El próximo 13 de abril, el colectivo SXC Cooperativa de Artistas presentará una serie de 14 documentales sobre sus 14 miembros, artistas chilenos formados académica y artísticamente durante la década de 1980, en plena dictadura, cuyas historias de vida y obras desentrañan una parte de la historia de Chile. Las cintas serán proyectadas en Espacio O Centro de Arte, dentro del contexto del proyecto Barrio Arte, en Santiago de Chile.

A través de íntimos relatos se va configurando un imaginario común en el que no sólo se lee la evolución del arte chileno en los últimos 30 años, sino también del Chile contemporáneo en décadas donde se registraron cambios radicales. Bruna Truffa, Klaudia Kemper, Paula Zegers, Malu Stewart, Claudia Peña, Marcela Trujillo, Rodrigo Cabezas, Carlos Araya, Mario Soro, Arturo Duclos, Coco González Lohse, Ciro Beltrán, Sebastián Leyton y Enrique Zamudio son los artistas retratados a través de documentales de aproximadamente siete minutos de duración.

Se trata de creadores provenientes de diferentes escuelas de arte, lo que enriquece y facilita una nueva lectura sobre su trabajo desde una matriz pictórica-gráfica, observando desde esa perspectiva sus cambios, crecimiento y desarrollo a lo largo de los años. Además, estas narraciones constituyen un registro íntimo donde sus protagonistas reflexionan acerca de sus propios caminos, cómo llegaron al arte y de qué forma lo viven cotidianamente.

En este contexto, el proyecto representa una generación y una conjetura histórica a partir de ciertos hitos: varios de ellos compartieron los años de juventud universitaria en una encendida atmósfera de resistencia a la dictadura, el nacimiento de la estética new wave como movimiento contracultural y una activa vida bohemia tras el ablandamiento de ciertas prácticas represivas, como el fin del toque de queda y el estado de sitio.

Esta generación de artistas comienza a exponer durante la década de los ochenta, estableciendo distintas filiaciones tanto con la Escena de Avanzada como con los pintores neo expresionistas que les permite participar desde sus propias veredas y con cierto grado de independencia del así llamado retorno de la pintura, como también de las prácticas post conceptuales que dominan el panorama de los noventa.

El registro se realizó, en la mayoría de los casos, en sus propios talleres, de manera de captar la vida cotidiana y acercar el artista al espectador. “La idea fue capturar el hábitat del entrevistado y su esencia en el cotidiano y mostrarlo desde su dimensión humana. Hurgamos en los rincones de cada taller, en su intimidad, sus rituales domésticos y de creación, desentrañando sus intereses y obsesiones y cómo es el proceso de obra de cada uno”, reflexiona la artista visual y miembro del colectivo Klaudia Kemper, a cargo de la dirección, quien, junto a Isidora Gálvez en la cámara y Rodrigo Muñoz en el sonido dieron vida a estos documentales.

La impronta que dio Kemper a la dirección se basó en su propia experiencia como artista visual y miembro de la cooperativa, lo que la convierte, además, en parte activa del proyecto, entregando una visión de artista a artista que nutrió el trabajo documental e imprimió una atmósfera profunda e íntima.

El artista Jorge "Coco" González, protagonista de uno de los documentales de SXC Cooperativa de Artistas. Foto: cortesía SXC Cooperativa de Artistas.