La galería neoyorquina Alexander and Bonin presenta Eu, mestiço (Yo, mestizo), exposición de la obra más reciente de Jonathas de Andrade (Brasil, 1982), que toma como punto de partida un estudio antropológico titulado Raza y clase en el Brasil rural, llevado a cabo por la Universidad de Columbia en asociación con la UNESCO a principios de los años cincuenta. En un momento en que Brasil era visto como un epítome de la democracia racial, el estudio tuvo como objeto establecer tipologías raciales y buscar una posible génesis estructural del racismo en ese país.

El estudio se basó en entrevistas que hicieron uso de fotografías de brasileños negros, blancos y de razas mixtas. A los habitantes de Brasil se les mostraron estos retratos y se les pidió que calificaran el atractivo, la presunta riqueza, la inteligencia, la ética laboral y la moralidad de estas personas, entre otros atributos. Los resultados del análisis evidentemente presentaron estereotipos racistas. Y aunque las fotografías utilizadas para realizar el interrogatorio llevaron a los participantes a manifestar prejuicios, las imágenes mismas no se incluyeron en la publicación resultante.

Vista de la exposición "Eu, mestiço", de Jonathas de Andrade, en Alexander and Bonin, Nueva York, 2018. Cortesía de la galería

“Ver el libro con ojos contemporáneos no solo ofrece una imagen violenta del racismo en ese momento”, señala el artista, “sino que también atestigua cuánto racismo sigue habiendo en la actualidad”. Como una forma de reflexionar sobre el estudio y revertir su esencia, Andrade decidió crear nuevas imágenes en relación con el texto producido en la década de 1950. El proyecto del artista se llevó a cabo en todo Brasil, en las ciudades de São Paulo, Ilhéus (donde se inició el estudio original), São Luis e Imperatriz. Después de presentar el estudio de la UNESCO a posibles asistentes, Andrade los invitó a interpretar físicamente los tipos sociales presentados en el libro, dando como resultado una serie de retratos de personas que expresan diversas emociones y poses que despiertan un imaginario iconográfico de raza y clase.

Yuxtapuesto a palabras cualitativas tomadas directamente de la investigación de la UNESCO, el trabajo de Andrade produce cierta incomodidad en los espectadores, induciéndolos a reflexionar sobre sus propios prejuicios raciales y de clase. Impresas en un material industrial parecido al usado en los letreros en Brasil, las fotografías recuerdan tanto la estética visual como las imágenes estereotipadas de la publicidad callejera, sacando a la luz las formas en que las imágenes fotográficas continúan dando forma a las preconcepciones sobre raza y clase.

Para su video más reciente, Voyeristico (2018), Jonathas de Andrade se acercó a los transeúntes en las calles de Recife y São Paulo para filmarlos mientras lentamente abrían sus billeteras y mostraban sus contenidos. Construido como una secuencia de instantáneas en un ángulo medio-alto, el video ofrece una mirada inusual en la vida privada de los participantes. El video puede ser leído como un comentario sobre la corrupción endémica en Brasil y los juicios y el encarcelamiento de políticos, o sobre la riqueza y el entorno social de una persona. Esta aproximación voyerista de las posesiones personales también sugiere impulsos fetichistas hacia el papel moneda y la riqueza oculta.

Vista de la exposición "Eu, mestiço", de Jonathas de Andrade, en Alexander and Bonin, Nueva York, 2018. Cortesía de la galería

JONATHAS DE ANDRADE: EU, MESTIÇO

Alexander and Bonin, Nueva York

Del 3 de marzo al 21 de abril de 2018