La Polígrafa, en Barcelona.

Imagen destacada: Punto de Fuga, de Javier Correa, Sebastián de Larraechea y Victoria Jolly (Ciudad Abierta, Amereida, Chile). Intervención en las dunas de Ciudad Abierta, 2018. Cortesía de los artistas