La artista visual Pilar Quinteros (Santiago de Chile, 1988) es la ganadora de Beca AMA 2018 que otorga la Fundación AMA de Chile, la cual le brinda la oportunidad de realizar una residencia artística completamente financiada en el Estudio Residencial Juan Yarur Torres, ubicado en Gasworks, Londres, del 1 de octubre al 17 de diciembre de 2018 (11 semanas).

El objetivo de la beca es promover el desarrollo profesional de los artistas visuales chilenos contemporáneos, poniendo énfasis en el proceso creativo más que en la entrega de un producto final. Desde 2008, Beca AMA ha ayudado a impulsar las carreras de artistas hoy reconocidos internacionalmente, como Catalina Bauer, Cristóbal Lehyt y Nicolás Franco.

Licenciada en arte por la Pontificia Universidad Católica de Chile (2011), el trabajo de Pilar Quinteros se ha desarrollado en distintas técnicas: videos, performances, instalaciones, dibujo. “En mi obra hay de todo, porque es un proceso que registro íntegramente desde que elijo el lugar hasta que está montada la pieza. Es muy experiencial”, explica. “Siento mucha emoción y entusiasmo por saber que Fundación AMA me permitirá estar tres meses en Londres pensando, investigando, viviendo y haciendo cosas con la calma de poder dedicarme sólo a eso. Estoy muy entusiasmada y agradecida. Como siempre voy a dar todo de mí”, agregó.

—¿Cómo te enteraste de que eras la ganadora?

—Fue divertido. Justo estaba viendo una película en que Meryl Streep es cocinera y hace todo lo posible porque su libro de recetas se publique y se emociona cada vez que suena el teléfono, esperando que sea algún editor interesado. En eso sonó mi celular y me avisan que gané la beca. Pasé de la ficción a la realidad de un momento a otro, entonces me costó creerlo por un segundo. Me dieron ganas de pedirle a Bernardita Mandiola (directora de Fundación AMA) que me llamara de nuevo y me dijera todo otra vez.

Pilar Quinteros, "Friends of Perpetual Movement", 2017. Vista de la intervención en Galeria Leme, Sao Paulo. Foto cortesía de Proyecto SITU

Sobre la obra de Pilar Quinteros

Pilar Quinteros trabaja con materiales delicados y de poca resistencia, por lo que casi nada de lo que ha hecho resiste el paso del tiempo. Elije materiales de construcción baratos o encontrados que le permitan construir con el cuerpo en el espacio. “Es importante para mí materializar personalmente mis ideas, pues al momento en que éstas surgen siento con todo el cuerpo la urgencia imperante y la necesidad de ver algo que hasta ese entonces no existía. Todo el proceso que lleva a la obra final queda muchas veces registrado en video y en fotos como una forma de compartir con otros y para recordar lo aprendido. Es también una forma de poner en valor el trabajo manual y físico del artista como parte del desarrollo intelectual de la obra”, dice la artista.

Su trabajo surge de la experimentación a través del dibujo en el espacio público. Producto de esa primera inquietud, realizó intervenciones con objetos construidos en cartón que representaban diferentes elementos de ornato y de uso común que componen el imaginario urbano. “La acción que realizaba en ese entonces (2009-2010) era de reemplazo del primer objeto por su representación monocroma y en volumen. Luego de una serie de estos ejercicios mis observaciones del contexto urbano me llevaron a realizar una serie de trabajos relativos a la arquitectura de la ciudad”.

La artista experimenta con diferentes materiales, como la madera, la espuma, el plástico y la arcilla en trabajos como Cementerio Indio (2015), Smoke Signals (2016) u Oopart (2016).

“La falta de información y la constante destrucción y desaparición de lo que solíamos dar por hecho da pie a que imaginemos mundos inexplorados donde todo es válido. El arte, en ese sentido, lo concibo como el lugar para ello; como un espacio entre lo sagrado y lo profano, en el límite de las cosas, en donde el ser humano busca encontrarse con lo que no puede ver. En el último tiempo he explorado esta idea en trabajos como Janus’ Fortress (2017) y El Faro del Progreso (2017)”, puntualiza.

Vista de la exposición "El faro del progreso", de Pilar Quinteros, en la Galería Gabriela Mistral, Santiago de Chile, 2017. Foto: Rodrigo Maulen

Sobre la artista

Pilar Quinteros obtuvo anteriormente las becas Jean-Claude Reynal 2012 (Fundación de Francia y Escuela de Bellas Artes de Bordeaux) para artistas cuya producción considera el papel como material constructivo principal. Obtuvo el tercer lugar de Beca de Arte CCU 2013 (Santiago, Chile), fue finalista de Future Generation Art Prize 2014 (PinchukArtCentre, Kiev, Ucrania) y mención honrosa en la 31° Bienal de Artes Gráficas de Liubliana, Eslovenia.

Ha exhibido su trabajo en lugares como la 2017 California-Pacific Triennial – Building as Ever (Newport Beach, California, EEUU); Galería Leme (São Paulo, Brasil); 32° Bienal de São Paulo – Incerteza Viva (São Paulo, Brasil); Carlos/Ishikawa Gallery (Londres, Reino Unido); PinchukArtCentre (Kiev, Ucrania, 2014); Casa de las Américas (La Habana, Cuba, 2013); Museo Nacional de Bellas Artes (11° Bienal de Artes Mediales, Santiago, Chile, 2013) y Museo de Arte Contemporáneo (Santiago, Chile, 2010).

También es co-fundadora y miembro activo del colectivo de arte MICH (Museo Internacional de Chile), un grupo de amigos dedicado a generar proyectos de arte desde la práctica del dibujo.

Sobre Beca AMA

La Beca AMA fue fundada por el coleccionista Juan Yarur y la curadora y galerista Cecilia Brunson para promover el arte contemporáneo chileno en el exterior. Creada en 2008, está dirigida a artistas chilenos y financia una residencia anual en Gasworks, Londres. Esta residencia es una de las líneas de trabajo de la Fundación AMA, organización sin fines de lucro cuya misión consiste en crear redes internacionales de contacto para todos los actores del arte contemporáneo, tanto artistas, gestores culturales, curadores, como historiadores del arte.

La Beca AMA considera el respaldo económico necesario para que el becario viva la experiencia de centrarse en el proceso, la investigación y el desarrollo de su obra en un contexto estimulante y amable, rodeado de pares, críticos y curadores invitados que, durante visitas de taller, discusiones y un Open Studio (Taller Abierto), aportan con sus apreciaciones, guía y mirada crítica. El estar en Londres le da al artista la oportunidad de conocer una ciudad diversa y cosmopolita y retroalimentarse de la dinámica de uno de los centros mundiales del arte.

En 2017, la ganadora de la beca fue Patricia Domínguez (1984), quien estuvo tres meses en Londres y reconoce esta residencia como una experiencia fundamental en su desarrollo como artista. “Mi trabajo pasó a un siguiente nivel al poder internacionalizarlo en forma real, y aunque suene divertido, estar en Londres me hizo apreciar aún más el estar produciendo obra en Chile”, cuenta.