Skip to content

Alberto Baraya:estudios Comparados de Paisaje

 

Alberto Baraya (Bogotá, 1968) es un artista-viajero que investiga territorios para crear poéticas ficticias sobre el poder y los resquicios del colonialismo, cuestionando tanto el impulso de controlar el mundo por medio del acto de nombrarlo y clasificarlo, como la construcción de identidades nacionales.

En su exposición en la Galeria Nara Roesler, en 2010, el artista presentó un desdoblamiento de su emblemático proyecto Herbario de Plantas Artificiales, series concebidas a partir de plantas y flores de plástico de las más diversas procedencias, y fotos que registra el procedimiento de trabajo, apropiándose de los métodos de los naturalistas botánicos para poner en cuestión el pensamiento positivista, en una resistencia a los principios de la educación occidental.

En su actual proyecto expuesto en la sede de Nara Roesler en Río de Janeiro, titulado Estudios Comparados de Paisaje (1998-2018), Baraya se basa en la tradición de las pinturas de paisajes -también conocidas como «Panoramas»- retratadas por viajeros o residentes, buscando debatir, entre otros aspectos, la noción de paisaje nacional. Para su Expedición Río de Janeiro, que constó de dos viajes a la ciudad carioca especialmente realizados para esta exposición, el artista seleccionó una serie de vistas panorámicas de la ciudad desde los mismos lugares donde estuvieron los pintores académicos en el siglo XIX, para luego plasmarlas en pinturas.

Alberto Baraya, Dos hermanos desde Leblon, 2018, óleo sobre tela, piedra y cuerda, 35 x 50 x 5 cm. Cortesía del artista y Galeria Nara Roesler
Alberto Baraya, Pan de azúcar desde Botafogo, 2018, óleo sobre tela, 35 x 50 cm. Cortesía del artista y Galeria Nara Roesler

Baraya enseguida llevó las obras al taller y, por medio de intervenciones, desconstruyó narrativas, convirtiendo las pinturas en objetos. «Algunos de esos paisajes-impresiones funcionan como etapas en las que desarrollo comentarios de interés personal y social», explica el artista. Esto lo hace a través de la introducción de animales-personajes extraños a aquella naturaleza originalmente representada. «La migración de las especies o la calificación de especies exóticas se inscriben en la tradición literaria y gráfica de la fábula», comenta el artista. Además, los paisajes-impresiones son susceptibles de ser leídos y reinterpretados bajo la perspectiva de otras categorías del conocimiento y del arte.

Para Baraya, en el caso particular de los Estudios Comparados de Paisaje, los objetos al óleo se proponen como partituras potenciales para ser interpretadas en el piano. De ahí la realización de un performance con paisajes-partituras, en colaboración con Benjamin Taubkin. Como un laboratorio experimental, el piano es retirado de su escenario habitual y llevado al espacio exterior, los jardines, donde el pintor y el pianista realizan sus propias interpretaciones del paisaje circundante. Al final del primer acto, las obras de la exposición en la Galeria Nara Roesler llevadas al lugar se convierten en partituras, siendo reinterpretadas por el músico al piano.

“Para un estudioso de los artistas del pasado que enriquecían la cultura brasileña con sus relatos visuales, es especialmente instigador apreciar el trabajo de un artista contemporáneo con una comprensión tan profunda de trayectorias comparables trilladas mucho antes de él”, señala un texto de sala escrito por el historiador de arte y curador brasileño Pedro Corrêa do Lago.

Alberto Baraya, Piano Partituras, 2017, impresión inkjet sobre Museumpaper, 35 x 50 cm. Cortesía del artista y Galeria Nara Roesler

ALBERTO BARAYA: ESTUDIOS COMPARADOS DE PAISAJE

 

Alberto Baraya, o artista-viajante contemporâneo que já participou, entre outras, da 27ª Bienal Internacional de São Paulo (2006) e da 53ª Bienal de Veneza (2009), desta vez tem o Rio de Janeiro como fonte de seu Estudios Comparados de Paisaje.  Neste ano, o colombiano esteve duas vezes na cidade carioca para conceber a nova série de mais de 20 trabalhos que traz para a Galeria Nara Roesler.

A exemplo dos europeus que empreendiam expedições botânicas no período colonial, suas obras investigam territórios para criar poéticas ficcionais que refletem sobre o poder e os resquícios do colonialismo, questionando tanto o impulso de controlar o mundo por meio do ato de nomeá-lo e classificá-lo quanto a construção de identidades nacionais. Em sua última exposição na galeria, em 2010, o artista apresentou um desdobramento de seu emblemático projeto Herbario de Plantas Artificiales, séries concebidas a partir de plantas e flores de plástico das mais diversas procedências e fotos que registram o procedimento de trabalho, apropriando-se dos métodos dos naturalistas botânicos para colocar em questão o pensamento positivista, numa resistência aos princípios da educação ocidental.

No atual projeto, para criar seus Estudios Comparados de Paisaje, Baraya baseia-se na tradição das pinturas de paisagens – também conhecidas como “Panoramas” – retratadas por viajantes ou residentes, procurando debater, entre outros aspectos, a noção de paisagem nacional. Para sua Expedición Rio de Janeiro, especialmente realizada para sua nova exposição na galeria, o artista selecionou uma série de vistas panorâmicas da cidade, produzindo por meio da técnica da pintura novas telas nos mesmos locais onde estiveram os pintores acadêmicos.

Baraya em seguida levou as obras ao ateliê e, por meio de intervenções, desconstruiu narrativas, convertendo as pinturas em objetos. “Algumas dessas paisagens-impressão funcionam como estágios nos quais desenvolvo comentários de interesse pessoal e social”, explica o artista. Segundo Baraya, nessa série, isso é feito através da introdução de animais-personagens estranhos àquela natureza originalmente representada. “A migração das espécies ou a qualificação de espécies exóticas se inscrevem na tradição literária e gráfica da fábula”, comenta. Ainda para ele, as paisagens-impressões são suscetíveis de serem lidas e reinterpretadas sob a perspectiva de outras categorias do conhecimento e da arte.

Para Baraya, no caso particular dos Estudios Comparados de Paisaje, os objetos à óleo são propostos como partituras em potencial para serem interpretadas no piano. Daí a realização de uma performance com paisagens-partituras, em parceria com Benjamin Taubkin. Como um laboratório experimental, o piano é retirado de seu cenário habitual e levado ao espaço exterior, os jardins, onde o pintor e o pianista realizam suas próprias interpretações da paisagem ao redor. Ao final do primeiro ato, as obras da exposição na Galeria Nara Roesler levadas ao local tornam-se partituras, sendo reinterpretadas pelo músico ao piano.

Vista de la exposición “Estudios Comparados de Paisaje”, de Alberto Baraya, en Galeria Nara Roesler, Río de Janeiro, 2018. Foto: ©Pat Kilgore. Cortesía del artista y Galeria Nara Roesler

ALBERTO BARAYA: ESTUDIOS COMPARADOS DE PAISAJE

Galeria Nara Roesler, Rua Redentor 241, Ipanema, Río de Janeiro, Brasil

Hasta el 2 de febrero de 2019

También te puede interesar

Instalación Hectárea de heno 1970 y Primera lección 1970. Sala Fundiciones MAAM. Foto: Úrsula Ochoa

BERNARDO SALCEDO: CÓMO HACER LAS COSAS CON PALABRAS

Las obras de Bernardo Salcedo (1939-2007), a pesar de que en principio nos resultan ocurrentes o juguetonas, si las observamos de manera atenta también se revelan desconcertantes. Salcedo fue uno de los artistas que...

Mapa Teatro.de los Dementes, o Faltos de Juicio

El Museo Reina Sofía presenta "De los dementes, o faltos de juicio", una “etno-ficción” de Mapa Teatro (Colombia) que parte de una investigación sobre el pasado histórico del edificio del Museo -que fue sede...