Como representante de la voz femenina en un mundo dominado por los hombres, Judy Chicago explora importantes narrativas de la historia, formas de poder y tradicionales roles de género. La artista despliega una distintiva iconografía y métodos de trabajo propios para problematizar las habilidades tradicionalmente consideradas como «femeninas», como la costura y el bordado, así como actividades estereotipadas «masculinas», como pintar carrocerías y la pirotecnia.

“A lo largo de su carrera, Judy Chicago ha examinado y desafiado incondicionalmente el sexismo y las normas de género, no solo mediante los temas que aborda en su trabajo, sino también a través de los variados medios que emplea, desde capós de autos con una connotación masculina hasta prácticas que son consideradas femeninas, como el bordado y la pintura en cerámica”, comenta Stephanie Seidel, Curadora Asociada del Instituto de Arte Contemporáneo de Miami (ICA Miami), institución que por estos días acoge una gran exposición de esta pionera del arte feminista estadounidense, en la que se busca profundizar y conectar el amplio espectro de sus técnicas, medios y contenidos, al reunirlos de manera coherente por primera vez en un museo.

Fundadora en 1978 de Through the Flower, una organización de arte feminista sin fines de lucro, Judy Chicago (1939) es más conocida por su instalación The Dinner Party (1974–1979). Un ícono del arte feminista de los años 70 y un hito en el arte del siglo XX, The Dinner Party consiste en un gran banquete ceremonial organizado en una mesa triangular con un total de 39 puestos, cada uno conmemorando a una mujer importante de la historia. Cada sitial se arregla con un pequeño mantel bordado, cálices, utensilios de oro y platos de porcelana pintados con motivos que se basan en formas vulvares y de mariposa. Los nombres de otras 999 mujeres están inscritos en oro en el piso de baldosas blancas que sirve de soporte a la mesa triangular, para honrar así a un total de 1.038 mujeres.

Sin embargo, la exposición en el ICA Miami examina las ideas y trabajos que no están tradicionalmente asociados a la reconocida artista, para destacar así el carácter multidimensional de su práctica, que abarca diversos medios y manifestaciones.

Vista de la exposición "Judy Chicago: A Reckoning", en el Institute of Contemporary Art (ICA), Miami, 2018-2019. Foto: Fredrik Nilsen Studio.
Vista de la exposición "Judy Chicago: A Reckoning", en el Institute of Contemporary Art (ICA), Miami, 2018-2019. Foto: Fredrik Nilsen Studio.

Judy Chicago: A Reckoning vincula siete conjuntos de obras producidos por la artista entre los años 60 y 90, entre los que se incluyen trabajos históricos y menos conocidos que se exponen por primera vez en décadas. También presenta por primera vez una nueva ‘obra de humo’, A Purple Poem for Miami, el 23 de febrero en la Jungle Plaza de Miami. Este nuevo trabajo revisita sus trabajos performáticos de los sesenta, década en la que recurrió por primera vez a la pirotecnia en un esfuerzo por feminizar la atmósfera en un momento en que la escena artística del sur de California estaba dominada casi por completo por hombres. Entre 1968 y 1974, Chicago ejecutó una serie de piezas con fuegos artificiales, algunas de ellas tituladas Atmospheres (Atmósferas), destinadas a introducir un impulso femenino en el paisaje, mientras que otras se centraron en recrear actividades primigenias vinculadas a la mujer, como encender el fuego o la adoración de figuras de diosas.

Organizada por Alex Gartenfeld, Director Artístico del ICA Miami, junto a Stephanie Siedel, la exhibición destaca la transición de Chicago desde el arte abstracto hasta el figurativo para recalcar su compromiso con los debates políticos y sociales, como en su serie de trabajos Car Hoods (1964-2011) o sus primeras esculturas y pinturas minimalistas, entre ellas Heaven is for White Men Only (1973).

La exhibición también explora las diversas formas en que la fuerte voz feminista de la artista transforma nuestra comprensión del modernismo y sus tradiciones, particularmente a través de varias técnicas que no son usualmente parte del repertorio de las bellas artes, tales como el bordado o la pintura en porcelana y en el propio cuerpo.

Vista de la exposición "Judy Chicago: A Reckoning", en el Institute of Contemporary Art (ICA), Miami, 2018-2019. Foto: Fredrik Nilsen Studio.
Vista de la exposición "Judy Chicago: A Reckoning", en el Institute of Contemporary Art (ICA), Miami, 2018-2019. Foto: Fredrik Nilsen Studio.

La muestra incluye obras feministas claves en la carrera de Chicago, como Birth Project (1980-1985), en la que celebra el parto y las capacidades creativas de las mujeres tras haber observado una ausencia de iconografía sobre el tema del nacimiento en el arte occidental. Para este trabajo, Chicago colaboró con más de 150 costureras en la creación de docenas de imágenes que combinan pintura y bordado para celebrar diversos aspectos del nacimiento, desde lo doloroso a lo mítico.

Otra de sus obras más emblemáticas, PowerPlay (1982-1987), critica los efectos negativos del ejercicio del poder por los hombres y sus consecuencias para el mundo. «Sabía que no quería seguir perpetuando el uso del cuerpo femenino como depositario de tantas emociones; parecía que todo, amor, terror, anhelo, odio y deseo, era proyectado en la mujer tanto por artistas hombres como por artistas mujeres, aunque con perspectivas por lo general diferentes. Me pregunté qué sentimientos podría expresar el cuerpo masculino. Además, quería entender por qué los hombres actuaron de manera tan violenta», dice la artista en Judy Chicago: An American Vision, su primera monografía, escrita por el historiador de arte británico Edward Lucie-Smith.

La exhibición concluye con Autobiography of a Year (1993-1994), un conjunto de 140 dibujos que explora la relación de Chicago con la identidad y el fracaso, ofreciendo una mirada personal a su práctica del dibujo y a su proceso artístico como un todo.

Vista de la exposición "Judy Chicago: A Reckoning", en el Institute of Contemporary Art (ICA), Miami, 2018-2019. Foto: Fredrik Nilsen Studio.

JUDY CHICAGO: A RECKONING

Instituto de Arte Contemporáneo, Miami (ICA Miami), 61 NE 41st St, Miami, Fl., EEUU

Del 4 de diciembre de 2018 al 21 de abril de 2019

Imagen destacada: Judy Chicago, Birth Tear/Tear, 1985, macramé sobre dibujo sobre tela. Macramé por Pat Rudy-Baese. Colección Through the Flower, Belen, New Mexico, EEUU. Cortesía de la artista