[*Una frase al exterior de la galería pintada en el muro hacia la calle. La frase es una paráfrasis y traducción de una cita que tomé de un libro (Le Guin 1989) y que me gustaría pintar con ese estilo de letras Baskerville. La cita original decía: “A leaf, a gourd, a shell, a net, a bag, a sling, a sack, a bottle, a pot, a box, a container. A holder. A recipient”)] [1]

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche. Intervención en fachada de Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[1] Una nota a pie de página es una observación a un texto en su margen inferior.

La historia del pie de página se podría narrar en una sucesión de notas a pie de página. Y es que, si bien la tradición considera que su creador fue San Beda, un monje benedictino del siglo VIII, a la fecha no existe un consenso respecto de sus orígenes. En The devil’s details: A history of footnotes, Chuck Zerby asegura que su introducción ocurrió varios siglos después con el pintor e impresor británico Richard Jugge (1514-1577), mientras que en The footnote. A curious history de Anthony Grafton, desfilan otros nombres como el del padre de la historiografía científica, Leopold von Ranke (1795-1886), los filólogos Ulrich von Wilamowitz-Möllendorff (1848-1931) y Jacob Bernays (1824-1881), el historiador inglés Richard White de Basingstoke (1539-1611) y el jesuita alemán Athanasius Kircher.

Fuentes.

Erudición.

“Remito a una nota a pie de página”, escribe Georges Perec en su libro Especies de Espacio. En dicha nota confiesa: “Me gustan mucho los reenvíos a pie de página, incluso si no tengo nada particular que precisar”.

[El texto de esta obra fue diagramado en referencia al sitio web www.martinlaroche.nl. Ambos, texto y página web, fueron diseñados por Astrid Seme].

 


[*Una colección de crucigramas que, todos juntos, pienso enmarcarlos y colgarlos de un muro] [2]

 

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche, en Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[2] El tamaño de la tipografía de una nota a pie de página suele ser menor a la del texto que comenta.

Debido a que esconde la palabra aludida, la pista de un crucigrama es una extraña forma de nota a pie de página.

Quick crossword Nº13.692.

Notas al pie de página sospechosas o derechamente apócrifas.

Bartleby y compañía de Enrique Vila-Matas, Tristram Shandy de Laurence Sterne, Literatura nazi en América de Roberto Bolaño, El beso de la mujer araña de Manuel Puig. Novelas con notas a pie de página.

“Nothing definitive should appear here”. Página 2, nota 2, Thirty-five new pages de Lev Rubinstein.

 


[*Una presentación de diapositivas (fue un proyecto que hicimos con DongYoung para un libro llamado English)] [3]

 

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche, en Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[3] Una nota a pie de página es una observación a un texto en su margen inferior. Una observación puede tomar diferentes formas. La más común de estas formas, pero no la única, es la de un texto.

Emblematum liber (1531) de Andrea Alciato.

Abandonar el texto para leer solo las notas, desobedeciendo el recorrido y la argumentación trazada por el autor. Huir del texto inicial siguiendo los desvíos que ofrecen las fuentes consignadas a pie de página. La libertad del lector.

“Emblemas: composiciones alegóricas basadas en la unión de elementos naturales o artificiales, que pueden poseer sentido simbólico. (…) Estos ideogramas figurativos suelen acompañarse de una divisa que explica su sentido o duplica el enigma, y de una glosa en prosa”. Juan Eduardo Cirlot en su Diccionario de Símbolos.

Por su carga erudita y académica, los pies de páginas han sido utilizados para burlarse de quienes abusan de ellas.

“Tardieu, cuando uno se observa observar, ¡¿Qué observa?!”. Nota pág. 41. La nueva novela de Juan Luis Martínez.

[El libro “English” fue editado y diseñado por Dongyoung Lee en compañía de un prólogo de Martijn in t’ Veld y notas finales de Martín La Roche. Fue Publicado por GoodNeighbour, Amsterdam, 2018.]

 


[*Una colección de calcetines huachos que lleva por nombre Qué estás haciendo ahí? (del original Was machen Sie da? ) y que los pienso presentar en el suelo como en la foto] [4]

 

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche, en Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[4] Porque interrumpe, porque desvía en exceso.

Uno de los motivos por los que se recomienda crear una nota a pie de página.

La isla de los calcetines de Grace Weinrib.

“Sólo el uso de notas al pie permite que los textos de los historiadores no sean monólogos sino conversaciones” (Grafton). La digresión, el comentario.

Diálogo y proximidad entre autor y lector.

El primer tomo de la Historiarum (Britanniæ) del jurista inglés Richard White of Basingstoke (1539–1611) está compuesto por diecinueve páginas y noventa y siete notas.

Las notas de Jorge Eduardo Eielson en Canto visible. “Esta vertical celeste proviene de alfa de centauro”.

 


[*Una colección de acuarelas que estoy pensando presentar con un sistema de títulos que sean pistas al azar de los crucigramas que recorté anteriormente. Pensaba imprimir un diario y ponerlo con un dispositivo de lectura que me traje de Viena (que era típico en los cafés de allá desde hace muchos años).] [5]

 

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche, en Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[5] En una publicación impresa, una nota puede habitar al costado del texto principal. También puede ser exiliada a las páginas finales del capítulo o libro.

Incomodidad.

Interrupción.

Autoridad.

“Lo que era horizontal se vuelve vertical”. Daniel Spoerri a propósito de sus Tableau Piège.

¿Una nota a pie de página puede estar colgada de una pared?

En el capítulo IV de su monumental Mundus subterraneus (1665), el sabio jesuita Athanasius Kircher escribe sobre las “Tempestates horrendæ inter Japoniam & Chinam, & causa harum”. En una nota revela como fuente el libro 6 de Hydrographia de P. Furnerio.

Las horrendas tempestades entre Japón y China, y la causa de ellas.

 


[*parte de la colección del Musée Légitime. Quiero dejar montadas un par de obras en la pared de forma simbólica, y el día de la inauguración llevar el sombrero y hacer un despliegue del museo.] [6]

 

Vista de la exposición "Pie de Página", de Martín La Roche, en Galería Die Ecke, Santiago de Chile, 2018. Foto: Alvaro Mardones

[6] En su historia de la nota a pie de página, Anthony Grafton nos cuenta que, debido a su condición aparentemente marginal, las notas a pie de página han sido utilizadas como estrategia para sortear una censura, para escribir algo y que nadie se dé cuenta.

Un guante de dedos.

Un meteorito.

Un exvoto.

Un netsuke.

[N del T.]: “Un mahout es la persona que maneja y conoce a un elefante. En hindi, la palabra significa precisamente «montador de elefantes»”. La liebre con ojos de ambar, Edmund de Waal.

 

The following two tabs change content below.

Megumi Andrade Kobayashi

Nace en 1985. Es Doctora © en Estudios Americanos IDEA-USACH. Licenciada y Magíster en Literatura de la Universidad de Chile, y Magíster en Estudios de la Imagen de la Universidad Alberto Hurtado. Es profesora en la Escuela de Literatura de la Universidad Finis Terrae y en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca. Investiga en el ámbito de las relaciones entre texto e imagen en el arte y la literatura contemporánea, y en poesía y literatura experimental. Ha publicado ensayos y artículos sobre Paulo de Jolly, Mario Bellatin, Hiroshi Sugimoto, Demian Schopf, entre otros.

Latest posts by Megumi Andrade Kobayashi (see all)