Tania Bruguera, artista cubana comprometida política y activamente con temas relacionados con la inmigración, el poder institucional, las fronteras, la represión política y los derechos humanos, ha sido seleccionada para crear la próxima Comisión Anual de Hyundai, que consiste en intervenir la Sala de Turbinas del Museo Tate Modern de Londres. Trabajar en este espacio constituye uno de los encargos de mayor prestigio y desafiantes que ofrece una institución pública del Reino Unido.

Aunque aún no se ha definido el tipo de obra que Bruguera presentará en Tate, ésta estaría vinculada a los temas que han informado su práctica a lo largo de los años, incluido su concepto único de Arte Útil, que muy probablemente continuará desarrollando en este nuevo trabajo para la Sala de Turbinas, abierto al público del 2 de octubre de 2018 al 24 de febrero de 2019.

“Tania Bruguera es conocida por la manera original y convincente en la que aborda las principales preocupaciones políticas de nuestro tiempo, no solo en debates sobre arte e historia del arte, sino también con la esperanza de lograr un cambio real en el mundo que nos rodea”, dijo Frances Morris, directora de Tate Modern.

En los últimos 20 años, Bruguera ha utilizado el arte como herramienta para abordar las principales preocupaciones políticas mundiales, a menudo cobrando la forma de una acción política o social en sí misma. Su trabajo cuestiona la naturaleza de las estructuras de poder, los comportamientos y los valores. La artista siempre ha defendido el papel del arte como un agente útil de cambio real en el mundo, al tiempo que utiliza el museo como un foro activo para el debate público.

Los proyectos anteriores de Bruguera incluyen la Cátedra Arte de Conducta, una institución que existió en La Habana desde 2003 hasta 2009, y el recientemente inaugurado Instituto Internacional Hannah Arendt para el Artivismo en La Habana. Su obra Tatlin’s Whisper # 5 (2008), que involucra a dos oficiales de policía montados que realizan ejercicios de control de multitudes dentro del museo, es una de las obras de performance más importantes en la colección de Tate. En 2012, Bruguera hizo una residencia en Tate Modern con su proyecto actual Immigrant Movement International.

La Comisión Hyundai 2018 estará comisariada por Catherine Wood, Curadora Principal de Arte Internacional (Performance), e Isabella Maidment, Curadora Asistente de performance, ambas de Tate, e irá acompañada de una publicación.

Otros artistas que han participado en el programa de la Sala de Turbinas son Olafur Eliasson, el colectivo danés Superflex, el artista y activista chino Ai Weiwei, y la colombiana Doris Salcedo, que creó una enorme grieta que atravesaba el piso del espacio.