Galería Aninat, en Santiago, inaugura su nueva sede con una exhibición histórica e inédita de Elías Adasme, artista de la Escena de Avanzada, pionero en la incorporación del performance y acciones de arte en los años 80. Bajo el título El arte debe ser ineludible y la curaduría de Silvio de Gracia, la muestra estará abierta en la sala principal de la galería del 10 de mayo al 3 de junio de 2018.

El arte debe ser ineludible constituye una aproximación inédita e indispensable a la obra de un artista que, pese a su reconocimiento internacional, permanece invisibilizado o escatimado por los relatos oficiales del arte chileno. Esta exhibición intenta saldar esa deuda presentando por primera vez en Chile un conjunto de piezas con lo más trascendente, característico y amplio de su trabajo, que incluye desde sus históricas acciones de arte en el contexto dictatorial hasta obras más recientes que nos interpelan sobre la crueldad y la injusticia de un mundo siempre convulsionado. Este conjunto, integrado por foto-performances, videos, collages y una instalación, revela en todas sus facetas a un creador comprometido con la búsqueda de una belleza cruda, deslumbrante y crítica. En definitiva, la opción por un arte urgente y replicante, un arte que pueda incidir de manera dinámica y eficaz sobre la realidad, no sólo para cuestionarla sino también para intentar su transformación.

La muestra incluye el políptico A Chile (1979-1980), obra que se encuentra en el Museo Reina Sofía y que graficó la muestra sobre Latinoamérica que realizó esta importante institución. Esta es una de las piezas más representativas de la trayectoria artística de Elías Adasme y fue exhibida por primera vez en la Bienal de París de 1982. Cuatro de los cinco paneles que constituyen la obra muestran acciones del artista llevadas a cabo en las calles de Santiago entre diciembre de 1979 y diciembre de 1980. El quinto describe los lugares públicos donde mostró las imágenes de las foto-performances y la medición del tiempo que éstas permanecieron pegadas en las calles antes de ser arrancadas. El conjunto esboza una cartografía del dolor representada mediante el cuerpo semidesnudo del artista, erguido o colgado boca abajo, junto al mapa longitudinal de Chile, usado, según las palabras de Adasme, “como metáfora y confrontado al espacio ‘construido’ socialmente como: privado – público – íntimo”.

Elías Adasme vive y trabaja en Puerto Rico desde 1983, año en que decide autoexiliarse tras varios arrestos y amenazas de muerte por parte del régimen de Pinochet. Pertenece al grupo de artistas que la escritora Nelly Richard denominó Escena de Avanzada, artistas que se caracterizaron por desarrollar estrategias de activismo artístico y contra-narraciones materializadas a través de la performance y la intervención en el espacio público.

 

Biblia/Pietá, de Carlos Leppe, Juan Dávila y Nelly Richard, performance de 1982. Cortesía: Archivo Carlos Leppe
Julia Toro Donoso, Biblia/Pietá, de Carlos Leppe, Juan Dávila y Nelly Richard. Cortesía: galería Isabel Aninat

También como parte de las celebraciones por su nuevo espacio, la Galería Aninat presenta dos exposiciones más: en su sala Pieza Única se presentará Biblia/Pietá, registro del emblemático performance que el artista Carlos Leppe realizó en conjunto con Juan Domingo Dávila y Nelly Richard en el Instituto Francés de Cultura durante mayo de 1982, mientras que en el espacio Gabinete se ha organizado una muestra de la artista Teresa Aninat titulada Pasión Austral.

Biblia/Pietá se presenta mediante el registro fotográfico de Julia Toro Donoso y la reproducción de los textos utilizados dentro de la obra. El performance consistió en una escenificación de La Pietá con los roles de género invertidos, donde Dávila representaba a la Virgen y Richard a Jesucristo muerto; Leppe, mientras tanto, ingresa a la escena vestido de terno y corbata, pero con la cara maquillada y con pestañas postizas. Leppe se lava la cara y enciende una proyección de un video donde se repite la escena de La Pietá, pero esta vez con dos hombres. Mientras se proyecta el video, Leppe lee en voz alta un texto sobre su postura ante el arte chileno.

Esta obra marca un hito dentro de la Escena de Avanzada por su crítica a la representación normativa de los géneros dentro de la tradición artística, y por juntar en escena a estos tres notables exponentes de la vanguardia artística y cultural de Chile en tiempos de la dictadura militar.

Teresa Aninat presenta en una nueva instalación sus exploraciones artísticas por los faros situados en los extremos del continente americano y rescata la historia de los primeros exploradores que abrieron las rutas de navegación. Pasión Austral es un proyecto de investigación sobre la relación entre el arte como exploración y la navegación marítima y su afán de abrir rutas y crear soberanía marítima.

En esta obra, Teresa Aninat rescata la utopía del territorio inexplorado a través de una serie de exploraciones artísticas por los confines del territorio americano rescatando, desde la óptica del arte, las historias de los primeros exploradores y los signos y ritos del mundo marítimo. Este proyecto se presentó por primera vez en el Museo Marítimo Nacional de Valparaíso en mayo del 2016.

Teresa Aninat ha desarrollado un trabajo de investigación artística en torno a las temáticas de arraigo e identidad personal y colectiva, plasmados a través de una incesante exploración personal a través de distintos tipos de territorios: naturales, institucionales, colectivos. Es así como su obra se ha construido en base a exploraciones performáticas por el desierto de Atacama y la región de Tarapacá, la Cordillera de los Andes, la Patagonia, el Extremo Austral (Cabo de Hornos) y el Océano Pacífico.

 


Imagen destacada: Elías Adasme, A Chile, 1979-1980, cinco fotografías impresas, registro de acción. Cortesía: Museo Reina Sofía, Madrid