Con apenas dos años de andadura, la sección Residents de Art Dubai ha pasado a ser un sello distintivo de la principal feria del Medio Oriente, que celebra su 13° edición desde el pasado miércoles 20 de marzo en el Madinat Jumeirah. El programa, único en el mundo, permite a un grupo de artistas sumergirse en la escena artística de los Emiratos Árabes Unidos por un período de cuatro a ocho semanas, durante las cuales sus prácticas y pensamiento artísticos se involucran en el particular contexto cultural, económico y socio-político de esta federación árabe.

Residents da aún sus primeros pasos, pero ya da mucho de qué hablar entre los visitantes a la feria, no solo por su singular modelo procesual –o “privilegiado”, como lo calificó Federico Curutchet, director artístico de la galería argentina Barro, que participa por primera vez en esta sección-, sino también porque este año, por primera vez, se dedica a Latinoamérica, una región con la que Art Dubai quiere tender un sólido puente dentro de su infraestructura de “feria del Sur Global”, tal como se lo ha propuesto su director artístico, el español Pablo del Val.

Residents se enfoca en América Latina pero dentro de su propia diversidad, y no tiene una temática específica. Como explica su co-curadora, la brasileña Fernanda Brenner, la idea es más bien mostrar cuán heterogénea es la producción de la región latinoamericana, por un lado, y poner en evidencia, por el otro, los particulares ciclos de creación de obra de cada artista, desde su conceptualización en circunstancias que le son ajenas hasta su producción con los medios que estén al alcance a lo largo de ese mismo desplazamiento geográfico-temporal.

Brenner trabajó junto a Munira Al Sayegh en el desarrollo del programa. La dupla funciona de manera complementaria, con la curadora brasileña brindando el acercamiento y la investigación aplicada de artistas y galerías de la región latinoamericana, y la curadora emiratí aportando las redes de contactos y el acompañamiento local para los artistas.

La selección tomó en cuenta, además, el potencial de los artistas invitados para desenvolverse en un entorno distinto al habitual y avanzar en sus carreras a través de una residencia de este tipo, así como un factor práctico: que estuviesen representados por galerías con capacidad de participación en la feria o interesadas en establecer relaciones con la región del Medio Oriente.

Residents cuenta así este año con la participación de Laura Lima (Brasil), Verónica Vázquez (Uruguay), Nicanor Aráoz (Argentina), Luciana Lamothe (Argentina), Rodolpho Parigi (Brasil), José Manuel Mesías (Cuba), Mazenett Quiroga (Colombia), Luiz Roque (Brasil), Flora Rebollo (Brasil), Jerry B. Martin (Colombia), Luis Enrique López-Chávez (Cuba) y Alexandre da Cunha (Brasil). Todos estos artistas produjeron obra nueva durante la residencia para su exhibición en Art Dubai, una cuota de riesgo compartido que viene a refrescar las dinámicas feriales en esta parte del mundo.

Alexandre da Cunha, Affairs, 2019. Vista de la instalación en el stand de la galería Luis Strina (Brasil), sección Residents de la feria Art Dubai, 2019. Foto cortesía de Art Dubai
Alexandre da Cunha, Affairs, 2019. Vista de la instalación en el stand de la galería Luis Strina (Brasil), sección Residents de la feria Art Dubai, 2019. Foto cortesía de Art Dubai

Dentro de Madinat Jumeirah, el lujoso resort cinco estrellas que sirve de sede a Art Dubai, la sección Residents se acomoda en la tradicional distribución espacial de booths. En el de Mendes Wood DM vemos solo una pantalla con un exquisito trabajo en video del brasileño Luiz Roque, titulado Zero. Con un lenguaje audiovisual cercano al de la ciencia ficción, el artista nos presenta un mundo distópico a partir de poderosas imágenes tomadas en el desértico paisaje urbano de Dubái, mezcladas con la mirada introspectiva de un perro que se sugiere como el único habitante de este lugar aparentemente deshumanizado por el arrase del avance tecnológico. Zero es una pieza sensorial con la duración y la musicalización justas, de una plasticidad sugerente que invita a reflexionar con su extrañeza visual sobre el desenfrenado desarrollo urbano y económico global y sus nefastas consecuencias para la humanidad y su hábitat terrestre.

Enfrente, en el stand de otra galería brasileña, Luisa Strina, se presenta la obra del artista Alexandre da Cunha, una especie de mural compuesto en su totalidad por toallas compradas en e-Bay, teñidas levemente con tinta negra para ‘ensuciar’ sus tonos originales. Las toallas (todas numeradas bajo el título Affairs) representan banderas de diversos países –Estados Unidos, el Reino Unido, como grandes potencias económicas-, o marcas como Playboy, haciendo un guiño así no solo al consumismo y las biopolíticas mundiales, sino también de manera particular a las prohibiciones –la pornografía, en este caso-, el afán desarrollista y la diversidad de culturas de los Emiratos (sólo en Dubái conviven unas 200 nacionalidades).

Vista del stand de Revolver (Lima), con obra de Jerry B. Martin, en la sección "Residents" de Art Dubái 2019. Foto cortesía de la feria
Jerry B. Martin, The X marks the spot, 2019, dibujo hecho transcribiendo un texto con máquina de escribir sobre papel caligráfico.,150 x 229 cm. Cortesía: Revolver, Lima
Jerry B. Martin, The X marks the spot, 2019, dibujo hecho transcribiendo un texto con máquina de escribir sobre papel caligráfico,150 x 229 cm. Foto: Alejandra Villasmil
Jerry B. Martin, شيء ال (la shay’), 2019, impresión por exposición solar y papel carbón azul viejo entre vidrios, 121 x 86 cm. Cortesía: Revolver, Lima
Vista del stand de Piero Atchugarry (Uruguay) , con obra de Verónica Vázquez, en la sección "Residents" de Art Dubái 2019. Foto cortesía de la feria
Obras de Verónica Vázquez en la galería Piero Atchugarry (Uruguay), sección Residents de la feria Art Dubai, 2019. Foto: Alejandra Villasmil
Obra de Verónica Vázquez en la galería Piero Atchugarry (Uruguay), sección Residents de la feria Art Dubai, 2019. Foto: Alejandra Villasmil
Obra de Verónica Vázquez en la galería Piero Atchugarry (Uruguay), sección Residents de la feria Art Dubai, 2019. Foto: Alejandra Villasmil

En el stand de la galería peruana Revolver se presentan varias obras del artista Jerry B. Martin, un par de ellas desarrolladas durante su residencia en Abu Dabi, la capital de los Emiratos. Por su formato y nivel de complejidad, destaca aquí uno de sus característicos dibujos hechos con máquina de escribir, en el que vemos al propio artista retratado dos veces –o en dos fragmentos espacio-temporales- en el puerto Al Zayed de la ciudad. Como en trabajos anteriores, la imagen es compuesta por texto, en este caso del libro  Essential works (Different Places), de Foucault. En la escena se observan barcos ya en desuso, así como obsoletas son las máquinas de escribir con las que Martin hace sus conocidas composiciones. En este dibujo, además, interviene la exposición solar, al igual que en el otro trabajo que ha realizado durante la residencia, una especie de díptico en el que la palabra “nada”, en árabe, está escrita por el sol, y es contrapuesta por una composición de color azul hecha de papel carbón grabado por hongos. Ambos factores naturales, el sol y los hongos, dejan su huella en los papeles para construir, casi deliberadamente, este innovador trabajo en la carrera de Martin.

Descubrir una artista latinoamericana en una feria en Dubái ha sido también parte de mi agradable experiencia acá. Ha sido por Residents que entro en conocimiento de la obra de la artista Verónica Vázquez (Uruguay, 1970), quien se considera a sí misma como prácticamente autodidacta. En el stand de la galería Piero Atchugarry encontramos sus aparentemente frágiles esculturas geométricas construidas a partir de un meticuloso ensamblaje de pedacitos de metal encontrados durante su residencia en Abu Dabi. Por sus formas –que llaman a la vista y también al tacto-, podemos intuir la metodología de esta artista: una pormenorizada recolección, clasificación y análisis de desechos encontrados –metales, cartón, telas, hilos-, cada uno con su pedazo de historia material, que luego va uniendo para construir narrativas mayores, muchas veces vinculadas al papel relegado de la mujer en la historia, el trabajo manual y memorias de su infancia. Una de las obras expuestas es un paisaje compuesto por pedazos de tela fijados con alfileres que remiten tanto al perfil de una ciudad emiratí -con sus rascacielos- como a figuras femeninas concentradas en masa. Un contraste importante en sus obras presentadas en este ambiente ferial es el de sus materiales “pobres” frente a la opulencia de una ciudad como Dubái.

Lo que nos demuestra una sección como Residents dentro de una feria como Art Dubái es que es posible construir espacios de experimentación, refrescantes y potencialmente sorprendentes, dentro de un ambiente netamente comercial. Nos prueba, además, que la inserción del formato residencia, supuestamente ajeno a las ferias, puede, después de todo, incorporarse con eficacia sin perder ni su espíritu empírico y vivencial, en tanto espacio de creación, ni el destino mercantil de sus eventuales producciones, en tanto mercancías. Sin traicionar sus procedimientos, sino más bien incorporándoles pequeños gestos y giros, nuevos rasgos y texturas adoptados durante semanas de residencia en el contexto emiratí, cada artista, desde su propio lenguaje y modos de enfrentarse a la creación -y al mundo- se nos presenta aquí bajo nuevas y ricas lecturas.

 


Imagen destacada: Luiz Roque, Zero, 2019, video HD, color, sonido, 5’30”. Edición de 5 más una prueba de artista. Cortesía: Mendes Wood DM, Brasil

The following two tabs change content below.

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.