Partiendo de la premisa de la indivisibilidad entre mente, cuerpo y espíritu, el trabajo de Melissa Guevara (El Salvador, 1984) aborda la naturaleza humana desde un punto de vista holístico, metafísico y existencialista. A través de instalaciones, intervenciones, videos y objetos, la artista reflexiona sobre este aspecto dual del ser humano, entre lo material y lo intangible.

Del cuerpo como materia, le interesan sus elementos físicos, químicos y minerales. La mente, como conciencia de la presencia y la existencia, es para Guevara lo que nos sostiene y define. Su obra también aborda la espiritualidad ligada a la mente a través de la investigación de rituales y procesos que trascienden la memoria individual y colectiva de nuestro propio contexto.

En la acción -y posterior registro fotográfico- I am still alive (Todavía estoy viva), por ejemplo, Guevara se apropia de la frase del artista On Kawara para tatuarla en la parte posterior de su cuello, un soporte efímero y negado de su propia vista, enfatizando de este modo el carácter finito de la vida. En otra serie de obras, en tanto, la artista convierte en reliquias los huesos humanos de personas anónimas mediante un proceso de “dorado”, llevándolos a trascender a través del objeto.

Melissa Guevara -miembro del colectivo The Fire Theory– recurre a una serie de elementos que hacen referencia a la noción de transformación -arcilla, suelo y restos humanos-, los que en definitiva dictan su interés recurrente por la delgada línea que existe entre la vida y la muerte.

Melissa Guevara, Inflection point (de la serie "Reliquias"), 2014, vértebra cervical dorada, cojín, 18 x 18 x 10 cm. Foto: The Fire Theory © Cortesía de la artista
Melissa Guevara, Antropometría, 2012, relojes de arena y polvo de huesos humanos. Foto: The Fire Theory © Cortesía de la artista
Melissa Guevara, I am still alive, 2015, hueso humano grabado. Foto: The Fire Theory © Cortesía de la artista
Melissa Guevara, No es esto, 2009, huesos humanos y barro. Foto: The Fire Theory © Cortesía de la artista
Melissa Guevara, Entre las aguas, 2017, stills de video. Cortesía de la artista
Melissa Guevara, Paralelismo, 2017, intervención en espacio público. Cortesía de la artista
Melissa Guevara, Paralelismo, 2017, intervención en espacio público. Cortesía de la artista

Imagen destacada: Melissa Guevara, I’m still alive, 2015, tatuaje en el cuerpo de la artista, registrado en fotografía. Cortesía de la artista