Desde el pasado 16 febrero y hasta finales de abril del 2019, PROA21 se transforma en el centro de operaciones de la redacción y plano creativo del periódico de arte y crítica El flasherito. Desde distintos planos, el proyecto invita a reflexionar sobre la función de la escritura y la crítica, ampliando su territorio y, sobre todo, pensando la escritura como un gesto artístico, más que como un género literario.

¿Existe alguna diferencia entre pensar una obra con imágenes y pensar una obra desde la práctica escritural? ¿Cómo funciona una redacción periodística a puertas abiertas hecha por artistas?

Este proyecto, llevado adelante por los artistas Leo Estol, Andrés Aizicovich, Alfredo Jaramillo y Liv Schulman, cruza obras y palabras con la voluntad de crear un espacio crítico y de lectura en la periferia. “Si el arte contemporáneo funciona como un campo de pensamiento alternativo, la escritura en ese campo aún funciona y cumple un rol social de forma más analítica y directa. Este mapa de cruces entre diversos artistas, curadores, poetas, funciona como una declaración de principios, una estética de guerrilla en un panorama local, que nos incita como una metáfora a debatir, negociar, observar y pensar desde otro lugar la realidad”, señalan los artistas. “Confiar en la escritura significa confiar en el arte, en la experiencia de la vida pública, en la libertad y sus diferentes formas”.

En ese espacio experimental que es PROA21, el trabajo de El flasherito se articula alrededor de una imperante necesidad de visibilizar la función social de la escritura y, como plantean sus artífices, crear “un diario que aboga por una crítica viva, capaz de hacer conexiones disparatadas, de investigar, hacer preguntas y equivocarse. Que también sea capaz de circular sin pasaporte entre las fronteras de la escritura, la crítica como plataforma creativa, la ficción, el capricho, el juicio y la soltura”.

El flasherito en PROA21, Buenos Aires, 2019. Foto cortesía de Fundación PROA
El flasherito en PROA21, Buenos Aires, 2019. Foto cortesía de Fundación PROA
El flasherito en PROA21, Buenos Aires, 2019. Foto cortesía de Fundación PROA

EL FLASHERITO DIARIO. LABORATORIO PERIODISTICO DE ARTISTAS

PROA21, Av. Pedro de Mendoza 1929, La Boca, Caminito, Buenos Aires

Hasta fines de abril de 2019