Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares es una muestra imprescindible para entender –y poner en su justo valor- las distintas expresiones musicales populares de Venezuela, a partir de la riqueza creativa de un verdadero visionario.

Concebida por el arquitecto e investigador sonoro Guillermo Lares –hijo de Oswaldo Lares y creador junto con la documentalista Laura Jordan del proyecto ArchivOlares– la exposición, que se presenta en ABRA (Caracas), ofrece una lectura contemporánea del material correspondiente a las actividades de investigación, documentación y difusión realizadas por Oswaldo Lares (Maracaibo, Venezuela, 1932) entre 1969 y 1991, en su lucha por preservar y dar a conocer la música tradicional venezolana dentro y fuera del país.

En esta, la primera muestra del proyecto ArchivOlares que se realiza en Caracas, Guillermo Lares se apropia de las recopilaciones musicales para mostrar -a través de grabaciones de campo, fotografías, diapositivas, videos y notas originales- las memorias de los viajes de investigación realizados por su padre entre 1969 y 1991, así como la diversidad musical de Venezuela, creada tanto en caseríos indígenas en el Amazonas como en poblaciones afro-venezolanas.

Oswaldo Lares “ha estado atento a las posibilidades técnicas del recuerdo. Interesado por los mecanismos técnicos de conservación, recorrió el país para ubicar y recoger él mismo la huella de manifestaciones populares y tradicionales; grabar, filmar, fotografiar, hacer entrevistas a personajes y cultores, aprender de ellos directamente, para luego transmitirlo con sus propias manos, o transformarlo en discos, libros, darlo a conocer por los medios de comunicación. Definitivamente, ha mezclado la oportunidad misma de su vida con el camino de la tribu”, dice Alejandro Bruzual en el texto de sala que acompaña a la exposición.

Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA
Vista de la exposición "Entre cuentos y encuentros: Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares", en ABRA, Caracas, 2018. Foto: María Teresa Hamon. Cortesía: ABRA

Entre el material exhibido en esta muestra –bajo la museografía de Guillermo Lares y Luis Romero– se incluyen una selección de objetos, pinturas, instrumentos musicales e implementos de grabación utilizados por Oswaldo Lares en sus viajes de investigación; una instalación sonora; una selección de sus programas de radio titulados La Revuelta (que salieron al aire entre 1979 y 1991 por la Radio Nacional de Venezuela); videos de sus viajes de investigación, entrevistas, relatos sobre sus encuentros con los distintos músicos y cultores; y producciones discográficas realizadas por Oswaldo Lares y la agrupación Convenezuela entre 1969 y 1983.

También forma parte de la muestra el disco Música de Venezuela – The Archive of Oswaldo Lares 1972-1981, lanzado en diciembre pasado en Caracas en el marco de la exposición, con una presentación de los músicos tradicionales Dámaso Mendoza (Kico) y Rafael Camatagua, cultores del joropo tuyero, y el joven músico caraqueño Isaac Sasson, con su proyecto Memorias del canto campesino.

Además, todos los días durante la muestra se ha hecho una retransmisión del programa de radio La Revuelta, en las afueras de la galería, y virtualmente a través de www.archivolares.org. La programación de las retransmisiones está disponible tanto en sala como en las redes sociales de la galería (@abracaracas).

Oswaldo Lares “nunca se dejó condicionar por instituciones públicas o privadas, políticas o comerciales, porque no esperaba nada a cambio, y esto le otorgó lo grato de la libertad, sin la cual el camino hubiera sido otro. Fue heredero directo, entre otros, de Juan Liscano, poeta y folclorista, quien supo que la tradición era una fiesta e hizo de la diversidad una nación siempre posible, y de Fredy Reyna, concertista de cuatro y coleccionista de colecciones, su primer maestro de arte, que lo inició en el misterio de las cosas fundamentales, que sólo tienen valor en sí mismas”, comenta Bruzual.

Convenezuela en Barinas c.1976. Cortesía: ArchivOlares/ABRA

ENTRE CUENTOS Y ENCUENTROS: UN VIAJE SONORO DESDE EL ARCHIVO DE OSWALDO LARES

ABRA, Centro de Arte Los Galpones, Caracas

Hasta el 18 de febrero de 2018

Entre cuentos y encuentros – Un viaje sonoro desde el archivo de Oswaldo Lares es un proyecto de ArchivOlares, realizado con el apoyo del Fondo Internacional de Coproducción del Goethe-Institut, el Instituto Goethe en Caracas, Fundalares y ABRA; con la participación de Roberto Lares en la digitalización de programas de radio originales; Mariángeles Pacheco, asistente de producción, digitalización de material fotográfico, fotografía, video y edición de entrevistas; Laura Jordan en la edición de videos originales; Iván Gozón en la ingeniería de sonido; Diana Restrepo y David Medina (Trasonante), piezas de audio; Nelson Garrido en la fotografía de carátulas originales; David Medina, plataformas web; Juliana Toro, diseño gráfico de fanzine; Alex Wright en el diseño de imagen publicitaria; Iliana Goncalves y Mónica Sánchez en las transcripciones; Oswaldo Lares Landaeta en la restauración de piezas; y Memorias del canto campesino (Isaac Sasson), música. Los textos son de Alejandro Bruzual, Laura Jordan, Mardon Arismendi y Guillermo Lares; y el mobiliario de Julio Loaiza.